3 de octubre de 2007

La LOE: lastre o innovación (por gentileza del Prrofesor Potâchov)


(Esta imagen es un regalo de Néstor, el prrofesor Potâchov. Mil gracias.)

"Con lo que me ha costado aprender a decir frugoneta, ahora lo llaman manolovolumen". Además de un chiste bastante popular, esta frase explica el sentimiento de algunos profesores, a propósito de la nueva jerga de la LOE.
Primero fueron los niveles de concreción y el trinomio de los procedimientos, actitudes y valores. Ahora estos términos han pasado a la trastienda y la moda ha sacado a la pasarela otros nuevos. Actualmente, se llevan las dimensiones y las competencias, por este orden, pues parece que hay rangos. Los profesores de lengua batallamos a diario con los conflictos terminológicos, pero ¿y el resto? En fin, en esta nueva feria, se presentan nuevos trajes para nombrar lo de siempre: Qué enseñar (objetivos y contenidos), cómo enseñar (metodología | actividades de aprendizaje) y cómo evaluar (criterios de evaluación).
El lenguaje está siendo una trampa para los que buscan relaciones de parecido entre unos términos y otros. El tiempo que deberíamos dedicar a planificar estrategias de trabajo en el aula y a diseñar nuevos proyectos, por pequeños que éstos sean, lo estamos invirtiendo en dilucidar si las competencias se expresan en infinitivos o sustantivos, en saber dónde está la frontera entre las competencias, los objetivos y los criterios de evaluación, si es que existe.


Hoy ha habido otra reunión de jefes de departamento para seguir debatiendo el tema de las programaciones. En una semana, hemos avanzado bastante. La dirección -que es muy dialogante- defiende la idea de las memorias. Así que, por el momento, las programaciones de curso van a ser una adaptación (eufemismo de "fusilada") del Decreto. Pero se llega al compromiso de que cada profesor elaborará la memoria de curso por unidades didácticas, en las que detallará los contenidos, los objetivos, los criterios de evaluación y las competencias (para la ESO).

Hay más. Para paliar la desorientación que cunde en el claustro ante el nuevo currículo, se han programado tres sesiones de formación. Así, durante tres miércoles sucesivos, un experto (los que me conocen saben que no siento predilección por esta palabra) nos asesorará en el trabajo de elaborar una plantilla para el diseño de las unidades.

Mientras, me queda la duda: ¿Seguirá siendo el nuevo currículo un lastre o por el contrario conducirá a la enseñanza por nuevos cauces?

11 comentarios:

  1. Ese lenguaje de las programaciones es toda una tram(p)a burocrática. Para mí es una tortura distinguir entre los distintos apartados de la programación, pues considero que el proceso que se da en clase es un todo global en el que confluyen asimilación de conceptos, desarrollo de habilidades e integración de valores. Ahora ya no sabré cómo llamarlos, pero me da igual, porque más allá de esos galimatías terminológicos está el progreso evidente de (algunos de) los alumnos.
    En cuanto a la decisión de valorar más la memoria que la programación, me alegro por vosotros, pues, como defendías en otra entrada, la lógica os da la razón.

    ResponderEliminar
  2. Lu, he visto la reseña de A pie de aula en Aula El Mundo. Da gusto encontrar al menos una noticia agradable en el periódico. Además de a Materiales de Lengua y Literatura también aparece una referencia a (Re)paso de Lengua. La publicidad de un trabajo como el vuestro (os incluyo a los tres, a Ana, a Antonio y a ti) es muy positiva para dar ánimo a otros compañeros y, tal vez, para que la gente ajena a la enseñanza arrincone algunas ideas tópicas sobre los profesores.

    ResponderEliminar
  3. Ahora mismo voy a leerla. Tengo mucha curiosidad.
    Gracias, Elisa, por la noticia.

    ResponderEliminar
  4. Por lo que veo estamos todos igual, interpretando cada frase de la nueva ley e intentando ponernos de acuerdo, un lío. Nosotros estamos dándoles vueltas a cada frase y cada uno opina una cosa.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. A nuestro inspector de momento no le ha dado por enseñarnos cómo funciona el nuevo currículo y las consiguientes sesiones de formación. Cada comarca es un mundo, y cada inspector un submundo. En mi centro no hemos oído hablar nada de lo que planteas en tu post, y estoy en el Baix Llobregat. Supongo que pronto se les ocurrirá. ¿Nuevos cauces salidos de esos burócratas y pedagogos teóricos? Todavía no he visto nada valioso. La mayoría de los profesores sigue haciendo lo que puede, poco o mucho, bien o mal, pero toda esa parafernalia queda muy lejos de la práctica educativa, para bien o para mal.

    ResponderEliminar
  6. Me gusto mucho este post, lourdes.

    Espero que hayan ido bien las vacaciones, y que nos sigas leyendo ahora que retomamos nuestro blog desde tercero de pedagogia.

    Nosotros tambien nos hacemos las mismas preguntas respecto a la loe, y como futuros educadores seguimos teniendo muchiiiisimas dudas, esperemos encontrar en este blog algunas de esas respuestas...

    besos - Sara

    ResponderEliminar
  7. Anónimo10:19 a. m.

    Hola. Por casualidad he encontrado este post y me ha parecido realmente interesante. Te quería hacer una pregunta sobre algo muy relacionado. Estoy elaborando mi programación para opositar a secundaria inglés y no tengo muy claro cómo hacerlo con la LOE. Para 3ºESO debo seguir separando en Conceptos, Procedimientos y Actitudes o crear un nuevo bloque de acuerdo con los 4 bloques (1. Escuchar, hablar y conversar, 2. Leer y escribir, etc.) Si me despejas, aunque sólo sea un poco, estas dudas, te estaré muy agradecida. Saludos

    ResponderEliminar
  8. Anónimo10:20 a. m.

    ¿Para 3ºESO debo seguir separando en Conceptos, Procedimientos y Actitudes o crear un nuevo bloque de acuerdo con los 4 bloques (1. Escuchar, hablar y conversar, 2. Leer y escribir, etc.)?
    Se me habían olvidado los signos de interrogación y no quedaba claro si era una pregunta o una afirmación, jeje.

    ResponderEliminar
  9. Yo seguiría las pautas de la LOE, es decir, programaría por competencias.
    Eso sí, creo que para los opos lo que cuenta es la metodología, o sea, la secuenciación de los contenidos tal y como van a desarrollarse en el aula.

    SUERTE

    ResponderEliminar
  10. Anónimo11:14 p. m.

    Entonces, ¿nada de conceptos, procedimientos y actitudes?

    Antes con la LOGSE era
    CONTENIDOS
    -Conceptos.
    -Procedimientos.
    -Actitudes.

    pero ahora con la LOE, ¿estaría bien así?
    ¿Así estaría bien?
    CONTENIDOS
    - Escuchar y hablar.
    - Leer y escribir.
    - Conocimiento de la lengua.
    *Gramática.
    *Vocabulario.
    *Fonética.
    - Conocimientos socioculturales

    Muchas gracias a todo aquel que me pueda echar un cable.

    ResponderEliminar
  11. Hola! yo también preparo oposiciones y estoy como todo el mundo...perdida. a la última participación le puedo aclarar que ya no se divide por conceptos-procedimientos-actitudes (yo también programo para ingles 3º ESO)
    Los bloques son los que dices pero mi preocupación viene en las unidades didácticas y la manera de redactar esos contenidos porque claro, ya no podemos hablar de gramática explícita pero digo yo que de algún modo tendré que poner que mis alumnos van a trabajar el presente continuo... ay estoy hecha un lío! alguien podría alumbrarme un poco
    Muchas gracias

    ResponderEliminar

Deja un comentario