26 de mayo de 2008

Cobardes, la película

Fui a ver Cobardes. El cine estaba repleto de adolescentes, muchos de ellos alumnos de mi instituto. En mi fuero interno, pensé que coincidir en la sala de proyección favorecería el diálogo posterior.
Mis expectativas no se cumplieron, es más, me fui hundiendo en el sillón a medida que iba avanzando la historia.

Me resultó simplista que las historias del protagonista y el antagonista estuvieran marcadas por el determinismo familiar. Al padre altanero y triunfador le corresponde un hijo líder y acosador. Al padre humillado por un jefe desaprensivo le corresponde un hijo que es víctima de sus compañeros de clase.
En contraste con el tratamiento de los personajes masculinos, me sobrecogió el papel de las mujeres. Pero no quiero llevar a engaño a nadie, no pretendo redactar una crítica cinematográfica. Si por algo me he decidido a escribir estas líneas sobre la película es porque me duele que se haya desaprovechado la oportunidad de denunciar las situaciones del acoso escolar. ¿En qué estarían pensando el director y el guionista para dar a la película un final circular que lo único que muestra es la imposibilidad de acabar con el problema? Si bien admito que no es fácil atajar esta lacra, zanjar la historia perpetuando al acosador en su papel es hacer un flaco favor a la sociedad.
Dos de los jóvenes que vieron la película en la misma sesión que yo pertenecen a una temida banda. Son conocidos por su fanfarronería y su prepotencia. Hablan, gesticulan y se comportan con una violencia que no conoce límites. Al final de la película, ellos salieron reforzados. La Gran Pantalla les daba más razones para seguir acosando, insultando, vejando, apaleando...

16 comentarios:

Eduardo dijo...

Algo de esto me temí cuando leí algunos resúmenes y críticas de la película. Lo que dices, Lu, no hace más que confirmar mi impresión de que cuando el cine español toca uno de esos temas que se llaman "de candente actualidad", por lo general pierde el norte y desbarra.

Por otra parte, no sé qué es peor, si el determinismo de los personajes, o esa especie de actitud ventajista que toman algunos directores de nuestro cine cuando se sitúan en el pedestal de lo políticamente correcto. ¡A ver quién es el guapo que les dice nada!

En fin, habrá que esperar a que llegue a nuestras pantallas la triunfadora del festival de Cannes, Entre les murs, de Laurent Cantet, que también transcurre en el ámbito escolar. Dicen los que saben que es una gran película.

Marcos dijo...

No he visto la peli de Corbacho y Cruz, pero por lo que decís, pocas ganas me quedan. De todas formas, si se alientan este tipo de actuaciones en la escuela, aviados vamos... Lo hablaremos en Barcelona, con una cervecita...

Antonio dijo...

Todavía hay quien piensa que la escuela tiene el poder mágico de cambiar a los jóvenes y convertirlos en ciudadanos de pro. No nos engañemos: tenemos mucha fuerza como educadores-formadores, pero también vemos que nuestro discurso se viene abajo fuera de las vallas del instituto. Cuando vienen mediadores a dar charlas sobre violencia y acoso (algunos, incluso, son jóvenes del barrio), podemos detectar el escepticismo de muchos alumnos que saben que en su ambiente (por la familia, por los amigos....) las palabras son poco efectivas. No he visto la película, pero también soy un poco escéptico.

Anónimo dijo...

Pido disculpas por esta entrada sin relación con el tema de la pelí. Tengo una pregunta para Lourdes (y todos los que se animan a contestar). Pienso preparar una clase sobre los cuentos infantiles y me pregunto cuáles son los cuentos más contados en España, digo fuera de los conocidísimo (Caperucita, Cenicienta etc.)
Os agadezco vuestra ayuda,
Aïcha

Antonio dijo...

Para Aïcha: Hace más o menos un año se habló en estos blogs acerca de lecturas para jóvenes y niños. Creo que algunos de los presentes hicieron sus aportaciones. Las mías -sin saber si son representativas- las puedes leer en una entrada de mi blog. Perdona, Lu, por este (ab)uso de tu hospitalidad.

Lu dijo...

Aïcha, Antonio es un buen referente. El post que menciona formaba parte de un meme que puedes ir siguiendo de blog en blog.

De todas formas, te recomiendo que eches un vistazo a la página del Servicio de Orientación a la Lectura. Allí encontrarás muchísimas recomendaciones.

SOL

lbarroso dijo...

Pues yo no lo intuía para nada lo que cuentas, es más había visto una ficha para la trabajar la peli y el tema en el aulaque no apunta nada de lo que señalas.

Creo que ese final es terrible, por lo que se hace más necesario el trabajo con los chavales, si los agresores salen reforzados, los agredidos no tienen esperanza y los complices pasivos encuentran justificación.

Lu dijo...

Lourdes, no he querido dar detalles sobre el final porque suponía que muchos no habéis visto la película, pero el desenlace es tremendo.
El agresor sigue impune y como Zanahoria, su primera víctima, ha dejado de serlo (por sus cojo...), aquel busca otro cabeza de turco con el que utilizar sus artes de asedio pscológico.

La lectura es clarísima.
Si eres víctima, utiliza la venganza. Si eres agresor, no sufras, siempre hay una víctima esperándote.

Lo dije en un comentario en otro blog, que ahora no recuerdo. Al ver la película, lloré de rabia.

Anónimo dijo...

Muchas gracias Lu y Antonio por vuestra amena ayuda. Intentaré preparer todo esto y manteneros al corriente si os parece interesante. Gracias Lu por permitirme esta entrada sin relación con esa curiosa pelí de la que habláis.
Atentamente,
Aïcha

Por cierto: ¿qué es un meme?

Ariadna dijo...

Hola! A mi me dio la misma impresión que a Lu al ver la película, también me decepcionó. Además, hay un tema que me "molestó" especialmente: que Zanahorio se venga literalmente de su agresor. Ni es real, ni es saludable. (perdón a aquellos que no hayan visto la peli, pero es realmente grave!).

Por cierto Lu, no sé si nos conocemos, he descubierto el blog por casualidad, pero yo también soy de donde tu IES y estuve trabajando allí un tiempo como dinamizadora.

Muy buen blog, te sigo. Saludos,

Lu dijo...

Hola Ariadna, supongo que quienes sepan leer la película coincidirán en que no encara el tema con valentía (¿El título para quién es?).
A mí me molestaron varios episodios.

Menuda caricatura la señora directora y su decisión de irse a ordeñar vacas. Es insultante que se niegue protagonismo a los docentes que luchan por evitar estas situaciones.
No aparece ningún profesor implicado, ninguno. ¡Y los hay a montones!

Por cierto, Ariadna, ahora mismo no sé relacionarte. Pero déjame que piense (Uf, esta frase tiene resonancias de Bucay).
Un saludo

Joselu dijo...

Aicha, un meme es una propuesta reflexiva a modo de juego que alguien propone a otros blogueros. Cada uno lo continúa a su manera. Hay memes abiertos para que los recoja quien quiera o memes cerrados dirigidos a blogs concretos. Un meme sería por ejemplo plantear a los lectores cuáles fueron los libro que os marcaron en vuestra adolescencia y por qué.
No he visto la película, pero después de lo dicho se me han quitado las ganas de hacerlo. Coincido con vuestras apreciaciones sobre ese nefasto determinismo que deberíamos evitar en el tratamiento de un tema tan delicado.

Kiko Durán dijo...

Perdonad que escriba aquí, que quizás no sea el sitio adecuado, pero es la única manera de contactar con vosotros.
Soy un profesor de Magisterio de la Universidad de Castilla La Mancha, en Toledo. Estoy realizando actualmente una investigación para poder completar mi tesis. Trata sobre la utilización de los Blogs en Educación, o como prefiero llamarlo, sobre los Edublogs.
Para poder llegar a algunas conclusiones generalizables necesitaría que colaborarais conmigo. Y es para esto para lo que solicito vuestra ayuda. En principio simplemente se trataría de rellenar un brevísimo cuestionario por parte del profesor creador del Blog y de sus alumnos/as valorando la influencia de su edublog en algunos aspectos educativamente importantes.
Por favor, si están dispuestos a colaborar, les ruego me escriban un email a JoseFrancisco.Duran@uclm.es para que les pueda enviar en un archivo adjunto el cuestionario y luego me lo devuelvan relleno.
Muchísimas gracias.
En Toledo tenéis un amigo (y aprovecho para invitaros a visitar esta preciosa ciudad).
Un abrazo.

Mª José Reina dijo...

No he visto la peli, pero ya me imaginaba un poco esto que explica. Hay por ahí una visión tan simplista de la vida en los centros escolares ...

Anónimo dijo...

Hola! Acabo de ver la pelicula y estoy de acuerdo contigo.

No se si has visto la película Carrie...

Dicha película, que trata sobre un maltratado que acaba vengandose,te llega mas que esto. Supongo que es porque el ritmo es mejor, la historia mas interesante, y se relaciona con el terror y el cine fantastico.

A esta película le falta fuerza. Va de realista y moralizante (una moralidad ademas muy negativa) y termina resultando aburrida: al menos conmigo (como persona que tambien sufrio en el colegio malos momentos)no conecta. No conecto con esta cinta. Los personajes.. no se, curiosamente me resultan muy increibles ( y eso que en Carrie había cada uno que pa qué...) y creo que eso hace que no entre al trapo. No termina de haber nada que emocione. La narracion carece de pasion, es seca.

Al menos Carrie sabia mantenerte pegado a la butaca y lo apsabas mal por ella... y por todo lo que se movía alrededor.

Un saludo y mucho animo.

Lu dijo...

Anónimo, hace ya tiempo que escribí esta entrada, pero agradezco tu comentario y la comparativa con otro film.