27 de septiembre de 2007

PROGRAMAR (con o sin la LOE)



Reunión de jefes de departamento. Asunto: Programaciones.
Cada curso se reanuda con la espada de Damocles de las programaciones. Hay que tenerlas listas en un plazo, que siempre es precipitado. Este hecho provoca que los documentos que se presentan –salvo excepciones- no sean más que un “copy&paste” del currículum oficial o de los CD’s que ofrecen las editoriales con la compra de los libros de texto (que ofrecen la secuenciación y los materiales).
Quizá ande equivocada, pero para mí el currículum oficial es un documento necesario, que actúa como referente legal y que sirve de guía para los docentes. Pero otra cosa, es la concreción de ese currículo en los centros. Las programaciones que se presentan no son reales. En muchos casos, no son ni siquiera una previsión de los que va a hacerse. Son un puro trámite administrativo.
Cuando se inician las clases, la mayor parte de los docentes no conoce a sus alumnos y olvida la programación inicial, para adaptarla sobre la marcha, ateniéndose a muchas variables (número de alumnos, aulas disponibles, dotación informática, biblioteca, calendario…).
Por ello, yo sería más partidaria de pedir memorias didácticas de curso, es decir, portafolios de la práctica docente que detallaran la concreción de los contenidos y competencias del currículo por unidades didácticas.
"Programación” es un concepto que se mueve en el terreno de la abstracción (es imposible llevar a cabo todos los contenidos oficiales, y tampoco todos los que proponen los manuales); “portafolio”, en el de la realidad. La programación está hecha a priori. Es oficial. Es un referente común para toda la comunidad educativa. Contrariamente, el portafolio –o memoria o programación en curso- es un documento que refleja el “work in progress”. Hay que construirlo.


Este post me gustaría que lo leyera mi inspector. Así que léase con el encabezamiento:
Sr. Inspector

15 comentarios:

  1. Bien, veo que todos estamos igual. ¿cómo puedo programar cuando no conozco a los alumnos? Estas son las incoherencias que llevamos a cuestas, cómo si no tuvieramos bastante con el trajín de cada día.

    ResponderEliminar
  2. No está mal pensado, pero es mejor no dar ideas a los inspectores, porque en ningún caso no eximirían de entregar las programaciones. Ya sabes que les encanta aumentarnos el tranajo burocrático.
    -

    ResponderEliminar
  3. CresceNet2:52 p. m.

    Oi, achei seu blog pelo google está bem interessante gostei desse post. Gostaria de falar sobre o CresceNet. O CresceNet é um provedor de internet discada que remunera seus usuários pelo tempo conectado. Exatamente isso que você leu, estão pagando para você conectar. O provedor paga 20 centavos por hora de conexão discada com ligação local para mais de 2100 cidades do Brasil. O CresceNet tem um acelerador de conexão, que deixa sua conexão até 10 vezes mais rápida. Quem utiliza banda larga pode lucrar também, basta se cadastrar no CresceNet e quando for dormir conectar por discada, é possível pagar a ADSL só com o dinheiro da discada. Nos horários de minuto único o gasto com telefone é mínimo e a remuneração do CresceNet generosa. Se você quiser linkar o Cresce.Net(www.provedorcrescenet.com) no seu blog eu ficaria agradecido, até mais e sucesso. (If he will be possible add the CresceNet(www.provedorcrescenet.com) in your blogroll I thankful, bye friend).

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo. Yo me encontré estas opos pasadas en la tesitura de preparar una programación "futura", que en realidad era "pasada", es decir, exactamente como tú dices, era el resumen de lo que había hecho durante el curso. Y tuve que ir cambiando, por imperativo legal, lo que tenía redactado "hicimos" por "haremos".
    Si además le añades que nos hicieron presentar una programación (futura) basada en un currículum desfasado (el pasado) ... quien lo entienda ...

    ResponderEliminar
  5. Si las memorias no se aplican (si las propuestas de mejora no se llevan a cabo), tampoco sirven de nada (y suele ser así). Planificar hay que planificar. El problema es que la Administración prima la documentación sobre la acción y nuestra prioridad por el contrario, es actuar, lógicamente. El problema de programar es el exceso de detalle que se pretende, es como si para ir al Corte Inglés de la esquina, enumerara por escrito cada una de las losas que voy a pisar, en lugar de decir sencillamente dónde voy.
    La normativa ya prevé revisiones de la programación, así que legalmente es coherente. Lo que no es coherente es que te pidan escribir tanto y hacer tan poco (algunos).

    ResponderEliminar
  6. Yo siempre he considerado mucho más interesante la memoria de fin de curso que la programación inicial.

    Ahora bien, entiendo que algunos presupuestos iniciales son no sólo necesarios, sino imprescindibles. Por ejemplo, un planteamiento general de los objetivos y contenidos de cada curso, así como lo relativo a criterios y normas de evaluación, todo lo cual debe ser conocido por los alumnos, para que éstos sepan a qué atenerse.

    Lo malo es que, cada vez con más frecuencia, las programaciones se convierten en elementos absolutamente burocráticos, despegados de la realidad concreta del aula, cuando no en instrumentos de lo que podría llamarse "práctica educativa defensiva", destinada a proteger al docente de reclamaciones aberrantes por parte de los alumnos y sus familias, o de la voracidad investigadora de los correspondientes servicios de inspección.

    Y no digamos nada de lo que puede pasar si a las exigencias de la normativa académica se suman las de los procesos de calidad, con sus interminables exigencias de protocolización, normalización documental, estandarización de procedimientos, revisión, etc. Un horror.

    ResponderEliminar
  7. Nada más cierto. Las programaciones o memorias de los departamentos no tienen nada que ver con la práctica educativa que suele ser más rica que esa enumeración de objetivos, procedimientos, actitudes que nadie lee, simplemente se copian. Ni siquiera los inspectores se los toman en serio. Hemos pasado inspecciones del área de lengua y hemos comprobado que los inspectores pasaban de la programación como por ascuas y ni la tocaban, por absurda o burocrática que fuera. Sólo es un trámite al que nadie da ningún valor, excepto si hubiera algún conflicto, que entonces sí sería mirada con lupa. Estoy de acuerdo en que es más útil la práctica educativa basada en la realidad y algunas veces en la intuición para poder valorar justamente la oportunidad y adecuación de una asignatura. Pero prefiero que los inspectores no se pasen por aquí. Es un cuerpo administrativo que no quiero ver ni en pintura, sobre todo, por inútiles y llenos de peguijeras.

    ResponderEliminar
  8. El punto de vista sobre las programaciones va cambiando conforme te alejas de los chicos y de las aulas.
    Cambiando de tema, solicito la ayuda de los más expertos.¿Hay algún procedimiento sencillo para la participación de los chicos por primera vez en el blog de aula?
    ¿Se tienen que dar de alta en wordpress ellos?¿Conviene informar a los padres?
    Temo meter la pata justo al principio.

    ResponderEliminar
  9. No sé si hay algún truco, pero sí que es importante establecer unas normas de uso y participación en los blogs de aula.
    Depende de la orientación del blog y del uso que quieras darle, las normas pueden ser distintas.

    Yo inicié a mis alumnos en el blog con su participación en los comentarios. En las primeras entradas, ellos no editaban. Quise primero que se familiarizaran con el blog. Cuando vi que tomaban la costumbre de entrar, entonces les di privilegios para publicar.

    En mi caso, creé un único usuario para todos los alumnos. Algunos blogfesores dirán que esto es una barbaridad. Pero ya llevamos dos años y no ha habido que lamentar nada. No se han borrado entradas, ni se han modificado las ya editadas. Cada uno ha respetado los textos de los demás. Creo que es un aprendizaje ético necesario.

    Claro está que puedes hacer que tus alumnos se registren en WordPress e invitarlos a publicar en el blog de aula. Es más trabajoso, pero creo que es la práctica más extendida.

    Suerte

    ResponderEliminar
  10. Coincido con quienes dais mayor importancia a la memoria de fin de curso que a la programación. Curiosamente, con la lata que dan con las programaciones, nadie suele prestar atención a las memorias, un documento en el que realmente se explica lo que has hecho durante el curso (al menos yo soy sincero).
    Por otro lado, creo que esa fijación por la exhaustividad en los papeles oficiales -pese a que en ellos, en ocasiones, las mentiras hacen sangrar la vista- responde a una característica endémica de ciertos personajes con cargo, cuya relajada vida profesional sólo se ve completada por la instigación de otras especies como el docente vulgaris, aunque esta fisionomía particular no la he podido comprobar in situ, dado lo remoto e inaccesible que suele hallarse el hábitat de dichas especies.

    ResponderEliminar
  11. pacocodrilo1:08 a. m.

    Hola Lu!!
    Todavía no me borres del mapa. No es sino leer este post y caigo en cuenta que acá en Colombia es lo mismo. Entregamos un plan de aula al que solamente hay que cambiarle la fecha de la portada de prsentación. Es un trámite burocrático inútil. Un docente se mide mas por su capacidad de improvisación. Me dejó perplejo el vídeo de tu institución en obras. Es una enorme casualidad. Mi Colegio, el Gustavo Restrepo en Bogotá, está en obra también. Llevamos seis meses y nos entregan en Febrero del año entrante. Entretanto estamos en una pesadilla de edificio de 8 pisos, y obviamente, no hay Internet. Sin embargo cando quede reconstruido el plantel te enviaré fotos. No me olvides y felicitaciones por tan merecido premio.
    Pacocodrilo. Bogotá . Colombia.

    ResponderEliminar
  12. Hola Lu, parece que lo de coger las programaciones de los manuales está muy extendido.

    Estoy contigo en que la programación en curso o portafolio es un documento más adecuado a la realidad del aula.

    Voy a coger tu modelo como base del mío. Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Estoy de acuerdo con que la Programación es absolutamente burocrática y abstracta. Además, tal y como están hoy los materiales, digitalizados, cualquiera puede bajarse una y usarla en su centro. No se puede hacer una programación seria en 20 días. De todas maneras tengo la sensación de que la teoría está cada vez más alejada de la práctica. La labor docente ha variado drásticamente en los últimos quince años. Hoy, salvo una minoría, los profesores no estamos realizando el trabajo para el que nos habíamos preparado. Más bien cuidamos de que haya cierto orden en las aulas y en los pasillos, que los alumnos no salten "el muro" y que estén bien aparcaditos en los centros hasta que lleguen sus padres o el autobús.
    Además, para qué programar tanto si luego los aprueba la inspeción con cuatro o cinco suspensas.
    Por mi parte, hice las programaciones cuando me correspondió pero una vez entregadas no volví a consultarlas, a ver qué interés tiene Lazarillo de Tormes cuendo los chicos no entienden casi nada de lo que leen...

    ResponderEliminar
  14. Gracias Lu, tu información me ha facilitado mucho la elección del sistema que voy a utilizar.
    Tengo que confesarte que me costó mucho pediros ayuda, os veo muy ocupados.
    Mientras investigo sobre nuevas herramientas, me descubro en el papel de los alumnos y los entiendo mejor.
    Serás una estupenda catedrática. ¡Ánimo!

    ResponderEliminar
  15. Aunque llego algo tade a esta conversación, quiero decir que estoy totalmente de acuerdo en cómo planteas el problema, Lu. Las memorias individuales, a modo de portafolio, deberían ser obligatorias. Serviría al profesorado para recapitular el trabajo hecho y para reflexionar sobre él. De esa manera los departamentos contarían con una experiencia acumulada que podría servir de debate y de guía para los que van llegando.
    También estoy de acuerdo con Eduardo Larequi acerca de la necesidad de elaborar un mapa muy general que oriente a los alumnos desde el inicio de curso sobre qué se espera que aprendan.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Deja un comentario