1 de diciembre de 2007

Kalipedia: Vuelta la burra al trigo









Mª José Reina se hace eco de la publicación de materiales ajenos en Kalipedia, el portal de Santillana. Isidro Vidal me escribió para comunicarme que había visto enlazados materiales nuestros (como se muestra la imagen). En otro momento, expresé mi desconcierto ante cierta práctica que empieza a ser habitual: la apropiación de materiales educativos por parte de las empresas editoriales con presencia en la Red.

Me asaltan nuevas dudas, dada la situación:

1. Si publicamos materiales en las webs de centro, nadie les da importancia. Si lo hace Santillana, o cualquier otra editorial, ¿puede que obtengamos algún tipo de reconocimiento? (Recomiendo leer este post de Paco).

2. Las editoriales se están lanzando al territorio virtual. Contra ellas poco podemos hacer los bienintencionados profesores que trabajamos creando materiales. ¿Van a ser los portales de las editoriales el fin de este boom de creación y participación gratuita y voluntaria?

3. ¿Qué defensa tenemos los profesores contra la utilización indebida de nuestros materiales por parte de editoriales? Y no me refiero a la citación, que es una práctica legal. Hablo de reclamación de derechos de autor, cuando aparecen ejercicios propios bajo la autoría de otros o alojados en URLs ajenas al autor.

¿Una amenaza educativa?

16 comentarios:

  1. Kalipedia lo que hace es enlazarla en el apartado "Recurso WEB" y reenvía a la WEB donde se aloja la WEBQUEST con una somera información: "Descubre todos los pormenores sobre este extraordinario poeta de la Edad de Plata de la literatura española".

    Yo no veo que se haya apropiado de nada, enlazar es libre, estamos en una red de hipertexto. Además genera tráfico.

    ResponderEliminar
  2. Miguel, como dices (y digo yo también en la entrada) enlazar es una práctica legal.

    Mis dudas empiezan cuando las editoriales incluyen en sus materiales ejercicios y prácticas que son creación de particulares.

    Y también me asalta la duda de si el hecho de que nuestros materiales estén enlazados en portales editoriales es garantía de calidad y si eso va a suponer un avance en el reconocimiento por puntos.

    ResponderEliminar
  3. Néstor1:23 p. m.

    Quien esto escribe siempre tuvo dudas en cuanto al modelo de nagocio de Kalipedia, y así se lo hice saber a Paco cuando lo anunció en su blog a bombo y platillo.
    Me parece demasiada alforja para muy poco viaje (es una opinión personal).
    Hace menos de un año, la blogosfera educativa se levantó en armas contra un fulano que se montó un portal de recursos a base de feeds de blogs ajenos.
    Cuando es una editorial como Santillana quien lo hace, no veo ni siquiera una tímida opinión contraria al respecto.
    Me considero uno de los que "hacen el imbécil", a decir de Paco, ya que no recibo ningún punto por los materiales web que publico, y encima me pago mi propio hosting.
    Aceptamos (pulpo) los enlaces (como animal de compañía)porque estamos en una red de hipertexto, como dice el colega, pero lo que no podemos aceptar es que empresas editoriales (para su negocio), incorporen en sus proyectos curriculares referencias a materiales licenciados en Creative Commons, porque no están respetando dicha licencia.
    Eso te ha pasado atí, Lu, y me temo que empezará a generalizarse, ahora que los currículos están henchidos e hinchados de competencias digitales.
    Mientras tanto, la competencia digital del profesorado sigue sin valorarse en modo alguno. Al igual que otras muchas competencias.

    ResponderEliminar
  4. Al menos Santillana está dotando de portátiles a los departamentos fieles a sus materiales. Así podemos crear más materiales para enlazar.
    No tengo muy claro mi papel en esto, pero no resulta fácil encontrar una solución. Si nuestros materiales están ahí, significa que pueden ser utilizados. Aunque tal vez deberían pedir una especie de permiso moral.
    Y la SGAE ¿qué dice de todo esto?

    ResponderEliminar
  5. Lu las editoriales están en serio peligro en estos momentos, ante la avalancha de recursos que desde internet y sin pasar por su caja pueden y van a ser utilizados. Quieren tenernos a buenas y por eso hasta regalan algún portátil u ordenador de sobremesa, o alguna que otra cosa (¿pizarras digitales?...)

    Bastaría que al curso que viene les ahorrásemos a los padres la compra de libros y se la sustituyésemos por la compra de un PC portátil en los primeros de ESO, por ejemplo, para que toda estructura económica comenzase a caer. Esos alumnos en segundo, seguirían sin libro, y en tercero y ...

    Su punto de apoyo aún lo tienen, precisamente, en el profesorado (una inmensa mayoría) que sin un libro de texto en las manos no pueden dar clase. (Esto también lo saben y lo alimentan)

    ResponderEliminar
  6. Santillana regala portátiles, sí. Y también trabaja por introducir sus proyectos virtuales de pago.
    Si compras sus libros de texto, te ofrecen una clave de usuario para tus alumnos en su Santillana en Red.
    Creo que los tiros van por ahí. Las editoriales están preparando el salto a la Red con libros on line, es decir, saben que muchos profesores nunca prepararán materiales y que los van a necesitar. ¿Qué harán, pues? Sustituirán la compra del libro de texto con la compra de las licencias de materiales virtuales. Así, en lugar de seguir los temas del manual, seguirán los de la Red. ¿Qué habrá cambiado? Solamente el soporte, pero no los métodos.

    Un desperdicio de recursos, un retroceso en la incorporación de las TIC al que habrán contribuido las empresas, en aras del dinero.

    Un dato más:

    Hasta no hace mucho, Santillana pagaba a los docentes que publicaban unidades didácticas en su portal. Éstos las enviaban y, si eran aceptadas, se publicaban con el nombre del autor, pero este recibía una suma nada desdeñable.
    Ahora Santillana ha descubierto que no es necesario pagar, le basta con enlazar. Que sí que ya sé que es legal, pero...)

    ResponderEliminar
  7. Tienes razón, Lourdes, en plantear tus dudas ante la práctica de las editoriales que habéis señalado. Una editorial es una máquina de ganar dinero. Me escandalizo cuando compruebo que un texto de lengua de Text la Galera se vende a 29 euros a los chavales. Es una salvajada. Claro que nos dan ordenadores portátiles. Con lo que ganan les da de sobra para darnos unas migajas. Entiendo tus objeciones pero mucho me temo que no hay nada que hacer. No me gustaría entrar, por otra parte, en que el participar o crear blogs educativos con materiales supusiera puntos ante la administración. Nuestra labor desinteresada dejaría de serlo. Estamos expuestos a lo que está pasando. No es mi caso, pero me identifico con tus dudas y recelos.

    ResponderEliminar
  8. Ya el propio nombre de la enciclopedia llama a engaño, y parece que sea un sitio colaborativo donde profesores de distintas materias dejan sus aportaciones. Y podría serlo si detrás no estuviesen intereses comerciales.
    Yo creo, como Javier, que deberíamos dejar de "recetar" libros de texto a nuestros alumnos. Con el precio de los libros de texto de dos cursos se compra un ordenador ...
    Pasaría como con la música, las editoriales intentarían criminalizarnos como hacen las discográficas. Pero por mucha publicidad en contra, nadie se cree que la piratería sea un delito.

    ResponderEliminar
  9. ¡Ah! Se me olvidaba ... tan contentos estamos porque Santillana regala "un" miserable portátil a quien compra sus libros de texto.
    En mi centro, Burlington Books ha regalado al dep. de idiomas: Un ordenador, otro ordenador, un proyector (tres cursos sucesivos) y este curso ... SEIS ORDENADORES más y una PIZARRA DIGITAL.
    Santillana (y las otras más) nos están tomando el pelo. Los libros de inglés son mucho más baratos y didácticamente están a años luz muy por encima de lo que puede ser el mejor método de castellano.

    ResponderEliminar
  10. Lu, creo que solo nos queda un camino: seguir, seguir y seguir. Difícilmente se va a sujetar ninguna opción de pago y cerrada cuando hay magníficos materiales gratuitos en la red.

    Creo que habría que plantearse en serio lo de elaborar nuestros libros de texto on-line, pero tendríamos que coordinar esfuerzos.

    No me gusta nada la Kalipedia, me parece impresentable que con el material del que dispone Santillana, solo se nos ofrezcan esas migajas de contenidos multimedia, encima con copyright.

    Tenemos que seguir Lu, estamos consiguiendo algo muy importante, estamos consiguiendo que se cuestione el modelo, lo que tenemos que hacer es sólo más de lo mismo y a mayor escala: NO SON NECESARIOS.

    ResponderEliminar
  11. Sólo quiero apoyar el hecho de compartir materiales. Algo debe de estar pasando cuando, con la pasta que se gasta Santillana en publicidad de Kalipedia, portal generalista, sólo logra 300.000 visitas al mes. Entre materialesdelengua.org y lenguayliteratura.org que son TEMÁTICAS y específicas de Lengua casi llegamos a las 200.000. Y si no lo creen visiten www.trafficestimate.com
    Organicémonos para que los recursos libres sean más y más numerosos y eficaces. En la red las aguas acabarán yendo a su cauce.
    Un saludo
    Víctor Villoria

    ResponderEliminar
  12. En temas de audicencia es mejor fiarse de las grandes empresas como son Nielsen o Comscore y no de webs de dudosa reputación.

    En vez de lamentarse tanto tal vez deberían empezar a crear contenidos, publicarlos, hacer una gran web en vez de un blog y ver cuantos usuarios llegan a ella por posicionamiento o mejor cuando logran que alguien les ponga un enlace que dicho sea de paso es la mayor virtud de los blogs, los anillos de las comunidades.

    Aquí el tema no está en las editoriales si no en como pican estas cosas que surgen y funcionan rápidamente.

    A ver si salen más portales como estos de todas las editoriales de todos los tipos y en todos los idiomas y ayudan a que los niños aprendan más que parece que en la escuela no lo consiguen, no hay más que ver el último informe Pisa.

    Por si no se han enterado "El estado de la educación en España es poco menos que desastroso"

    ResponderEliminar
  13. ¿Cómo de dudosa reputación?. El hecho de que no las conozcas te lleva a despreciarlas. Y ahora, como dijo Jack el destripador, vayamos por partes:
    1º. Creo que en esta web no ha habido lamentos. Al menos la gente que yo conozco han creado materiales y los han puesto a disposición de la comunidad de forma altruista, no así las editoriales, que no destacan por su altruísmo (algo que, por otro lado, no les reprocho).
    2º. Aquí no pica nada. Por mí, ojalá surgieran cientos de portales con contenidos libres, pero no es el caso de las editoriales. En Kalipedia los contenidos, a pesar de lo que dijeron en Educared, no son libres ni tienen una licencia CC. Son contenidos de autor disfrazados de libres.
    3º. Me sumo al deseo de que surjan más portales, pero me gustaría que fueran libres, como la wikipedia.
    4º No entraré ahora en el debate Pisa porque sería muy amplio.
    Pues esto es todo, amigos.

    ResponderEliminar
  14. (Víctor, gracias por adelantarte y responder a la intervención de Nuria.)

    Nuria, no entiendo tu mensaje por más que me esfuerzo. Deduzco que te falta información sobre mí y sobre mi actividad en la Red. Si es así, cabría una disculpa por tus palabras.
    Lo que me cuesta más es disculpar el tono de esta afirmación y voy a hacer un esfuerzo por no igualarlo: "Aquí el tema no está en las editoriales si no en como pican estas cosas que surgen y funcionan rápidamente. "

    Te invito a que visites mis otros sitios (ver el blogroll) y a que juzgues de nuevo.

    Yo, como Víctor, no voy a entrar en la polémica del Informe PISA. De todas formas, me parece muy iluso de tu parte afirmar que porque haya más portales educativos la educación va a mejorar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Como muy bien dices Lu, solo desde el absoluto desconocimiento de quien eres y de tu trabajo, se puede hacer un comentario de ese tipo.

    No merece la pena darle ni una sola vuelta, no tengo claro si solo es ignorancia o también mala intención, así que mejor ignorar.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo7:35 p. m.

    Estimados amigos, he seguido con atención su debate. Soy un gran defensor de los contenidos libres y gratuitos (en su totalidad, no a medias) y lo he puesto de manifiesto junto a mis compañeros en la web www.pizarrasinteractivas-recursos.net nuestra filosofía es que si cada visitante a nuestra página aportase 10 actividades o fotografías conseguiríamos un volumen suficiente como para competir con las editoriales que se están "subiendo al carro" de manera (y es una opinión personal de quien ha trabajado con sus materiales) apresurada cual conquista del oeste, y con un rumbo más bien incierto. Nosotros, los profesores, como ya habéis apuntado somos los actores principales de esta historia, y no sólo nos necesitan sino que nos persiguen (por ejemplo con ordenadores portátiles) para que les vayamos guiando y resolviendo una papeleta que a mi modo de ver no son capaces de resolver con eficacia comercial. El problema, del que en un futuro acabarán aprovechándose si no reaccionamos, es que no somos capaces de compartir nuestro trabajo de una forma generosa, totalmente altruista, aunando esfuerzos,y lo vamos diseminando por blogs, webs de centro, y cds que se quedan en el olvido de nuestro cajón.

    Es bonito crear actividades pero es más bonito compartirlas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Deja un comentario