13 de diciembre de 2006

EL "SE": la gramática de la poesía



Hace días, Felipe Zayas escribía un post con el título "A vueltas con la gramática" en el que volvía sobre el tema de la enseñanza de la gramática y su integración en contextos comunicativos. En él pedía sugerencias, ideas... En un comentario, expuse uno de mis trucos: usar la publicidad. (Quizá más adelante hable de ello.)
Este trimestre, he experimentado con un poema. Ésta es la propuesta:

EL "SE" TAMBIÉN TIENE SU LADO POÉTICO. Ésta es una actividad que propuse a mis alumnos de bachillerato, después de repasar los usos del "SE". El currículum de bachillerato es un yugo que aprieta demasiado y yo soy la primera que intenta salirse de los surcos del temario. Si a mí me agota, no digamos a los alumnos para los que la sintaxis es un hueso duro de roer. Por ello, siempre busco alternativas. Esta propuesta es una de ellas: leer un poema recíproco de Oliverio Girondo y escribir uno en el que aparezca alguno de los tipos de "SE".

Como era esperable, los alumnos han imitado el tono erótico del modelo; si bien hay también otros ejemplos. Hoy hemos leído en clase algunos de sus poemas y cada uno ha hecho la reflexión acerca del "se" o "ses" elegidos. Algunos han leído con cierto pudor; otros, con desenfado. Sea como fuere, la sesión ha servido para reflexionar acerca del uso de esta partícula, más allá de la lista de frases que ofrece el manual.
Podéis leer algunas de las producciones en Lenguablog 2.0, bajo la categoría "El se". Son anónimas por expreso deseo de los alumnos.

4 comentarios:

  1. Me parece una idea luminosa que te copio sin lugar a dudas. La construcción con el "se" da lugar a una prodigiosa variedad de textos ricos en resonancias y matices. Me apropio de ella. Es de lo mejor que he leído hace tiempo. Los textos de tus alumnos son sumamente interesantes. Les propondré el texto a alumnos de cuarto de ESO puesto que no doy bachillerato. A ver qué sorpresas encontramos. Lo publicaremos en el blog de la clase. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  2. Al final, necesitaremos ampliar la jornada laboral -y el calendario- para poner en práctica tantas cosas interesantes. Aunque quizá bastase con desbrozar las programaciones de hojarascas oficiales y volvernos un tanto insumisos.

    ResponderEliminar
  3. Ahí me has pillado, Antonio. Soy obediente hasta donde me dicta el sentido común e insumisa cuando lo establecido se aleja de la realidad. El currículum de lengua es una amalgama de contenidos, algunos de los cuales sería más sensato eliminar.

    ResponderEliminar
  4. Comparto con vosotros vuestras valoraciones. Así que habrá que ir dando "caña". ¿Quién si no lo hará? Por desgracia hay demasiada práctica docente poco reflexiva. ¿Cómo se entiende si no, que una gran mayoría de profesores prefieran lo malo conocido que lo bueno por conocer?

    Lu, al igual que Joselu y Antonio, intentaré hacer "algo" con tus "ses".

    ResponderEliminar

Deja un comentario