11 de abril de 2017

Encuentros epistolares (una actividad intergeneracional)

Afortunadamente, la inactividad del blog no se corresponde con la realidad. Lo cierto es que me falta tiempo para actualizar este diario, porque es más imperioso preparar clases e incluso completar la obligada y enojosa burocracia de la que es difícil zafarse (programaciones, balances, modelos de pruebas...) que registrar en el blog el día a día docente. El caso es que hoy he encontrado tiempo para contar el desarrollo del proyecto de escritura que hemos realizado en 2º de ESO a lo largo de este trimestre y que culminó el pasado día 4 de abril.

El proyecto se titula Encuentros epistolares (1) y es una actividad intergeneracional que hemos realizado con la ayuda de voluntarios del Casal de la Gent Gran Benet Ribas de Blanes, con el objetivo de poner en contacto, por carta manuscrita, a los alumnos con los ancianos. Fue una idea que me asaltó a finales del primer trimestre, cuando descubrí el apego que muchos de ellos tienen hacia sus mayores. La tertulia familiar vino a confirmar mis sospechas, así que me puse en contacto con la responsable del Casal y le expuse la idea. Solo hacían falta 12 personas dispuestas a cartearse con 12 jóvenes. Y así se puso en marcha el engranaje, sin que los alumnos supieran nada todavía. Tenía que buscar la manera de encajarlo con la programación y también debía hallar la forma de explicárselo a los alumnos. Lo primero fue sencillo, porque usaría como motivación uno de los textos elegidos para debatir en clase, un artículo que plantea la distancia que impone el uso de la tecnología entre jóvenes y mayores. Lo segundo fue más fácil todavía: se lo conté por carta. Escribí una carta común, hice copias manuscritas y las introduje en sobres individuales, para que cada uno tuviera la suya, y las mandé todas juntas a la dirección del centro. No dije nada del proyecto hasta que llegó el sobre, lo abrieron y descubrieron de qué se trataba. Fue un momento de emoción máxima, el primero, porque luego se han sucedido otros cada vez más intensos (como puede verse en la galería de fotos).
Tras la lectura del texto de motivación y la recepción del sobre sorpresa, iniciamos el proceso de lectura de varios modelos de cartas para extraer sus características y así poder abordar la escritura de la carta con un mayor conocimiento del género textual. El siguiente guion recoge las fases del proceso:
  1. MODELOS: Lectura y análisis de varios modelos de carta. 
  2. CARTAS DE IDA: Lluvia de ideas para definir el contenido de las cartas. 
  3. Escritura de un primer borrador 
    Revisión y redacción expandida del borrador inicial
    Lectura colectiva de las cartas
    Revisión grupal y redacción definitiva. Escritura a limpio de la carta (papel y sobre).
    Envío postal 
  4. CARTAS de VUELTA: Recepción y lectura colectiva de las cartas de los abuelos.
  5. ¿QUIÉN ES QUIÉN?: Encuentro presencial. 
Las direcciones de destino de las cartas fueron las de los centros participantes: el INS Serrallarga y el CGG Benet Ribas. Las cartas -cada una en su propio sobre- se mandaron todas juntas en un sobre a la dirección de destino. De esta forma los destinatarios pudieron compartir la emoción de recibirlas el mismo día, leerlas y poder comentar en grupo el contenido de las mismas. 


Ni el guion, ni la descripción del proceso son suficientes para describir lo que ha supuesto el proyecto para este grupo de alumnos, que siguen una adaptación curricular en las materias instrumentales, alumnos a los que les cuesta aceptar su caligrafía (de trazo inseguro), para los que escribir es una tarea ardua que se les resiste. A pesar de sus miedos, de la vergüenza de escribir a mayores de quienes solo conocían el nombre de pila, a pesar de eso, las cartas que han escrito son maravillosas. Y lo son también las cartas que recibieron como respuesta, de las que podéis leer los fragmentos que seleccionamos para comentar el día del Encuentro. 






..........................................................................
(1) Costó decidir el título, porque había otros que también nos gustaban: Acuse de recibo, Correspondencias, Caligracartas, ¿Ha venido el cartero?...

Quizá te interese: Tertulia intergeneracional | De tertulia con... las tías, la vecina y la madre
                             Esquema visual de la carta

8 comentarios:

  1. Qué bonita iniciativa, Lourdes, he leído la carta de motivación y los fragmentos insertados, me ha encantado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Amélie, por tus palabras.

      Eliminar
  2. La actividad que describes representa lo que debería ser la Escuela en estos tiempos, un lugar vinculado a la realidad en la que se inserta y que permite el desarrollo de competencias que van más allá de lo curricular. Imagino la emoción de los participantes de ambos sectores y la satisfacción de todos los que habéis participado en ella. Gracias por contarlo, Lu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento debilidad por este tipo de actividades, desde que inicié la colaboración con el Casal de la Gent Gran no he podido dejar de pensar en pequeños proyectos. Es tan rico el intercambio de afecto y sabiduría que merece la pena.
      Esta vez tenía miedo, porque los doce alumnos son NEE, pero se han superado muchísimo. Han dado un paso de gigante académica y humanamente. Esta es la conjunción que buscaba. Hemos pasado de los abrazos epistolares a los abrazos de verdad. Solo puede fotografiar uno, porque me pudo la emoción.

      Eliminar
  3. Muy buena propuesta Lourdes. Por mi propia experiencia sé lo valiosos que son esos puentes intergeneracionales (cartas, entrevistas, encuentros, memorias recobradas, emociones...). Felicitaciones, y gracias por tu relato, por abrir tu aula, por compartir…
    Cariños,
    Aída Sánchez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Aída, por tu visita. Si has experimentado con actividades similares, sabrás lo que rezuman mis palabras, pero sobre todo las fotografías. Ahí están la emoción y el cariño unidos al aprendizaje.

      Eliminar
  4. Enhorabuena. Me encanta la actividad. Aprendiendo de ti siempre, Lourdes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, José Luis. Es la suerte de poder leernos y seguirnos. Todos aprendemos de todos.

      Eliminar

Deja un comentario