10 de octubre de 2008

TITULARING

Desempolvando materiales que han permanecido guardados en cajas durante el verano por razones de traslado (seguimos en obras por tercer curso consecutivo), hace una semana me topé con un juego de mesa (de lengua) que adquirimos tiempo ha, el Titularing. Se trata de un juego que ofrece una forma de divertirse creando titulares de prensa. Consta de dos barajas, unas fichas y un reloj de arena de 1 minuto de duración.
Una de las barajas se compone de letras del alfabeto (algunas de las cuales aparecen repetidas) y la otra ofrece temas o bien titulares incompletos (Novio celosos... / Un anciano de 90 años...). Entre los temas, figuran por supuesto las secciones clásicas de un periódico (Sociedad, Economía, Política Nacional...), pero se incluyen otros (Efemérides, Obituarios, Información del tráfico...). La baraja cuenta además con cartas comodín.
Hoy viernes, a última hora, he traído el juego a clase de 2º ESO B (¿qué es eso?, seño) y he propuesto a mis alumnos (algo desmotivados por la lengua) jugar (saco yo, saco yo...) con el pretexto silenciado de analizar estructuras y modalidades oracionales.
No he seguido al pie de la letra las reglas del juego, según las cuales hay que sacar una carta de un tema y cuatro letras. En un minuto, los jugadores deben componer un titular que contenga cuatro palabras que empiecen por las letras elegidas y en el mismo orden en que han ido saliendo (no cuentan los determinantes, ni los relacionantes). ¡Demasiado difícil para ellos!
Nosotros hemos jugado de la siguiente forma:
Hemos sacado una carta de la baraja de los temas, hemos elegido cuatro letras y las hemos anotado en la pizarra. A continuación, todos han escrito un titular en el que debían aparecer necesariamente las cuatro letras (a principio, interior o final de palabra). Posteriormente, hemos anotado en la pizarra las frases realizadas por los alumnos cuya inicial coincidía con las letras o estaba más próxima según el orden alfabético. Y con esas frases, hemos estado analizando cuestiones de ortografía, estilo, concordancia, adecuación al tema, modalidad oracional, estructura sintáctica.
En el húmedo barracón, donde damos clase no se oye el timbre. Se nos ha pasado la hora sin notarlo. Cuando hemos salido, no quedaba nadie.


Os lo cuento porque se puede confeccionar el juego de forma casera, bastan dos barajas: una con temas y la otra con letras. Así de sencillo. ¿Quién se anima?

_________________________
Otras entradas relacionadas: Los verbos a concurso | Deletreando, spelling, lletrejant
Gramática de los titulares

Otros juegos: Eco y Narciso | English Time |

8 comentarios:

  1. Me parece una actividad muy divertida. ¡Me la apunto!

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo el titularing en casa y he jugado con amigos. Con los alumnos hemos jugado a hacer nuevos acrónimos a partir de conocidos (como el clásico chiste sobre la RENFE), son actividades que funcionan muy bien

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:36 p. m.

    No conocía este juego, pero sí otros que resultan también muy útiles como Cifras y letras o el Pictyonari.

    Andrea

    ResponderEliminar
  4. Anónimo, los juegos de mesa son también un recurso para el aula y los que citas buenos ejemplos.

    Marian, acabo de descubrir tu blog gracias a tu visita. Nos seguimos.

    Eduideas, el juego de los acrónimos lo he llevado a la práctica en tutoría con palabras del ámbito escolar y es verdad que da mucho juego.

    ResponderEliminar
  5. En los Programas de Refuerzo Lingüístico (PRL) empleamos muchos juegos en el aula: el bingo, las cartas, el ahorcado, crucigramas y cuantos caen en nuestras manos. Tratamos de aprender lengua divirtiéndonos, así que me anoto esta nueva propuesta. ¡Gracias, Lu!

    ResponderEliminar
  6. La lengua puede resultar árida. Todos estos recursos son bienvenidos para hacerla más atractiva. A mí me gustaespecialmente el scrable del que tenemos varios ejemplares.

    ResponderEliminar
  7. Estupendo una vez más. Seguro que a los alumnos les salen titulares más inteligibles que a los periodistas.

    ResponderEliminar
  8. Me encanta leer descripciones de horas de clase tan fantásticas... Yo todavía recuerdo algunas de mi época de alumno y las de ahora justifican todo el trabajo y la dedicación.
    Los recursos están siempre cerca, sólo hay que saber darles la forma adecuada en el momento preciso. Como tú lo has hecho de forma tan genial.

    ResponderEliminar

Deja un comentario