21 de marzo de 2013

BolAÑO: La primavera abre los párpados...


Hoy es el Día Mundial de la Poesía y, como sucediera con otro evento poético, no quisiera que el silencio de los últimos días (y semanas) acallara esta particular celebración. He pensado en celebrar la jornada con dos poemas de R. Bolaño de quien este año se cumple el décimo aniversario de su muerte. Bolaño es más conocido por su producción novelística, pero conviene recordar que su debut literario fue como poeta. Su poesía está plagada de guiños, referencias literarias y homenajes a autores que admiraba, hecho que la convierte en especialmente críptica. Pero Bolaño también ha dejado pequeñas joyas poéticas para las que no es necesario un ejercicio de crítica literaria. Los dos poemas que traigo a colación son Biblioteca y Lee a los viejos poetas, dos poemas dedicados a su hijo Lautaro y que glosó el propio autor.

LEE A LOS VIEJOS POETAS

Lee a los viejos poetas, hijo mío
y no te arrepentirás
Entre las telarañas y las maderas podridas
de barcos varados en el Purgatorio
allí están ellos
¡cantando!
¡ridículos y heroicos!
Los viejos poetas
Palpitantes en sus ofrendas
Nómades abiertos en canal y ofrecidos
a la Nada
(pero ellos no viven en la Nada sino en los Sueños)
Lee a los viejos poetas
y cuida sus libros
Es uno de los pocos consejos
que te puede dar tu padre

BIBLIOTECA

Libros que compro
Entre las extrañas lluvias
y el calor
De 1992
Y que he leído
O que nunca leeré
Libros para que lea mi hijo
La biblioteca de Lautaro
Que deberá resistir
Otras lluvias
Y otros calores infernales
-Así pues, la consigna es ésta:
Resistid queridos libritos
Atravesad los días como caballeros medievales
Y cuidad de mi hijo
En los años venideros


Son dos poemas muy sencillos, bastante torpes en la ejecución y con voluntad de claridad en el significado. El destinatario original del mensaje es mi hijo Lautaro -estas palabras, en el fondo, también son para él. Ambos poemas recogen no sólo buenos deseos y buenos consejos. Desesperado con la perspectiva de no volver a ver a mi hijo, ¿a quién encargar de su cuidado sino a los libros? Es así de simple: un poeta pide a los libros que amó y que le inquietaron, protección para su hijo en los años venideros. En el otro poema, por el contrario, el poeta pide a su hijo que cuide de los libros en el futuro. Es decir que los lea. Protección mutua. Como el lema de una banda de gángsters invicta.

Blanes, enero de 1993

...................................................
Para saber más:
Exposición Archivo Bolaño 1977-2003
Avance de materiales educativos para difundir la vida y la obra de Bolaño
La imagen de la entrada es parte de un proyecto de estampación de camisetas con citas del autor que propongo a quien quiera sumarse.


19 comentarios:

  1. Feliz día mundial de la poesía, Lu, y gracias por compartir estos dos poemitas de Bolaño. Como señalas conocemos a Roberto como novelista, así que ha sido un verdadero placer acercarnos a esta poesía sencilla, directa -casi prosa- que encierra grandes verdades y consejos para su hijo y para todos nosotros. ¡Ay, los libros... todo está en los libros!
    Zorionak, Lu!

    ResponderEliminar
  2. Llevo un curso inmersa en la lectura de Bolaño, porque estamos preparando una maleta pedagógica. Cada vez que me adentro en sus escritos, descubro nuevas "joyas". Es un autor inabarcable que vale la pena leer.

    Ah, los libros, ah, la poesía

    ResponderEliminar
  3. Como amante de la poesía, descubrir a narradores que también poetizan siempre es un gran descubrimiento. Me paso en su día con Cortázar y con Benedetti.
    ¡Feliz día de la poesía!
    Maru

    ResponderEliminar
  4. He leído bastante a Bolaño que cuenta con mi aprecio y consideración de excelente novelista. Sin embargo, su libro 2666 se me atragantó. Leí tres cuartas partes de aquella cadena espantosa de crímenes en Ciudad Juárez y ya no pude más. Lo dejé sin pesar. Es un libro que no he llegado a comprender. No sé qué pretendía que no pudiera haber sido hecho en quinientas páginas menos. Por decir algo.

    Salvo este libro, todo Bolaño me es estimado. Incluidos estos dos poemas transparentes con que ilustras el día de la Poesía. Me he imaginado a su hija Lautaro recibiendo el regalo de su padre y sintiendo en sí mismo el compromiso que le legó con estas palabras que el destino hizo que fueran proféticas, debido a su prematura muerte.

    ResponderEliminar
  5. Maru, hay poetas narradores y narradores poetas (y aunque parezca lo mismo, no lo es). En el caso de Bolaño, la poesía es la esencia de su obra narrativa. De Cortázar, me quedo con su infinita capacidad de fabulación y de Benedetti, con su tino para dar con los matices del sentimiento amoroso.

    Gracias por compartir este Día

    ResponderEliminar
  6. Joselu, 2666 es una obra de obras. Su publicación póstuma hizo que apareciera como una novela lo que pudieron ser cinco. Quizá la respuesta a tu desagrado la tiene el propio Bolaño. No sé si has leído "Los mitos de Chtulhu", una disertación sobre la literatura incluida en "El gaucho insufrible". En un momento del discurso hace una dura crítica a obras en las que "¡Se entiende todo!". Sin duda, 2666 no pertenece a ese grupo.

    ResponderEliminar
  7. Gracias a ti he podido ir descubriendo algunas obras de Bolaño, pero desconocía al Bolaño poeta. Estos dos poemas me han abierto el apetito y sobre todo me gustaría unir ambos finales: el consejo paterno para que lea a los poetas y la reciprocidad de los libros ejerciendo como guardianes de su hijo. Todo un regalo y una filosofía de entrega a la literatura.

    ResponderEliminar
  8. Hace muchos años que leo a Bolaño (leo y releo y vuelvo a leer). Es inagotable, su obra. Autorreferencial y autoficcional, algunos poemas son un gesto de desnudez. Bolaño adoraba a su familia. Una vez afirmó que su única patria eran sus hijos. Con este amor escribió estos y otros poemas dedicados a su hijo.

    ResponderEliminar
  9. Ya desde hace tiempo tengo ganas de ponerme con Bolaño, que varias personas me han recomendado, más aún desde que descubrí tus numerosas referencias al autor. Estos dos poemas me han parecido dos joyitas, sencillas y con un mensaje que también se acerca a lo que, a veces, como docentes, nos gustaría transmitir y legar a nuestros alumnos.
    Gracias por el descubrimiento.

    ResponderEliminar
  10. Qué proyecto más interesante llevas entre manos, Lu .Me ha encantado la idea de dejar a los libros como metafóricos guardianes de sus hijos. No imagino nada más doloroso que esa separación y además ser consciente de ella. Creo que la literatura y también la música son magníficos refugios tanto en los buenos como en los malos momentos y seguro que Bolaño también lo creía.

    ResponderEliminar
  11. Delicioso.No conocía tampoco a Bolaño poeta y me ha gustado una barbaridad. Como todos los días son días para la poesía, y todos los santos tienen su octava,te deseo muchos felices días llenos de poesía,aunque sea con retraso...

    ResponderEliminar
  12. Qué difícil es encontrar la palabra exacta y precisa y, si embargo, en los poetas la encontramos; por eso me ha gustado tu entrada. Sin embargo la poesía necesita silencio y sosiego y hay mucho ruido y mucha prisa alrededor.
    Ánimo, ya sabes que te seguimos.
    Puri

    ResponderEliminar
  13. Javier, Bolaño no es un autor fácil. Si decides conocer su obra, te recomiendo empezar por leer sus obras desde el punto de vista de la cronología creativa. Sólo así podrás comprender su universo literario.

    María José, este año es especialmente malo para mí, pero como no todo es negro, ni gris, la única luz es el projecto de preparación de materiales de Bolaño. Algo que puedo hacer, a pesar de las secuelas del accidente.

    Inma, gracias por esta felicitación tan sincera.

    Puri, los poetas son poetas porque dan con la palabra justa, aquella que nosotros buscamos y, a veces, no acertamos a encontrar. Por ello, se diría que ellos hablan en nuestro nombre, sin saberlo. Son casi la voz de nuestros sentimientos.

    ResponderEliminar
  14. Apenas he leído a Bolaño: "Los detectives salvajes", y reconozco que no me resultó fácil. Aunque no sé si fue por Bolaño o por mí. Me anima mucho ver tu animada recomendación, y también los poemitas a Lautaro, me parecen conmovedores. Un abrazo, Lu, espero que estés bien.

    ResponderEliminar
  15. La poesía es maravillosa, una forma diferente y realmente espectacular de expresar lo que sientes

    ResponderEliminar
  16. Carlota, si algún día pudiéramos vernos, podríamos comentar "Los detectives" es una obra que conozco bastante bien y de la que sé algunas claves que pueden ayudar a comprenderla.

    Marta, la poesía es maravillosa, pero puede ser también maravillosamente terrible. Ahí está Leopoldo Panero, poeta al que admiro, pero que encaja dentro de la poesía del horror.

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  18. Lu,
    sabes que me gusta más la figura enigmática, pero real, del hombre, del escritor Bolaño, que su obra que sigue siendo demasiado compleja para mis gustos. Con los poemas a su hijo me acercas de nuevo al secreto vital de su persona.
    Lo mismo me pasa con Blanes: algún día, intentaré alejarme del turismo, y me acercaré a recorrer sus callejuelas, buscaré entre sus rincones los recuerdos no evadidos de Roberto Bolaño.
    Prometo llevar un libro suyo.

    ResponderEliminar
  19. Patxo, la huella de Blanes en Bolaño es importante. Sabes que te espero para pasearte por los rincones por los que paseaba y leía Bolaño. Para cuando llegue ese momento, espero estar recuperada.

    ResponderEliminar

Deja un comentario