21 de octubre de 2018

¡Dije que sí e hice de relatora!


Retomo el blog para contar una experiencia formativa que he vivido recientemente y gracias a la cual he aprendido muchísimo. Todo empezó hace unos meses cuando, desde el ICE de la UdG, me propusieron hacer de relatora de dos mesas redondas consecutivas que versaban sobre los nuevos formatos de prescripción lectora (booktubers) y sobre metodologías de fomento de la lectura (booktráilers, poesía musicada...), en las V Jornadas TIC i Educació. Me pareció un formato original que no había tenido ocasión de ver en ningún evento educativo. Y dije que sí por varias razones: en primer lugar, tenía delante un reto interesante y, en segundo lugar, porque el grato recuerdo de mi participación en anteriores ediciones me unía estrechamente con el equipo organizador.

Y la pregunta que me asaltó a continuación fue cómo prepararme. Y en este punto, empezó un proceso de búsqueda de información y de modelos. Solo encontré ejemplos en el ámbito de la política y de la jurisprudencia. En todos los casos, el relator tomaba la palabra ante el auditorio con el apoyo de un documento previamente elaborado. Pero estos patrones no se ajustaban al contexto en el que yo debía actuar, pues debía sintetizar el contenido de dos mesas redondas seguidas (una de estudiantes y otra de docentes), en un tiempo de no más de 6 minutos, inmediatamente después de que estas finalizaran. Estaba claro que era un reto para el que tenía que organizarme, así que fui dibujando los pasos a medida que iba tomando conciencia de mi actuación. Y como ha sido un trabajo que he hecho con gusto y por el que estoy enormemente agradecida, he decidido compartir los pasos que he seguido, por si a algún compañero le ofrecen ejercer de relator en un contexto similar. 

Empecé con dos tareas previas imprescindibles: 
1. Obtener información sobre el perfil de los participantes en las distintas mesas. 
2. Solicitar a la organización una guía de los temas que se iban a tratar.

Y ensayé:
3. Empecé una rueda de ensayos con mesas redondas grabadas sobre temas afines (educación, tecnología, lectura). Y durante la escucha descubrí que para organizar las notas con las ideas que iban deshilvanando los participantes tenía que hacerme una plantilla. Y la hice. Manual. En un DIN-A4: tres columnas, una para cada participante, encabezadas con el nombre, y en la parte inferior un espacio para el moderador.  
La práctica me sirvió para dar con el método y para hacerme una listilla de aspectos esenciales:
a.   Retener los nombres de los participantes.
b. Poner el acento en los aspectos principales de cada intervención.
c.   Separar las intervenciones con una línea.
d.   Destacar algún aspecto anecdótico o circunstancial.
e.  Jerarquizar los conceptos clave y dar a la síntesis una estructura clara (inicio, desarrollo y cierre). 

En las Jornadas:

Llegado el momento, no negaré que me asaltó el miedo del principiante, pero tenía la tranquilidad de haber estado en la misma tesitura varias veces y de saber qué problemas podían surgir por mi parte (quizá desatención), y por parte de los participantes (quizá dispersión temática). 
Y fui preparada. Para cada mesa, traje un juego de tres copias de la plantilla. Tomé las notas con dos colores (negro y rojo) y usé las mayúsculas para los conceptos clave. 
Estuve atentísima y agradecí los momentos de distensión de los participantes. Pero surgió algo con lo que no contaba. Al finalizar las mesa de adultos, se abrió un turno de preguntas y las respuestas merecían estar en el resumen, ampliaban algunos de los conceptos tratados o los matizaban, así que me dije que tenía que mencionarlos.
Al empezar me acogí al tópico de la captatio benevolentiae, aunque no solo como recurso oratorio sino porque no tenía el convencimiento de recoger todo lo dicho -y de hecho olvidé algún aspecto :(- ni de ajustarme al tiempo prescrito (aquí el vídeo 2:13:54). Al mismo tiempo, separé las grapas y extendí las hojas en la mesa de manera que las tuve todas a la vista. Las mayúsculas y los círculos me sirvieron de guía del resumen. Fue una síntesis transversal en la que tuve que relacionar los conceptos que trataron tanto los estudiantes como los docentes. Me atuve a lo aprendido, guié al auditorio con menciones a la estructura (empezaré con...), personalicé las intervenciones mencionando a los participantes por el nombre, recogí citas literales, hice hincapié en los conceptos clave y preparé al auditorio para el final (y acabaré con...).  Y, claro, olvidé datos importantes ;-)

Pero... las mesas fueron de lujo. La de los estudiantes contó con la presencia de Marta Bonet, Lola Daunis y Andreu Boix. Ni que decir tiene que en sus palabras había una hondo conocimiento de qué significa leer y de hacia dónde van sus intereses lectores. Hubo momentos emotivos que han quedado plasmados en el vídeo y en las imágenes de las jornadas (ver hastag #5ticedu).
La de docentes sirvió para conocer proyectos de comunidades lectoras como Viquilletra Excuses per llegir y para reflexionar sobre cómo abordar la lectura en las aulas. 

Tras jornadas así, una llega a casa llena de ideas, de motivos y de estímulos para afrontar nuevos retos en la estimulante tarea de enseñar. 



4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por detallar la trastienda de una labor que exige mucha atención y síntesis. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena, Lourdes. Veo que continúas en la brecha, siempre adelante. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Estimada Lourdes:

    Soy un compañero profesor de lengua y literatura de Aragón (Ayerbe), además de un admirador y asiduo visitante de tu blog, por lo que me he pemitido la licencia de incluir un enlace a él en la sección de webs amigas del mío:

    http://www.antonioviñuales.com/

    No sé si estarás interesada en visitarlo y en intercambiar el enlace conmigo, añadiendo en su página un link que apunte a mi web.

    Para mí sería todo un honor, lo mismo que si usas alguno de mis materiales, que están a tu completa y absoluta disposición.

    Sin más, recibe mis felicitaciones por tu tarea y mi más afectuoso saludo.

    ResponderEliminar

Deja un comentario