3 de octubre de 2006

¿xk no leemos?



La verdad es que después de los post sobre las lecturas (I -blogtic, II -bitácora del tigre, III- (re)paso de lengua, IV) en la ESO, sentí la necesidad de preguntar a mis alumnos las razones por las que leen o no leen.

Hoy, aprovechando que teníamos a nuestra disposición el aula de informática (¡todo un lujo!), he abierto un foro en nuestra aula virtual (moodle) y les he pedido a todos que expusieran sus razones.
Leer las respuestas ha sido desalentador.
En cifras, de un total de 38 alumnos, sólo 9 admiten que les gusta leer. El resto afirma no leer o leer por obligación. Las razones que arguyen son básicamente LA FALTA DE TIEMPO Y EL ABURRIMIENTO. A éstas, yo añadiría el NO SE LLEVA.

No tengo recetas mágicas para combatir esos males, pero estoy convencida de que la escuela-colegio-instituto tiene en sus manos poner la solución a uno de ellos: CEDER TIEMPO A LA LECTURA. Dicho de otro modo, la lectura debe ser una actividad que pueda realizarse en los centros escolares fuera del marco de las asignaturas clásicas.

Yo abogo por ceder a los alumnos un tiempo de lectura sin presiones de ningún tipo.

Abogo por la habilitación de espacios de lectura en los centros. Espacios cómodos, donde los alumnos puedan sentarse cómodamente a leer aquello que sea de su interés. Qué más da que sean novelas, cómics, libros de ciencia, prensa…

Hace tiempo que destino un tiempo en mis clases a educar en el silencio, para después educar en la lectura. Nuestros alumnos viven en un entorno marcado por el ruido y eso está reñido con la lectura, se mire como se mire. Si por alguna razón altero la dinámica, son ellos los que me recuerdan… “¿hoy no leemos?“

No soy nada original con mis declaraciones. Las vengo reivindicando desde hace tiempo –los que me conocen y leen este blog saben que no engaño-, pero después de mi estancia en Suecia, me ratifico.

En Suecia, país que junto a Finlandia tiene un índice de fracaso escolar bajísimo, la lectura está en la base de la educación. Ahora bien, en los institutos se aprovechan los espacios de tránsito –pasillos, vestíbulos- para colocar sofás y butacas en los que los alumnos se acomodan a leer en cualquier momento y a cualquier hora. Las bibliotecas municipales están ubicadas en las instalaciones de los institutos. En la escuela primaria, los escolares aprenden lectoescritura y matemáticas exclusivamente hasta los 8 años. Las demás materias se introducen más tarde, cuando ya se han asentado las bases…


En fin, por levantar un poco los ánimos, os dejo dos citas de alumnas que son la excepción.



Yo leo por la simple razón de que, a veces, necesito despejarme un poco de todo el estrés y los problemas ,y coger un buen libro que me lleve a otro mundo , vivir sus aventuras , las intrigas, sus amores y desamores. Se aprende un montón de los libros ,mi primera novela la leí a los 8 años desde ahí no he parado de leer libros más y más enormes

Leer...solo cuando me interesa...La verdad es que es ahora cuando me empiezo a interesar por la lectura. No me gusta leer por obligación. Este verano leí un libro con el que sufrí...nunca me había imaginado que un libro me pudiera provocar emociones...

Me espera el reto de invertir las estadísticas a lo largo del curso.

11 comentarios:

  1. Me parece una receta acertadísima. Lo malo es que nuestros institutos raramente están preparados para esto. Qué verdad es que, demasiado a menudo, lo urgente no deja tiempo para lo importante.

    ResponderEliminar
  2. Te visito, aunque sin tiempo para comentar y seguir la línea de los comentarios, pero hoy no puedo permanecer mudo.
    ¿Hablas de comodidad? ¿Qué es eso en nuestros IES?
    Barracones, humedad, masificación...

    Te veo utópica

    ResponderEliminar
  3. El comentario anterior es de Dani, lo ha escrito en mi ordenador que tiene activada la opción de guardar la contraseña.

    Craso error.

    Esta sí soy yo.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo9:06 a. m.

    Todos los profesores de lengua deberíamos dejar un tiempo para la lectura pero entonces entramos de nuevo en el debate sobre el qué leer, si trabajar didácticamente los libros y cómo, las presiones del currículum....

    ResponderEliminar
  5. Hablas de lugares cómodos para leer. El lugar idóneo para la lectura es la biblioteca. Mejor dicho: la biblioteca debería ser el lugar idóneo para la lectura. Para la lectura del periódico, de comics, de cuentos, de poemas, de revistas... Hasta no hace mucho tiempo, las bibibliotecas escolares estaban asociadas en muchos centros al castigo, no al placer: era el lugar en el que se "guantanemizaba" a los expulsados de clase. ¿Aún cumple esta función en algún centro?
    En cuanto a los ramalazos utópicos de Lu: si no nos dieran de vez en cuando, nada se movería en esta ultraconservadora institución que es la escuela. Vuelvo a citar a Ángel González -"Sin esperanza, con convencimiento"- para definir mi actitud respecto de ésta y otras muchas cuestiones educativas.

    ResponderEliminar
  6. Yo no me rasgo las vestiduras en el tema de la lectura. Cuando hablo de lectura no me ciño a literatura.
    Creo que hay que formar lectores y luego, si procede, conseguir que estos adquieran una formación literaria.
    Ante el desalentador panorama de jóvenes que rechazan leer lo que sea, hay que brindar la posibilidad de leer otro tipo de textos.
    Yo he conseguido formar lectores de prensa -y no pocos-, que no leen novelas, de momento. Todo llegará, estoy segura.

    Felipe, en algunos centros se está trabajando para dignificar las bibliotecas. El mío es un ejemplo de ello. Pero todo gracias a la voluntad de un compañero que cree en su proyecto y de los que lo apoyamos. Como siempre la mejora parte de una actitud personal, no de una propuesta institucional.
    ¿Qué sería la escuela sin el voluntarismo de muchos? ¿Sin el "convencimiento" del que hablas?

    ResponderEliminar
  7. Espero que nos tengas informados de cualquier innovación en este campo. Coincido con Felipe en sus apuntes: en casi todos los sitios, la biblioteca es sinónimo de castigo o de lugar de deberes (casi peor aún). Prometo una nota al respecto en mi blog en cuantito pueda.

    ResponderEliminar
  8. Completamente de acuerdo con algunas apreciaciones que hacéis al respecto. Pero, admitámoslo, no deja de ser un terreno arduo, difícil, complejo. Recuerdo aquellas palabras de Pennac en su libro Como una novela, aquel estupendo comienzo que iniciaba, más o menos: hay ciertos verbos que no soportan el imperativo. Amar es uno de ellos. Leer es otro.
    Gracias por incluirme en tus últimos hallazgos. Al menos, sabes que es recíproco. Aquí nos vemos. Álex.

    ResponderEliminar
  9. Hola Lu, ya sabes que en nuestro centro Núria está intentando "dignificar" la biblioteca, pero, un simple ejemplo: 40 sillas para 400 alumnos ...
    Resultado, muchos no van porque nunca hay sitio.

    En cuanto a dedicar más horas a lectura libre en el centro, estamos debatiendo en el nuestro departamento, ¿cuántas horas dedicamos? ¿una hora semanal? ¿durante todo el curso, con todos los alumnos? Realmente queda poco tiempo para otras cosas ... ¿qué recortamos?
    No tenemos las respuestas ...

    ResponderEliminar
  10. Hola Lu, en nuestro centro el año pasado abrí un blog sobre el Plan de Lectura. El objetivo era realizar un seguimiento del mismo para su evaluación.

    En el blog puedes observar que se dedica tiempo a lectura de libros como actividad principal; también se abre la biblioteca una hora para que los alumnos puedan coger libros de la biblioteca, o leerlos allí, es poco tiempo pero el horario y la organización del colegio no es la misma que la del instituto.

    Este año seguiremos actualizando el blog con las actividades y libros leídos por los alumnos en los distintos cursos

    ResponderEliminar
  11. Estoy de acuerdo con que lo importante es crear un ambiente de lectura que motive en principio el leer por leer, pero ardua tarea la de crear ambiente en muchos centros, aunque no es este mi caso. Pienso que una de las soluciones pasa por inseratr la lectura en el curriculum.

    ResponderEliminar

Deja un comentario