1 de septiembre de 2011

MI PRIMERA VEZ

La primera vez que cuento los prolegómenos de mi primera vez (como docente)

Hacía escasamente unos meses que me había titulado en Filología Hispánica y deseaba con todas mis fuerzas tener un trabajo “donde sea y como sea”. Desobedecí mis deseos y el miedo me empujó a rechazar un trabajo de profesora de español en Libreville (Gabón). Bastó un no para diluir el arrojo que mostré cuando viajé a Madrid a presentar mi solicitud. No fue la primera vez que me he sentido una miedica. Ha habido tantas que no consigo ordenarlas en el tiempo.
Sí recuerdo que la segunda oferta que se me presentó fue dar clases en un internado (en el que años más tarde se rodarían algunas escenas de Soldados de Salamina). Ya conocía el régimen de vida de estas instituciones desde la otra barrera. Ahora iba a ser parte del engranaje. Esa fue mi primera vez como docente y la primera vez que sufrí la mordedura de un perro. Yo debía presentarme al centro a primera hora de un lunes. Salí de casa cuando todavía era de noche, pues me esperaba una hora y media de viaje. No había nadie en las calles y empezaba a refrescar. Al torcer una esquina de camino al garaje, apareció un perro (perrito faldero, para ser exactos) y, en un visto y no visto, se aferró a mi pantorrilla izquierda e hincó sus colmillos en la carne. Para zafarme, sacudí la pierna varias veces hasta que noté el desgarro. Como pude, di la vuelta, entré en casa e hice dos llamadas: una al centro para comunicar lo sucedido, y otra al médico de la familia. Tres semanas después me subí por primera vez a una tarima, sin miedo y con una cicatriz que todavía hoy es motivo de preguntas. Los días previos a ese instante deseado, inventarié los mejores momentos de mi pasado de estudiante (a los que sí supe poner en orden) y, como en un remake profesoral, mi primer día de clase  fue un homenaje a uno de mis más admirados profesores.

Este texto no es más que un ejercicio de escritura (sincero, eso sí) similar al que voy a pedir a mis alumnos en este curso que empieza.  Mi primera vez es una sección que El País ha incluido como novedad en la Revista de verano, que se publica en agosto. Es innegable que el título es un reclamo, pues cuando leemos “Mi primera vez”, nuestro pensamiento nos sitúa en el terreno de la sexualidad. No obstante, las firmas que han sido invitadas a colaborar cuentan, con pericia literaria, experiencias de muy diversa índole.
Voy a invitar a mis alumnos a que indaguen en su memoria, con el fin de que rescaten el recuerdo de una primera vez  y lo cuenten. Pero antes, haremos una lectura crítica de la siguiente selección (punto de vista, orden temporal, transcripción de citas, marcas de subjetividad...):


La primera vez que vi un muerto (Wendy Guerra)
La foto de familia (Mnauel Rivas)
Con Rubén (Carme Riera)
De cuando Eva encontró a "Rita" (Juan Cruz)
La suerte del principiante (Ignacio Martínez de Pisón)
Sesión de polo de limón (José María Guelbenzu)
En torno a unos zapatos (Andrés Neuman)
Vivir para contarla (Martín Caparrós)



..........................................................................................................
Actualización 05/09/2011: Recomiendo leer Mi primera vez por Eduardo Muñoz Uribe
Actualización 17/09/2011: Juan Antonio Cardete recomienda este fragmento de Luis Landero.

25 comentarios:

lota march dijo...

Lourdes,
em sembla una gran idea. Quant al teu relat coincideixo amb tu amb aquest "homenatge" de la primera classe a un dels professors que mes t'havia marcat. És aleshores que penses: si sóc aquí és gràcies a tu. Bon curs!!

Antoni de la Torre dijo...

Poderosa activitat inicial que convida a l'evocació, el metallenguatge i l'escriptura. És fantàstic poder oferir tan bons models per a facilitar a l'alumnat l'elaboració de relats personals. Que tingues, Lu, un inici de curs il·lusionat i ple d'idees com aquestes. Salutacions.

Marcos Cadenato dijo...

Me parece excelente iniciativa, Lu, y -mira por dónde- me has recordado "mi primera vez". Este ejercicio de escritura me ha traído a la memoria otro que yo propuse en mi primer centro, en mi primera vez: ("Yo soy un...") donde mis alumnos se ponían en la piel de un balón, de un compás, de un cuaderno... Recuerdo un escrito excelente en el que un alumno se transformaba en su pupitre y me contaba intimidades inconfensables...
La próxima vez que coincidamos me gustaría ver esa histórica cicatriz. :)
¡Buen comienzo de curso y que las primeras veces den frutos extraordinarios y que nosotros los leamos!

Carlos Nicomedes Díez dijo...

Primer post del curso, primera actividad: mi primera vez... ¡Que empiece el espectáculo!, como decía Bob Fosse. ¿Y algo de música para animar o tranquilizar a las fierecillas? ¿Qué tal Mi primera canción, de Alejandro Sanz? http://www.youtube.com/watch?v=QiB10gIfmgY
¡Bienvenida, Lu!

Anónimo dijo...

Lourdes, esta actividad es una excelente idea y seguro que tendrá mucho éxito en el aula. Sigo tu blog desde hace tiempo y realmente consigues transmitir tu pasión por la docencia, y estoy segura de que eso llega también a tus alumnos.
Sobre el texto en concreto solamente puedo decir que "me ha llegado". :-)
He terminado Filología Hispánica y ahora me debato en un mar de dudas, tratando de decidir mi rumbo...
Así pues, mi más sincera enhorabuena.

Hortensia Lago dijo...

Lourdes, tienes unas ideas fantásticas. Yo también la tendré en cuenta para el inicio de curso. La evocación de tu primera vez está narrada de forma magistral. ¡Qué suerte tienen tus alumnos!
Buen comienzo de curso y gracias por tu generosidad al compartir tan buenas ideas.
saludos.

Inés dijo...

Lourdes, qué gusto tenerte de vuelta. Como siempre, es un placer disfrutar de tu prosa y todo un regalazo las grandes ideas que compartes con nosotros. Me encanta, me lo llevaré al aula. Gracias. Un abrazo

Lu dijo...

lota, gràcies per la teva visita.
Antoni, durant l'agost he anat llegint la secció de El País i he de dir que al llegir una de les experiències se'm va encendre la llumeta. Tot va ser perquè qui l'explicava havia passat per una situació similar que jo havia viscut. També he de dir que la premsa és una font d'inspiració d'activitats. Només cal saber-la llegir amb una mirada pedagògica.

Marcos, recuerdame lo de la pantorrilla, la próxima vez. No problem.
En primero de ESO, tenemos una actividad parecida a la que cuentas. Se trata de que cada alumnos se identifique con un animal y cuente al resto del grupo sus razones. Te puedo asegurar que aciertan.

Carlos, qué acierto tu recomendación musical. ¡Mira que eres creativo!

Anónimo, solo deseo que tu primera vez como docente sea tan feliz como lo fue la mía (exceptuando los prolegómenos).

Hortensia, gracias por tus palabras. Sabes que yo también he aprendido mucho de tus sugerencias.

Inés, ojalá se cumpla que te lo puedas llevar al aula. Sería una buena noticia.

José Mari dijo...

Hola, Lourdes. Me alegra volver a leerte y recibir tus propuestas. No he leído todos los textos de El País, pero había recortado algunos (a la antigua usanza) porque me habían gustado y me habían recordado un texto antiguo con el mismo título, en el que la fuerza residía en la sorpresa final. De todos los que he leído, los que más me han emocionado han sido esos. Ahora tú le has dado forma a la actividad y nos la sugieres llena de sentido para nuestra asignatura. Gracias.
A los que no conozcan el texto de Maruja Torres (`Mi primera vez' INGLES DOLOROSAS), se lo recomiendo. Es una verdadera sorpresa. ¡No sé cómo enlazarlo aquí!
Buen inicio de curso a todos.

Héctor Monteagudo dijo...

Es una excusa muy buena para escribir. Me ha chocado bastante el asunto de la mordida del perro y cómo despierta la curiosidad de algunos alumnos la cicatriz que dejó.
Un saludo, Lu.

Virginia dijo...

Veo que empiezas el curso ya "a pie de aula". Una excelente propuesta, como todas las tuyas y que seguro que da unos buenos resultados. Gracias por compartirla.

Saludos y buen principio del curso.

Guillermo Gómez dijo...

Lourdes, una grandísima idea. Estoy ansioso por saber qué primeras veces relatan tus alumnos.

Lu dijo...

Jose Mari, no consigo dar con el texto que recomiendas. Me has despertado la curiosidad.

Héctor, ya verás cuando les lea el texto a los de este curso.

Virginia, tú también tienes muy, pero que muy buenas iniciativas. ¿Vas a Madrid?

Guillermo, veremos qué cuentan. Seguro que se sorprenden con los textos y nos sorprenden con sus relatos.

JLG dijo...

Lu, una actividad preciosa.

Tenía mis dudas a la hora de hacer una parecida (también tiene que ver con la remembranza) dada la juventud de mis alumnos, pero sí tú te atreves, yo no voy a ser menos. ^_____________^

Muchísimas gracias por compartirla y feliz comienzo de cole.

Joel dijo...

M'ha encantat la idea... i m'ha agradat llegir el teu escrit...
Jo faré l'activitat a tutoria... no treballarem l'estil, però sí el grup i l'empatia... gràcies!

Lu dijo...

jlg, estoy segura de que tus bachilleres sabrán sacarle partido. La infancia y la adolescencia son etapas de la vida en las que las primeras veces se suceden. Abrirse a la madurez conlleva estrenarse en muchos aspectos.

Joel, em sembla una bona idea portar l'activitat a tutoria. De fet, compartint els textos, els components del grup es coneixeran una mica més.

duenda. dijo...

En este curso que toca preparar las opos (mi primera vez, ya que esto va de primeras veces), da mucho gusto cargar pilas por aquí. Me chifló, desde el principio, tu creatividad.

Abrazos.

d.

Antonio dijo...

Estupenda propuesta que nos viene de perlas para empezar el curso. Quienes consideramos este oficio como algo único tenemos un especial recuerdo de ese rito iniciático que nos llevó a él. Curiosamente, en el mío también hay perro. Ya lo contaré algún día :-)
Y para los nostálgicos de la primera vez, un regalito.

Virginia dijo...

Muchas gracias por los elogios, Lu. En cuanto a tu pregunta, no voy a Madrid. Me da pena pero no puedo. Espero que coincidamos alguna vez en otro evento, porque tengo muchas ganas de conocerte a ti y a otros profes blogueros con los que siempre aprendo un montón.

Saludos

Carlota Bloom dijo...

Una propuesta preciosa: aunque los alumnos son jóvenes, evocar siempre es muy sugerente. Me alegra leerte de nuevo, Lu.

Marian dijo...

Hola Lu!
Es una estupenda idea, como casi todas tus propuestas. La usaré seguramente en clase. (Es mi primera vez, con 2º ESO...y me 'muerden' unos pequeños nervios en el estómago) Me ha encantado también el recuerdo del anuncio de Chispas que propone Toni Solano. Feliz comienzo a todos.

Lu dijo...

Duenda, tienes que confiar en que las opos sean la primera y la última vez. Confianza y suerte.

Antonio, me has dejado con la intriga de lo del perro. Seguro que tu relato es tan jugoso como aquellos a los que nos tienes acostumbrado. El regalito viene como anillo al dedo. Hablar de colonias me retrotrae a mi infancia. Mis padres tenían una mercería en la que vendíamos colonias a granel con unos recipientes de plástico que parecían salidos de un laboratorio. Mi primera inmersión en la venta de colonias y perfumes da para un relato.

Virginia, siento no coincidir contigo en Madrid. Me hubiera gustado sentir la experiencia por la que te concedieron el sello. Me encantó la idea.

Carlota, me ha costado volver después de la desconexión vacacional. Siempre me tienta la idea de dejar el blog, pero vence la tentación la idea de estar con amigos y compartir. Nos leemos.

Marian, ese "mordisco" del que hablas yo también lo siento. Es la primera vez que despido una promoción de 4º y no regreso a primero, como me gustaría. Voy a iniciar una promoción in media res y siento el mariposeo en el estómago cuando lo pienso.

Blogge@ndo dijo...

Una excelente propuesta, de las que mueven las emociones del alumnado. Y las nuestras también. ¡Quién no recuerda su primera vez en un aula...! Bienvenida al nuevo curso.Ya te echábamos de menos

Marian dijo...

Gracias Lu por la propuesta que como dije arriba me he atrevido a poner en práctica con mis alumnos. Aquí te dejo el enlace: http://hautatzen.blogspot.com/2011/10/mi-primera-vez.html

Lu dijo...

Marian, he estado viendo tu trabajo. No sabes cuánto me alegro de que te haya servido la propuesta.