2 de marzo de 2010

Amor perifrástico


Oliverio Girondo, de nuevo. Esta vez bajo el pretexto de las perífrasis verbales (así me perdone).  Intentando dar sentido a la enseñanza de estas construcciones verbales en 1º de bachillerato, recuperé el poema "se miran, se presienten, se desean..." para demostrar cuán necesarias son las perífrasis para expresar matices de significado. Hemos visto ejemplos - los clásicos, los de siempre, los imprescindibles- para introducir el tema. Pero el verdadero ejercicio ha consistido en transformar las formas simples del poema en perifrásticas. Primero cada alumno ha escrito su propuesta (en la intimidad de su casa). Seguidamente, tras pensar qué tipo encajaba mejor con la expresión de la acción,  hemos dado con una solución de forma colaborativa (con algunas licencias, respecto de la versión original). El erotismo del poema -que no de la materia verbal- creo que ha jugado a su favor. ¿Un ejercicio de poesía hecha gramática o viceversa? Empiecen a reflexionar, pónganse a pensar en la respuesta, pero antes, sigan leyendo.

Poema de Oliverio Girondo
Se miran, se presienten, se desean,
se acarician, se besan, se desnudan,
se respiran, se acuestan, se olfatean,
se penetran, se chupan, se demudan,
se adormecen, se despiertan, se iluminan,
se codician. se palpan, se fascinan,
se mastican, se gustan, se babean,
se contunden, se acoplan, se disgregan,
se aletargan, fallecen, se reintegran,
se distienden. se enarcan, se menean,
se retuercen. se estiran, se menean,
se estrangulan, se aprietan, se estremecen,
se tantean, se juntan, desfallecen,
se repelen, se enervan, se apetecen,
se acometen, se enlazan, se entrechocan,
se agazapan, se apresan, se dislocan,
se perforan, se incrustan, se acribillan,
se remachan, se injertan, se atornillan,
se desmayan, reviven, resplandecen,
se contemplan, se inflaman, se enloquecen,
se derriten, se sueldan, se calcinan,
se desgarran, se muerden, se asesinan,
se buscan, resucitan, se refriegan,
se rehúyen, se evaden, y se entregan.

Versión de los alumnos
Se empiezan a mirar, se van presintiendo, se están deseando,
se están acariciando, empiezan a besarse, se van desnudando,
se empiezan a respirar, se van a acostar, se empiezan a olfatear,
se acaban de penetrar, se siguen chupando, se siguen demudando,
se empiezan a adormecer, se acaban de despertar, se siguen iluminando,
se vuelven a codiciar, se ponen a palparse, empiezan a fascinarse,
se vuelven a masticar, se están gustando, se siguen babeando,
se acaban de acoplar, se están disgregando,
se continúan aletargando, acaban falleciendo, se vuelven a reintegrar.
cesan de distender, siguen enarcándose, se acaban de menear,
se ponen a retorcerse, a estirarse,
se vuelven a apretar, están a punto de estremecerse,
suelen tantearse, juntarse y desfallecer,
andan repeliéndose, enervándose, apeteciéndose,
vuelve a acometerse, a enlazarse, a entrechocarse,
a agazaparse, a apresarse, a dislocarse,
siguen perforándose, incrustándose, acribillándose,
se acaban de remachar, de injertar, de atornillar
vuelven a revivir, vuelven a resplandecer
se suelen contemplar, se empiezan a inflamar, siguen enloqueciendo,
se están derritiendo, van a soldarse, acaban calcinándose,
se siguen mordiendo, se terminan asesinando,
vuelven a buscarse, están resucitándose, siguen refregándose
van a rehuirse, empiezan a evadirse y vuelven a entregarse.

22 comentarios:

  1. Seguro que, por una vez, no les ha importado producir un texto más largo que el original. Se nota que la primavera "va llegando" ;-)

    ResponderEliminar
  2. En efecto, Lu, Toni... normal que se lo hayan pasado pipa, normal que hayan descubierto la poesía, normal que adoren ciertos verbos, normal que se note que casi es primavera... Por cierto, ¿qué es una perífrasis? :)
    ¡Felicidades por la elección del poema!

    ResponderEliminar
  3. Convertir la poesía en gramática, la gramática en vida, y la vida en poesía. Esto sí que es una competencia básica.

    Excelente, Lu. Eres un pozo inmenso de ideas.

    ResponderEliminar
  4. Estupenda idea. La verdad es que el poema da para mucho. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Una idea luminosa, sin duda. De esas que, en las viñetas de cómic, se ilustran con una bombillita incandescente.

    Si no te molesta, la recojo para que la trabajen mis bachilleres. Doble acierto: perífrasis y valores de SE.

    Salu2.

    ResponderEliminar
  6. Es que hay que buscarle algún sentido a la enseñanza gramatical, y éste me parece estupendo. Seguro que no se les van a olvidar las perífrasis en la vida...

    ResponderEliminar
  7. Gramática amorosa, sexual... ¡Qué bella lección de tantra en las aulas! Además todo realizado perifrásticamente parece que se extiende en el tiempo, que se demora, que va más allá, que no concluye, que se contempla en su duración que no debía acabar sino con un cigarrillo y un chupito de bourbon. Muy bueno.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo11:54 a. m.

    Os escribo en el descanso. Acabo de salir de clase y tengo en mente todos los comentarios de los alumnos. No puedo escribilos por falta de tiempo y sé que mi memoria los recordará, pero no fielmente. De todas formas es unánime. A ellos la versión perifrástica de este encuentro amoroso con réplicas (dejémoslo así) les parece mejor expresado mediante las perífrasis. Creo que aciertan.
    Y es cierto que se lo han pasado bien. Ahora los matices de las perífrasis las asocian a un contexto erótico muy cercano a sus intereses. No creo que se les olvide.


    Lu

    ResponderEliminar
  9. Las perífrasis surgieron para aportar matices temporales y la poesía nació para llenar necesidades expresivas... Este trabajo también nace para rellenar "carencias metodológicas" al juntar maravillosamente las dos anteriores. Gracias, Lu, por mostrarnos nuevos y necesarios caminos.

    ResponderEliminar
  10. Otra variante de esta interesantísima actividad, Lu: tomar un diálogo con verbos dicendi, o sin ellos, y sustituirlos, o complementarlos, con perífrasis, procurando que no se repita ninguna.

    Esto lo hacía yo hace años, cuando tocaba el tema de las perífrasis verbales y sus infinitas variantes. La verdad es que resultaba divertido.

    Por cierto, en los capítulos finales de "La noche de los tiempos", la última novela de Antonio Muñoz Molina, hay unos diálogos vivísimos, sin ningún verbo dicendi. Pueden ser un material muy interesante para plantear diversas actividades didácticas sobre el estilo directo y el indirecto, el uso de verbos introductorios del diálogo, las perífrasis, etc. Si te interesa, puedo darte la referencia exacta.

    ResponderEliminar
  11. Qué experiencia más chula! Me ha encantado, me la apunto para mis alumnos.

    Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. Gracias Patxo, por tu cálida visión de la actividad.

    Eduardo, me parece muy interesante la referencia que das. Sí me interesa. Muchísimo.
    Por cierto, veo que tú también caes en la trampa de sacar partido a la lectura con finalidades didácticas. Creo que habría que inventar una palabra para esta práctica lectora. Aunque yo la llamo "esquinas dobladas". En todas las obras que he leído, he doblado alguna, y cuando recurro a ellas, sé dónde están los textos que me interesan.

    Inés, como ves esta experiencia se ve enriquecida por las sugerencias de Eduardo. Apúntatelas todas. Yo haré lo mismo.

    ResponderEliminar
  14. Lo prometido es deuda, Lu:

    Antonio Muñoz Molina, La noche de los tiempos, Barcelona, Seix Barral, 2009.

    El primer diálogo sin verbos dicendi ocupa las páginas 891-895, del capítulo 35. Es un diálogo vivísimo, muy logrado.

    El segundo, del mismo capítulo, en las pp. 904-910, también sin verbos dicendi, pero con parlamentos más largos (alguno larguísimo), por lo que resulta menos aprovechable para actividades didácticas.

    Ya nos contarás qué se te ocurre.

    Por cierto, yo leo siempre pensando en diversos aprovechamientos: no tanto material para el aula, sino sobre todo ideas para las reseñas. Y, en el caso de la novela de Muñoz Molina, he estado tomando notas como un loco en la PDA (más de 3 páginas, minuciosamente tecleadas con la punta de los deditos).

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué excelente ejercicio! El presente eterno del amor y la abolición del tiempo en el acto erótico del poema de Girondo lo convierten los chicos en un prisma de matices con sus múltiples y bien trabajadas perífrasis.
    Felicidades, Lourdes.

    Mª José Chaves (alumna del curso on-line)

    ResponderEliminar
  16. Muchísimas gracias, Eduardo. No dudes que me haré con el libro y lo leeré (no sólo los fragmentos).

    En cuanto a tus notas para reseñas, no me extraña que sean tan ricas en referencias intertextuales. Nos acabas de revelar el secreto.

    ResponderEliminar
  17. Hola María José, ¡qué sorpresa verte por aquí y qué alegría! Ojo que esto de los blogs es como un brebaje que engancha.

    Un saludo

    Lu

    ResponderEliminar
  18. Una actividad preciosa. Qué importante es la selección de textos para el trabajo en la clase de lenguas. Con textos como éste no se necesita motivación adicional.

    ResponderEliminar
  19. Jolín, otra actividad preciosa, con un texto no menos precioso, para tratar algo tan espinoso como las perífrasis verbales. Seguro que así se les habrá quedado mejor que con el método tradicional. Apuntamos la enésima idea que nos aportar.

    ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  21. Nos gustaría informaros de la convocatoria del Certamen Internacional EducaRed.

    Tenéis toda la información en http://www.educared.org/certameninternacional

    Además, aquí podéis ver un vídeo relacionado con el Certamen: http://www.youtube.com/watch?v=GGikEyxxrHc

    El plazo de inscripción finaliza el 16 de abril. Si tenéis alguna duda, poneos en contacto con la Oficina del Certamen.

    Un cordial saludo,


    Oficina del Certamen Internacional EducaRed
    Correo electrónico: certamen@educared.org
    Teléfono: 902.905.144
    +34.981.975.621

    ResponderEliminar
  22. Anónimo12:08 p. m.

    No sé si ya sabrás, que Lidia Pujol y Silvia Comes pusieron música a este poema. La puedes encontrar en su 2º álbum.

    ResponderEliminar

Deja un comentario