15 de junio de 2016

Lengua y selectividad: tres recortes y muchas preguntas

Ayer empezó la selectividad en Cataluña. Cualquiera que haya comparado los exámenes de Lengua de las distintas autonomías se dará cuenta de las diferencias existentes entre unos y otros. No es este el tema que voy a abordar, sino algunos aspectos de la prueba que pasaron ayer los 32.224 bachilleres. Para ello voy a apostillar la noticia que ha salido publicada hoy en El País.

Recorte 1: 


a. En las declaraciones que recoge la noticia, un alumno afirma que los conceptos de paronimia y homonimia los estudió en la ESO, pero que no los repasó para selectividad. 
Mis alumnos sí los repasaron, porque redactamos un documento colaborativo con los conceptos de Lengua que sospeché que podían salir. Sé que otros docentes también han trabajado de esta manera, pero NO existe una lista definitiva. Desde hace dos años, @GrOC_ ha insistido en la necesidad de concretar los contenidos de lengua, pero no ha habido una respuesta firme de la Administración. ¿De quién es la culpa? ¿Aceptaría un opositor presentarse a unas oposiciones sin conocer la lista de contenidos que le van a preguntar? 

b. Los alumnos tenían que definir dos conceptos. En la solución que recoge la noticia y en la que aparece en el solucionario, se incurre en imprecisiones. Los homónimos no son siempre palabras de significantes idénticos. ¿Se imaginan el desconcierto que crea a los alumnos leer el solucionario? ¿Dónde queda la rigurosidad


Desde el año pasado, se introdujo en la prueba una pregunta de reflexión lingüística. ¿Saben que esta modificación no fue informada en todas las reuniones sectoriales? Gracias a la labor de formación y asesoría de @GrOC_, algunos docentes nos hemos puesto al día. 

Recorte 2: 


a. "No tocaba este tema desde el año pasado". No debe de ser el único alumno al que le ha pasado. Los alumnos se examinan de los contenidos de dos cursos. Pero... el currículum de bachillerato solo da orientaciones. No debería ser así, cuando al final de esta etapa el alumno debe pasar una prueba de la importancia de la selectividad. 

Recorte 3: 


a. Pero hay más, ¿saben la carga lectiva que tiene la Lengua en el bachillerato? Son solo dos horas. ¿Saben cuántas horas suma un trimestre? Con un poco de suerte 15 o 16, pues hay que contar con las salidas curriculares de esta y otras materias y con las festividades del calendario. Y en esas dos horas también hay que preparar las lecturas obligatorias. Hace mucho ya hablé de que la Literatura se había convertido en "Turboliteratura". Nada ha cambiado desde entonces. 

b. ¿Y saben el desconcierto que genera que Educación no aclare cómo tenemos que abordar la asignatura con la promoción que empieza el bachillerato el curso que viene? No se puede dejar en vilo a los alumnos, ni a los docentes, ni a las familias. En Cataluña, entre pasillos, corre la voz de que sí habrá selectividad el curso que viene, aunque la prensa diga lo contrario. ¡Qué flaco favor hace la prensa lanzando globos sonda! ¿Qué pasará con la reválida? ¿Será una reválida igual para todos los alumnos, sean de la comunidad que sean? ¿Tendrán competencias las comunidades para su preparación? ¿Tendrá la Administración la deferencia de concretar los contenidos de los cuales deberán examinarse los alumnos?

En vilo... Estamos en vilo y a la espera de las notas. 



6 comentarios:

  1. Hola: Y no sería mala idea difundir al máximo esta entrada entre los que imparten la asignatura en Cat. Saludos,

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la sugerencia. La escribí con esa intención.

    ResponderEliminar
  3. Pues, Lu, "cuentan de un sabio que un día..." Si a esto que cuentas que pasa en Cataluña, le sumas diferentes errores en el planteamiento de muchas preguntas de las pruebas y en diferentes materias, apaga y vámonos...
    Pues esto mismo es lo que sucede y ha sucedido en diferentes ocasiones en las pruebas del País Vasco y -como profesor, preparador y corrector de esa dichosa prueba- solo puedo indignarme y volver a protestar por los incontables errores que año tras año adornan estos exámenes... No es de recibo que la prueba contenga errores, confusiones o distintas interpretaciones en una o varias preguntas. No. Pues en estas estamos por estos lares... En fin, cruzo los dedos para que lo que venga el año que viene sea mejor... Cruzo los dedos...

    http://www.lavozdegalicia.es/noticia/selectividad/2016/06/11/error-examen-matematicas-obliga-cambiar-criterio-correccion/0003_201606G11P13991.htm

    http://www.educaweb.com/noticia/2011/06/30/polemica-selectividad-pais-vasco-error-examen-quimica-4860/

    ResponderEliminar
  4. Marcos, la respuesta a estos errores no es otra que la descoordinación entre la universidad y la secundaria. Hoy me comentaban que en el examen de Química han puesto un problema que no saben resolverlo ni los alumnos de primero de universidad. ¡Con lo que se juegan estos chicos!

    Y ni te hablo del de Economía de la Empresa. Hay una movida para impugnarlo. Estas cosas no deberían ocurrir.

    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2016/06/15/catalunya/1465988615_430562.html

    ResponderEliminar
  5. Y yo me quejaba de nuestra Selectividad... Esto que cuentas es terrible, porque centra los saberes en la propia terminología. Lo más parecido que tenemos en la Comunidad Valenciana es la descripción de la cohesión o la adecuación textual, que a veces está más centrada en detectar fenómenos que en explicar sus razones. Aquí son tres horas de clase para Lengua y Literatura: 4 puntos van para el análisis de un artículo de opinión (tema, estructura, valoración crítica...); 2 puntos van para análisis de la morfología o sintaxis, según la opción; 2 puntos para cohesión o adecuación; y los 2 restantes para una pregunta de literatura de alguno de las tres obras preceptivas: Luces de bohemia, Poesía de Miguel Hernández y La casa de los espíritus, de Isabel Allende. A pesar de que sigue siendo un examen un tanto descontextualizado, lo que cuentas parece aún más absurdo. Ya veremos si no lo estropean aún más :(

    ResponderEliminar
  6. Toni, a mí el planteamiento del examen de castellano no me parece mal (mejorable, sí), lo que no es coherente es la carga lectiva de la asignatura con el nivel de exigencia, porque sí... les han preguntado homonimia y paronimia, pero les podían haber preguntado por cualquier concepto de todos los temas de lengua. Hace un par de años preguntaron la diferencia entre morfemas flexivos y derivativos. Los alumnos lo saben, pero otra cosa muy distinta es redactar la respuesta y atinar con la terminología lingüística adecuada. Para eso hace falta práctica y tiempo.

    A pesar de que mi tono es quejoso, mis alumnos salieron contentos. Todo lo que les preguntaron lo habíamos estudiado. Eso les da tranquilidad más allá de que hayan respondido con más o menos acierto.
    Pero la incertidumbre para la promoción que empieza el año que viene es colosal. No saber si van a hacer la reválida ni cómo va a ser, si finalmente tienen que pasarla no se explica en un post, ni en una carta. Hace falta estar a pie de aula para calibrar la dimensión del problema. Es lo de siempre.

    ResponderEliminar

Deja un comentario