27 de enero de 2008

X argumentos en busca de un autor

Hablando de la lectura, una alumna dijo que los escritores cuando escriben una historia nos la regalan.
- Es como si yo me invento un cuento y no me lo guardo para mí.

Me apresuré a anotar en mi agenda esta apreciación, pues no quería que se perdiera entre el trajín de la clase.

Dándole vueltas a cómo planificar la lectura de El medallón perdido, la recuperé y parafraseando a Pirandello se me ocurrió la actividad "X argumentos en busca de un autor".

Como decía en un post anterior, en breve iniciaremos la lectura del libro de Ana Alcolea. Pero antes, quise poner en situación a los alumnos de manera que les propuse escribir un argumento que encajara bajo el título "El medallón perdido".

Hoy hemos acabado esta fase inicial, que nos ha tenido ocupados durante tres sesiones. Durante la primera, por parejas eligieron los ingredientes de sus historias (personajes, tiempo, lugar, acción...) y esbozaron el argumento. En una segunda sesión, salieron de uno en uno a contarla.

Predominan los relatos lineales (situación incial, ruptura, clímax y desenlace), pero algunos han arriesgado más y en sus tramas se interrumpe la acción con saltos temporales (flash-back) e incluso ha habido quienes han optado por dar a su historia un final abierto.

No tenía previsto introducir en 1º de ESO conceptos de la narrativa como los mencionados, ni tampoco otros que han ido surgiendo al hilo de sus historias.

Mientras Manu contaba su historia, todos ponían caras de extrañeza, pues en un punto de la acción, el protagonista cae en una alcantarilla. Este dato levantó polémica, porque el relato sucedía en un monte. Algo similar sucedió con el relato de Valeria en el que incurría en anacronismos. Su historia estaba ambientada en el Antiguo Egipcio pero, de pronto, aparecían unos exploradores con salakof.
Sin sospecharlo, estaban discutiendo sobre el principio de coherencia argumental.

Vanesa dijo que le había gustado mucho el comienzo de la historia de Issam, pero criticó la continuación. El comentario dio pie a hablar de lo importante que es iniciar bien un relato para captar el interés del lector. Y fuera de lo previsto, les hice memoria de algunos arranques conocidos ("En un lugar de la Mancha...") y reproduje otros que forman parte de un saber literario que ellos todavía no comparten ("Pues sepa Vuestra Merced...", "El día en que lo iban a matar...").
La tercera sesión de hoy ha servido para pulir las historias y grabar algunas de ellas.



En conjunto, los argumentos han puesto de relieve su predilección por las historias fantásticas (las hay realistas, pero son menos), escenarios exóticos y personajes malvados. Se aprecia la influencia de Harry Potter y de la serie El señor de los anillos.
Probablemente, se deba a las connotaciones del título. Probablemente.

Actualización 29/01/08: Gracias a la ayuda de Ángel Puente, he podido insertar SU reproductor múltiple con nuevas grabaciones. Este método me permitirá ir añadiendo más a medida que vamos grabando.

8 comentarios:

  1. Un placer leerte y una auténtica delicia escuchar los microrelatos de Miriam, Mireia y Nil. Es cierto, no está todo inventado y cada semana nos das una buena prueba de ello. Gracias, de nuevo.

    ResponderEliminar
  2. No quiero pensar las utilidades que le podemos dar a esos montones de títulos de novelas juveniles que aparecen en los catálogos de las editoriales y que andan descarriados por los departamentos (Los armarios negros, Los traficantes de burros, etc.). Gracias una vez más por ser fuente inagotable de ideas.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué genial idea! Además de ser una actividad útil, ayuda a plantear hipótesis de lectura sobre el libro que les espera

    ResponderEliminar
  4. Como siempore tu reflexión está llena de sugerencias. A mí me ha interesado sobre todo una, relacionada con el tiempo que es necesario para construir aprendizajes. Todo lo que nos cuentas sirve de peparación para afrontar con mayor motivación y garantías la lectura de un libro. Para ello has dedicado tres sesiones previas, en las que como suele ocurrir han aparecido aspectos de eflexión que no estaban previstos y que los mismos alumnos han hecho surgir con sus comentarios. Lo que me ha gustado es que se ve con claridad que no has utlizado el esquema habitual: mandar leer un libro, lo leen en casa y luego examen o trabajo sobre él. Este esquema se repite frecuntemente y es muy diferente del que has empleado con tus alumnos. Tu experiencia incide en un aspecto que muchas veces la vorágine del calendario nos lleva a olvidar: aprender lleva tiempo, para que aprendan hay que darles tienmpo y ese tiempo que invertimos no es tiempo perdido, al revés hace aflorar el interés, la participación, sus conocimienos previos, etc. Dándoles la palabra podemos conseguir grandes cosas. Una excelente propuesta.

    ResponderEliminar
  5. Gracias a la ayuda de Ángel Puente, he podido insertar un reproductor múltiple que iré actualizando.

    Bloge@ando, no es fácil luchar contra el calendario. Yo juego con la ventaja de que sé que estos alumnos de 1º van a estar conmigo unos añitos . Me interesa tanto o más introducir dinámicas que atosigarlos con contenidos.

    La educación es una espiral. Cada curso se incide en los mismos aspectos para ampliarlos. El texto narrativo lo van a ver durante cuatro cursos. Así que pensé que lo mejor era dejar la teoría para otro año y trabajar inductivamente. La sorpresa ha sido mayúscula. He hablado de concepto teóricos tomando como base sus propios textos.

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante tu investigación en el aula. Y muy buena organización el que te prolongues en el tiempo con un mismo grupo. A mí me agobian los contenidos que me exigen en el siguiente curso dado que yo estaré con otro grupo.

    ResponderEliminar
  7. Temo a los alumnos de primero. En mi centro son de órdago. Siempre he tendido a dar a mayores. Cuarto o tercero. Temo no tener habilidad para dirigirme a ellos. A veces me han reprochado alumnos de segundo que hablo como si fueran de bachillerato. Es una cualidad esa la de saberte dirigir a los más pequeños de la casa. No sé a mí cómo me iría. Por eso valoro muy positivamente tu experiencia. Mantener el orden y ser creativos a veces es difícil. Veo que lo consigues.

    ResponderEliminar
  8. He escuchado sus relatos. Felicita a los chicos de mi parte. Como siempre, tu trabajo maravilloso.
    A veces pienso que estamos atrapados, cuando seguimos oponiendo estas actividades a los supuestos "contenidos"...

    ResponderEliminar

Deja un comentario