14 de febrero de 2012

De tertulia (con madres)

Hay días, momentos y clases especiales. Ayer lunes fue muy especial, porque tuvimos la suerte de culminar el proceso de lectura de El retrato de Carlota con una tertulia, en la que nos acompañaron algunas madres (en realidad fueron tres sesiones, una para cada 3º de ESO). Al iniciar el proceso de la lectura, invité a los padres a participar mediante una ficha con varias opciones de colaboración. Mi sorpresa fue enorme, cuando vi que muchos se comprometían a leer la obra y a comentarla en casa. Pero mi cara se iluminó cuando recibí la notificación de que varias madres estaban dispuestas a venir. Ya había realizado la experiencia hacía unos años, pero entonces jugué con ventaja, porque conocía personalmente a las madres. Esta vez no era así, por lo que tenía muchos temores. Afortunadamente las sesiones se desarrollaron con mucha naturalidad, los alumnos expusieron sus puntos de vista abiertamente y completamos la hora con la lectura de las citas que más les habían impactado, una práctica que ya es tradición en nuestras aulas y a la que denominamos Al hilo de la lectura.


Pero hay algo más, una de las madres nos obsequió con un texto que resume en forma de poema la trama de la novela (gracias, Soraya).


Han sido tres horas de lectura silenciosa en clase (con una hoja de seguimiento), más la hora de la tertulia.  Ahora les toca el turno a las actividades. En la línea de las #lecturassinexámenes, los alumnos andan en busca del "fantasma de su familia", una propuesta de escritura que va a traer algunas sorpresas, dados los comentarios que han hecho algunos alumnos e incluso la historia que nos contó una de las madres. La idea, que está sugerida en la guía de Anaya, la he completado con dos modelos de texto, uno de Rafael Marín y otro de una humilde servidora. 

El retrato_Carlota_actividades

_____________________________
Para saber más: 33 razones para leer y más10 razones para leer |  


27 comentarios:

  1. Un trabajo excelente. Una muy buena concreción de la metodología de las tertulias dialógicas. Con lo difícil que es implicar a las familias, es una gozada observar cómo lo consigues. A costa de buen trabajo, ilusión y profesionalidad.

    ResponderEliminar
  2. Increíble ver la implicación de las madres, ¡ahora solo falta que se animen los padres! Qué bonita idea, Lu. Que las familias sean ejemplo de lectores hará del acto de la lectura algo cotidiano y habitual.

    ResponderEliminar
  3. Nada mejor que integrar a las familias en nuestros proyectos. Y quizá nada más difícil.
    Siempre he pensado en un club de lectura con padres o madres siguiendo el modelo de las tertulias dialógiacas. Hasta ahora no me he atrevido y los alumnos nunca han mostrado demasiado entusismo en compartir tertulias con sus padres.
    En Primaria tenemos cola de padres para venir a la biblioteca a contar cuentos. En Secundaria ya es otra historia.
    Enhorabuena por tu experiencia y gracias por compartirla.

    ResponderEliminar
  4. Una propuesta muy interesante, Lu. Estoy de acuerdo en que las madres -especialmente, esa es la verdad- se implican más de lo que podríamos pensar: a veces, en alguna tutoría, han aprovechado para dar su impresión sobre algunas de las lecturas hechas en clase. Ya te he dicho en alguna ocasión que me encanta la idea de las citas. Creo que voy a ponerla en práctica sin tardar mucho. ¡Enhorabuena por el trabajo!

    ResponderEliminar
  5. Blogge@ndo, ilusión por las dos partes. Creo que eso ha sido lo mejor.

    Silvia, las madres que vinieron me sorprendieron positivamente. Se habían leído el libro con los ojos de sus hijos. Fue lo interesante de la tertulia que se pusieron en la piel de la protagonista y analizaron su aventura desde la perspectiva de una viaje de la adolescencia a la madurez, como el que sus hijos están viviendo.

    ResponderEliminar
  6. Evaristo, la implicación de las familias está en el contrato de compromiso que éstas firman a principio de curso. Pensé que era una buena manera de abrir las fronteras del aula a nuevas colaboraciones.
    De hecho, estamos trabajando en otra actividad relacionada con la lectura, pero bien distinta a esta y en la que también vendrán algunas madres de invitadas.

    Carlota, nosotros llevamos unos cuantos años proponiendo el trabajo de "Al hilo de la lectura". Es ya un clásico de nuestras aulas y da bastante buenos resultados. Si lo pones en práctica, ya me contarás cómo te ha ido.

    ResponderEliminar
  7. Lu, una vez más me pones los dientes largos y me quedo impresionado por la práctica y por los resultados. Ya nos tenías acostumbrados a que tus alumnos trabajen -y muy bien-, pero las madres... ¡ay las madres! No exagero un ápice -en serio-, no recuerdo los años que hace que los padres y madres de mi alumnado no se implican en los estudios de sus hijos... ¡como para proponerles una tertulia! ¡Qué envidia!
    Mi compañero Carlos ya me había contado que en un centro pequeñito en el que estuvo hace algunos años obtuvo espléndidos resultados con estas tertulias dialógicas con madres -ni un solo padre tampoco-.
    Desgraciadamente mi experiencia en los últimos años no tiene nada que ver con lo que contáis. ¡Qué suerte y qué satisfactorio tiene que ser! ¡Felicidades, Lu!

    ResponderEliminar
  8. Ojalá fuera algo más habitual, si las madres participan de la lectura es más probable que los hijos mantengan el hábito, enhorabuena

    ResponderEliminar
  9. Marcos, la verdad es que soñaba con que viniese alguna madre. También vino el padre de una alumna, pero se excusó por no haber leído el libro. De todas formas, su presencia fue un punto a su favor.
    También ha habido muchas madres que se han leído el libro y que no han podido asistir. Ellas también han jugado un papel muy especial en esta propuesta.

    Eduideas, se cumplió la fórmula de que de padres lectores salen hijos lectores. Aunque no siempre es así, ayer se confirmó.

    ResponderEliminar
  10. Ya sabíamos que eras una profe todoterreno, ¡pero conseguir implicar a las madres es ya el no va más! Lo que tendría que ser algo habitual como es la implicación de los padres en la educación de sus hijos, nos sorprende por inusual. Enhorabuena por el proyecto y los resultados obtenidos.

    ResponderEliminar
  11. Como todos mis compañeros, manifiesto mi admiración por estas tertulias que implican a las madres en algo que sobrepasa lo estrictamente curricular. Resulta admirable que hayas canalizado la supervisión de la lectura hacia un acompañamiento positivo y que, encima, hayas atrapado la atención hasta convertirla en participación directa en el aula. Me consta que muchas madres de mis alumnos leen los libros que se proponen en clase, pero nunca he sospechado que podrían implicarse de tal modo. Habrá que trabajar en esa línea.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  12. Lu, me ha encantado la propuesta de implicar a los padres en la lectura y en el trabajo de sus hijos ( y de paso en el nuestro). Chulísimo.
    Sintomático que no haya ido ningún papi ¿no?
    Me pregunto qué pasaría si lo pusiese en práctica. Me atrae muchísimo la idea.

    ResponderEliminar
  13. No dejas de sorprenderme. Chapeau! por la actividad. Ya veo que no solo eres capaz de transmitir entusiasmo a tus alumnos, sino también a sus familias. Las familias como ejemplos de lectores es una idea fabulosa.
    Gracias de nuevo, Lu.

    ResponderEliminar
  14. Virginia, a veces, esta todoterreno no sabe poner el freno. Esta vez no me he estrellado, pero en otras, he estado a punto.

    Antonio, esta tertulia ha traído consigo un trabajo extra que no lo sabes bien. Quizá por eso no figuran iniciativas así en el currículum.
    Pero, como dice Evaristo, sorprende que en Primaria haya tanta disposición y que luego en la Secundaria se rompa.

    Vi las caras de los alumnos y en más de uno supe ver el deseo de que haya una segunda vez. En eso estamos.

    Trapisonda, vino un papi, pero se excusó por no haber leído el libro. Aunque siguió la tertulia muy atento e incluso participó cuando el debate se desvió de la trama para tratar aspectos más generales sobre la adolescencia. Si miras en las fotos, podrás verlo poniéndose la chaqueta.


    Manolo, con el tiempo voy ganando experiencia. Esta es la segunda vez que invito a las madres y, por lo vivido, auguro que no va a ser la última.

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué gozada poder contar con las familias para actividades lectora! Eso es lectura en familia y fomento de la lectura total. Enhorabuena, Lu, por conseguir algo que considero muy, muy difícil. Y como tú dices, un enorme ejemplo para las #lecturassinexamen. El grupo en Diigo agradecerá esta colaboración.
    Un abrazo muy fuerte, Lu.

    ResponderEliminar
  16. Gracias, Alberto, por ese abrazo. En momentos de crisis educativa, el apoyo de las familias y de los compañeros (también virtuales) es la fuerza para seguir adelante.

    ResponderEliminar
  17. Me ha parecido una actividad preciosa y a la vez valiente. Creo que este es un ejemplo para quitarnos los miedos y probar experiencias de implicación de padres y madres.
    ¡¡Olé!!

    ResponderEliminar
  18. ¡fascinante! me encanta la idea de que las familias participen. No sé cómo proponerles eso aquí; veo muy difícil que se impliquen, pero supongo que todo es intentarlo ¿no?

    ResponderEliminar
  19. Mi experiencia de hace un año fue la inversa. Me llevé a unos alumnos a una escuela de padres. http://homo-complexus.blogspot.com/2011/06/de-excursion-con-algunos-alumnos-la.html

    ResponderEliminar
  20. Mi experiencia de hace un año fue la de llevarme a un grupo de alumnos a una escuela de padres. http://homo-complexus.blogspot.com/2011/06/de-excursion-con-algunos-alumnos-la.html

    ResponderEliminar
  21. Tus experiencias me dan luz para seguir en mis búsquedas. Mil gracias. Una duda: ¿alguna ficha donde ser concrete la evaluación del trabajo, los criterios que se tienen en cuenta, etc? A mí tampoco me gusta poner un examen por las lecturas, pero sí debo recoger en una nota el trabajo realizado con la lectura. ¿Cómo lo has hecho, incluyendo la aportación de las madres y padres? Otra vez gracias.

    ResponderEliminar
  22. Carmen, todo es intentarlo. A veces, los miedos nos cierran puertas. Hay que abrirlas y atreverse. Puede que nos estrellemos (yo no sería la primera vez), pero también que logremos nuestros objetivos.

    Rafael, la experiencia que has llevado a cabo con tus alumnos de bachillerato me ha parecido excelente.

    ResponderEliminar
  23. Ana, ahora que lo dices, se me olvidó poner el documento de evaluación de los trabajos, pero es sencillo. Siempre parte de las actividades propuestas.

    El baremo que sigo es el siguiente:

    1 punto: la ficha técnica.
    3 puntos: uno por cada cita.
    2 puntos: el correo electrónico
    3 puntos: el texto "Un fantasma en la familia"
    1 punto: presentación (portada, índice, numeración de páginas, enunciados, formateado...)

    La puntuación de cada apartado se vale de lo descrito en el enunciado. Por ejemplo, en el caso de las citas, debe estar la ubicación de las mismas, en caso contrario, descuenta 0,5 punto por cita. Si no cumplen la extensión de las 80 palabras, también tienen descuento.

    En el caso de la carta, se valora la estructura el correo (saludo, cuerpo, despedida).

    En el caso del texto "Un fantasma en la familia" se aplican los criterios de corrección de textos (adecuación, coherencia, cohesión).

    En todos los apartados se aplica un descuento de 0,10 por falta de ortografía y puntuación y cuentan las faltas repetidas.

    Espero que te sirva.

    ResponderEliminar
  24. De acuerdo, sobre todo porque los tiros van por donde intuyo y me reafirmo en ciertas intuiciones. Habrá que lanzarse al vacío, como dice la compañera. Agradecida.

    ResponderEliminar
  25. Ah, por cierto: hoy mismo he tanteado el terreno. Ya sabía que varias madres leían con sus hijos por varias razones: por acompañar, motivar y comprobar la lectura de sus hijos, en algunos casos, y, en otros, por tener algo que leer que además pueden compartir con sus hijos. Hoy media clase de 1ºESO ha levantado la mano: sus madres (y padres en determinados casos) leen con ellos.

    ResponderEliminar
  26. Ana, me alegro muchísimo de que hayas obtenido tan buena respuesta.

    ResponderEliminar
  27. Completamente de acuerdo. Yo tambien lo hago con los padres y han sido experiencias inolvidables:

    Los padres tambien leen: http://yaestamosensecundaria.blogspot.pt/2009/04/los-papis-y-las-mamis-tambien-leen.html

    Lecturas muy familiares: http://tercerodelaeso.wordpress.com/2010/04/26/lecturas-muy-familiares/

    Son algunas de las cosas que me han regalado los padres/madres de mis alumnos. Es fantástico.

    Saludos

    ResponderEliminar

Deja un comentario