17 de noviembre de 2008

MICRORRELATOS SINTÁCTICOS

Dar sentido a la enseñanza de la sintaxis, cuesta muchísimo. La sintaxis es una parte importante del currículum, por lo que hay que buscar formas para abordar su estudio de manera que éste cobre una nueva dimensión más allá del análisis stricto sensu.
Los microrrelatos son materia predilecta entre los profesores de lengua (asumo el riesgo de la generalización). La brevedad, la condensación temática y el quiebro final que caracteriza a muchas joyas de este género, juegan a favor de su uso como materia prima para el estudio de la lengua.
Siempre he usado los microcuentos de autores consagrados para realizar ejercicios de análisis sintáctico. Siempre hasta la semana pasada que se me ocurrió plantear un nuevo enfoque.
Presenté este microrrelato a mis alumnos de 2º de bachillerato. Y les hice reflexionar sobre su contenido:

Nadie anda detrás de mí, pero corre. Nadie que ahora se abalanza.
Hernán Lavín Cerda. El miedo.

Comentamos cómo el autor había conseguido transmitir una de las manifestaciones obsesivas del miedo, la manía persecutoria, en dos "tiempos sintácticos" (las oraciones coordinadas y la oración subordinada adjetiva).
Posteriormente, les propuse escribir un microrrelato a partir de una lista de sensaciones. Les repartí una cuartilla en blanco y les dejé no más de 10 minutos para escribirlo. Insistí en que podían hacer probatinas en la misma hoja, antes de conseguir el texto definitivo. Cuando acabaron, recogí las producciones y fui leyendo y sometiendo a juicio cada uno de los microtextos. Ahí estaban representados el frío, la confusión, la soledad, la pasión, la fama, la impotencia, la euforia... Hoy hemos vuelto sobre los textos para analizar si la estructura sintáctica de los mismos está en comunión con el significado.
De esta manera, en el primer ejemplo, hemos comentado cómo la elección de las perífrasis aspectuales (incoativa y reiterativa) son un acierto en este microcuento que recuerda el mito de Sísifo:

Lo veo, estoy a punto de alcanzarlo. Resbalo y vuelvo a caer. (Moisés García)

Y, así en cada uno de ellos, hemos ido adivinando combinaciones y estructuras sintácticas, que los alumnos escribieron de forma intuitiva, pero que les han servido para emitir un juicio crítico sobre la adecuación de la forma al contenido. De camino, hemos repasado los tipos de coordinación y subordinación, el uso de las personas y los tiempos verbales, la connotación..

La actividad no finaliza aquí. Una de las alumnas es dibujante de cómic y se ha prestado a ilustrar algunos de ellos para completar una antología ilustrada. Confío en su palabra, así que espero poder compartirla con vosotros.

Y con esta idea tampoco se acaba la actividad. He preparado una selección de los relatos y he elaborado una nube con las palabras que los definen para que los alumnos de 2º de ESO los lean y sepan relacionarlos. Sé que les motivará saber que los han escrito "los mayores".

Aquí tenéis algunas de las muestras:

Atrapada en mi propia trampa, donde las rejas me rodean. Tengo la llave, pero me falta la puerta. (María Ruz)

Lo siento en mi piel, en mi alma y dentro de mí. Una mañana de invierno. (Néstor Delgado)

Tengo ganas de comerme el mundo, sin dejar nada. Y de reír, hasta reventar. (Mireia Matas)

Un árbol, una casa y un mundo allí. Aquí nada. (Tamara Puerto)

Después de ganar el concurso, todo el mundo me halagaba. En mi interior, yo sentía que eso era mi perdición. (Esteve Ferrer)

Sigo buscando la solución a este problema, pero no la encuentro. A lo mejor, no quiero saberla. (Cristina Álvarez)

Está en frente de mí, pero yo no estoy. ¿Por qué no estoy? (Noelia Cerolá)

Se está muy bien aquí. ¿Por qué he de renunciar a esta sensación tan placentera y regresar al mundo real? (Letzy Quiróz)

En silencio y escribiendo. Solo, con la mente vacía, un boli cerrado, un sudor frío. (Christian Mayer)

Relax… Calma… Un zumbido corta el aire, un suspiro vuela hacia nadie. (Isaac Peña)

Sueño con sus carnosos labios mientras saboreo el deseo del pecado. (Ma del Mar LLambí)

Atraviesa mi cuerpo hasta llegar a mi cabeza, imparable y molesto. (Jaume Batlle)


23 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho la actividad y creo que aportas al estudio de la sintaxis esa frescura que, evidentemente, no tiene en sí misma. Personalmente he sido/soy un entusiasta del análisis sintáctico y solía discutir mucho en todas las reuniones en las que oía decir a algunos profesores que no sirve para nada. Creo que sí, que es útil y que quien analiza con cierta fluidez suele disponer de una cabeza ágil, ordenada y, por lo general, lingüísticamente muy preparada. Al revés es más difícil, pero no imposible.

    ResponderEliminar
  2. Es increíble cómo van calando muchas de tus actividades en nuestra práctica diaria. También yo tengo 2º de Bachiller y 2º de ESO, y me parece estupendo poder utilizar materiales que tienen sentido dentro del propio instituto, que son relevantes para ellos porque los han hecho sus compañeros.
    Una vez más, eres grande.

    ResponderEliminar
  3. Llevaba puestos sus prejuicios y quedó atascado en la puerta; no se atrevió a desnudarse. (LQ)

    Me gusta la sintaxis y me encantan tus propuestas didácticas.
    !Gracias, Lu!

    ResponderEliminar
  4. Como comentas es un problema habitual dar sentido a las actividades relacionadas con la sintaxis. Yo creo que una de las causas es que empezamos, habitualmente, por el final, es decir, pedimos a los alumnos las actividades más complejas cognitivamente(definir, clasificar...) y además con un metalenguaje elaborado.
    Sin embargo, actividads como la que propones muestran que un buen camino es partir por las actividades de manipulación para observar lo qué pasa y a partir de ahí extraer el por qué, buscar relaciones, e incluso poner etiquetas.
    Yo creo que la reflexión sobre la lengua debe de ir por ahí: manipular, jugar con los eñlementos lingüísticos, observar su funcionamiento, extraer reglas...
    Pero si empezamos por definir el sintagma nominal y hacer 20 ejercicios de análisis a palo seco... fatal. Te mando la referencia de una webquest hecha por dos profesoras en un seminario para trabajar las oraciones subordinadas. Es otra propuesta muy curiosa que se llama "El capitán subordinón" Está pensada para ESO.
    http://www.saretik.net/Forowq/capitán_subordinón.htm
    Gracias por tus reflexiones, como siempre acertadas.

    ResponderEliminar
  5. Como comentas es un problema habitual dar sentido a las actividades relacionadas con la sintaxis. Yo creo que una de las causas es que empezamos, habitualmente, por el final, es decir, pedimos a los alumnos las actividades más complejas cognitivamente(definir, clasificar...) y además con un metalenguaje elaborado.
    Sin embargo, actividads como la que propones muestran que un buen camino es partir por las actividades de manipulación para observar lo qué pasa y a partir de ahí extraer el por qué, buscar relaciones, e incluso poner etiquetas.
    Yo creo que la reflexión sobre la lengua debe de ir por ahí: manipular, jugar con los eñlementos lingüísticos, observar su funcionamiento, extraer reglas...
    Pero si empezamos por definir el sintagma nominal y hacer 20 ejercicios de análisis a palo seco... fatal. Te mando la referencia de una webquest hecha por dos profesoras en un seminario para trabajar las oraciones subordinadas. Es otra propuesta muy curiosa que se llama "El capitán subordinón" Está pensada para ESO.
    http://www.saretik.net/Forowq/capitán_subordinón.htm
    Gracias por tus reflexiones, como siempre acertadas.

    ResponderEliminar
  6. Buenísima actividad, como de costumbre, y hay algunos relatos francamente sugerentes, felicita de mi parte a los alumnos, que sepan que hay otras personas que les leen y se asombran con ellos de lo que se puede contener en un par de líneas.

    ResponderEliminar
  7. Marcos, sí sirve la sintaxis y, además, creo que mis alumnos se han convencido de ello. Expresar una misma idea con estructuras sintácticas diferentes les ha convencido.

    Antonio,se sé si unir niveles es transversalidad. Desde el año pasado, cuando descubrí cómo a los alumnos de 1ºde ESO les motivó que los mayores les explicaran el tema de la comunicación, busco maneras de relacionar contenidos. El otro día di con esta. No siempre se me ocurren tantas ideas.

    ResponderEliminar
  8. Leonor, siempre dispuesta a la creación. Este microrrelato se lo leeré a mis alumnos y, de paso, les mandaré las felicitaciones de Eduideas. Es verdad que hay textos muy sugerentes.

    Blogge@ando, miraré con detenimiento el enlace que recomiendas. "El subordinón". Pinta bien el nombre.

    ResponderEliminar
  9. Me parece una estupenda actividad y las muestras de los alumnos son geniales. Has demostrado que la sintaxis, tan relegada por muchos colegas (a mí me encanta, por cierto), se presta a actividades lúdicas como ésta.

    ResponderEliminar
  10. Bueno..., puedes leerles el "anónimo", pero sólo para que sepan que a algunos nos parece francamente interesante lo que hacen en clase.

    !No me sometas a críticas, XD!

    ResponderEliminar
  11. Yo suelo proponerles frases divertidas cuando hacemos análisis sintáctico, pero es cierto que en un primer nivel es mucho más ameno y sugerente la propuesta de creación de microrrelatos con distintas relaciones sintácticas como la coordinación, la subordinación y la yuxtaposición.

    Hace unos años las bases del concurso de Sant Jordi en mi centro planteaban los microcuentos. Es un género con el que se obtienen resultados espléndidos como comprobé en la actividad del año pasado de contar una historia en seis palabras, una propuesta que recomiendo vivamente. En seis palabras hay contenido todo un mundo narrativo, lleno de relaciones sintácticas interesantes.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo5:23 p. m.

    Como siempre, me dejas con la boca abierta. Te lo he dicho muchas veces, pero te lo repito: "yo de mayor quiero ser como tú"

    Felicidades.

    Pura

    ResponderEliminar
  13. Anónimo5:48 p. m.

    Es una actividad interesante, creativa y "preciosa". Yo también "me la apunto". Gracias por compartirlo.
    Julia.

    ResponderEliminar
  14. Los microrrelatos son fantásticos, mi enhorabuena a tus alumnos. Me han gustado sobre todo los de María, Cristina y Letzy. ¡Y en diez minutos! La reflexión sintáctica sobre los mismos convierte la actividad en genial.

    ResponderEliminar
  15. No sé cómo te las arreglas para cada día seguir sorprendiendo con materiales tan currados. El principal problema que siempre se encuentra al encarar al chaval con la sintaxis es la falta de atractivo de la materia. Les suele resultar otra matemática abstracta. Desde tu planteamiento liquidas en gran medida esto.

    Una vez más, gracias desde el sur; nos estamos planteando seriamente ponerte un monumento en bronce a cargo popular.

    Sumándome a lo dicho, eres grande.

    ResponderEliminar
  16. HOla Lu: estupenda idea para dar sentido a la sintaxis, tan árida en otras ocasiones.
    Si se te ocurre alguna idea para dar sentido a la enseñanza de los pronombres y determinantes bienvenida será...hoy me decía una alumna: "¿Y a ti te gusta esto maestra?" No he sabido qué responderle.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  17. Me sumo a las alabanzas, Lu, aunque con algún matiz que luego expondré. Yo creo que todos hemos escrito "microrrelatos sintácticos", como tú los has llamado genialmente, cuando se trataba de proponer enunciados interesantes (o graciosos, o llamativos) que analizar. La novedad es que los compongan los alumnos y luego sean objeto de análisis, manipulación, etc.

    Es indiscutible que, como recurso docente y para actividades didácticas como las que describes, los microrrelatos no tienen precio. No obstante, tengo que reconocer que me ponen nervioso, y que no consigo sentirme cómodo con ellos. Me dejan con una sensación de vacío, de orfandad, e incluso de artificiosidad.

    Además, las prácticas centradas en textos breves o brevísimos tienen otro riesgo, que es el de que los alumnos no sepan identificar y analizar las grandes estructuras (no sólo sintácticas) que constituyen el armazón de los textos largos.

    En fin, admito que estas son objeciones que poco tienen que ver con tus objetivos, Lu, y vuelvo por ello al inicio de mi comentario: espléndida propuesta.

    ResponderEliminar
  18. A mí me encantan los microrelatos (yo los llamo cuentitos). La actividad está muy bien ¡Ojalá me hubieran enseñado a mi la sintaxis así! Me atrevo a hacerte una sugerencia: los anuncios. Creo que algunos de ellos son microrelatos en potencia y también son bastante adecuados para "la creación sintáctica". Uno puede estudiar una cosa analizando directamente sobre lo creado por otros o crear (o construir, si lo prefieres) y luego analizar el proceso y lo creado. Perdona el atrevimiento uno no es profesor, pero le gusta la enseñanza (es mi segunda pasión). Un saludo, Jesús.

    P.D. Por cierto me encantó el primero. Las puertas son lugares recurrentes en las historias de suspense.

    ResponderEliminar
  19. "Cuando me desperté, sólo tu sombra me hacía compañía."
    Hace tiempo, en una aburrida tarde de verano, me dio por escribir frases de este tipo, pero no sé dónde las metí y no las encuentro. Recuerdo otra que decía algo así como: "Cuando veo sonreír a un niño sé que hoy tampoco se acabará el mundo." Otras veces me da por escribir textos con las palabras que salen en el autodefinido o el crucigrama del domingo. También suelo proponer a mis alumnos que escriban oraciones con palabras que nada tienen que ver entre sí, como: lagartija- avión-esponja. Claro que la idea no es mía, pero funciona y a veces salen cosas muy divertidas. Cualquier propuesta que haga escribir a los alumnos es bienvenida, la creatividad está de capa caída, la pobre, entre tanto tema de árida sintaxis. Los chavales están deseando expresarse, sólo hay que animarles.
    Un saludo.
    www.unamaestrafeliz.blogspot.com

    ResponderEliminar
  20. Muy buen blog. Quería invitarte a intercambiar enlaces y a visitar mi sitio haciendo click aquí.

    Saludos,
    Diego López
    Titular de Mercader Explorer

    ResponderEliminar
  21. (Con voz nasal. Llevo un resfriado de primera).

    Eduardo, comparto tu recelo hacia los textos breves. Yo también percibo esa sensación de vacío en algunos de ellos. También los alumnos manifestaron que necesitaban un marco textual más extenso para expresar lo que en esos momentos querían. Esa será la continuación del ejercicio. Continuar el texto escribiendo periodos sintácticos más complejos combinados con oraciones simples. Un ejercicio de escritura algo forzado -dirán algunos- pero útil.

    Caperucita azul, para los pronombres uso un texto que, si el resfriado me lo permite, subiré en una entrada nueva. ¿Podrás esperar?
    Es muy gracioso, ya verás.

    ResponderEliminar
  22. Espléndida actividad. Enhorabuena (a ti y a tus alumnos). Hay un planteamiento de entrada que no comparto: "como hay que dar sintaxis, vamos a darle sentido". Yo diría: "Cómo la reflexión sobre la lengua es necesaria para controlar su uso, busquemos actividades donde uso y reflexión sean vertientes de un mismo proceso". Y es lo que tú haces. Enhorabuena de nuevo.

    ResponderEliminar

Deja un comentario