13 de abril de 2008

Escola2018, Escuela2018, Eskola2018...

Actualización 14/04/2008:
Mi desconocimiento de la realidad educativa vasca me ha llevado a emplear el término "ikastola" para referirme a "escuela", cuando lo correcto es el genérico "eskola". De ahí la rectificación del título. Gracias, Marcos.

__________________

Tengo pendiente responder a un meme, a propósito de una iniciativa loable (ved). Se trata de definir las directrices de la escuela que queremos para dentro de 10 años. O lo que es lo mismo, responder a la pregunta: ¿Cómo quiero que sea la escuela en el 2018?

Sueña y propón. Así reza uno de los puntos. Éste es el esbozo de mi sueño:

1. AL LLEGAR. Quisiera levantarme y acudir a un centro limpio. Entrar en unas aulas limpias. Saber que año tras año reciben una mano de pintura, que no hay averías en la calefacción... El hábitat condiciona el desarrollo del individuo. ¿Por qué esta máxima no se cumple en el ámbito educativo?
Propongo que las administraciones separen en sus partidas económicas los gastos de mantenimiento (luz, calefacción...) de los de material educativo.
¿O alguno de vosotros ha visto grietas, cerraduras rotas... en las dependencias de las Delegaciones Educativas?
A falta de dinero, un parche: ¿Y si cada grupo-clase pinta su aula y se la hace suya? ¿Y si pedimos la colaboración de los padres?

2. CON LOS ALUMNOS. Quisiera trabajar en aulas-loft (la acuñación es mía, aunque no sé si es demasiado feliz). Acudir al encuentro de mis alumnos en espacios amplios y espaciosos en los que poder ubicar mesas de trabajo, armarios con material, una pequeña biblioteca, y en las que la presencia de los ordenadores no obstaculizara la relación entre los alumnos y el profesor. Yo no quiero pupitres con ordenadores, de veras que no. El "one to one", un ordenador por alumno, no me parece en sí mismo un avance. Mi sueño es trabajar con los alumnos por proyectos y usar las herramientas TIC como un apoyo necesario de nuestro trabajo.

3. CON LOS PROFESORES. Quisiera formar equipo con profesores de otras áreas con los cuales programar proyectos basados en las inteligencias múltiples. Y abrir las aulas al exterior. Acabar con la distinción entre actividades lectivas y extraescolares (¿Acaso las actividades extraescolares no son también lectivas?).
La estructura organizativa de los centros de secundaria prevé reuniones semanales de equipos docentes, pero son insuficientes. Deberían distinguirse las reuniones de programación de las de otros asuntos (disciplina...). Es parte de mi sueño, hablar de pedagogía más que de cuestiones burocráticas (expedientes, entrevistas...). Y una vez a la semana, valorar colectivamente el trabajo realizado, revisar los materiales, rediseñarlos si es preciso, programar nuevos proyectos... sin que esto suponga una carga horaria (pues muchos no están dispuestos a asumirla).

4. EN LA CALLE. Quisiera llegar a casa sabiendo que mis alumnos han aprendido a ser buenos ciudadanos. Personas con espíritu crítico, aptas para afrontar retos personales y también para trabajar en equipo.

Mi sueño educativo es también un sueño social. Quisiera un sociedad limpia, habitable y cívica.


15 comentarios:

  1. Menudo sueño, no está mal...

    A ver si se cumple! ;-)

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Lourdes, por esta información, estoy muy de acuerdo con tu reflexión y la suscribo plenamente. Me he atrevido a publicar la mía en Educación y Pedablogia para el siglo XXI.
    Un abrazo desde Chile,

    prof. Benedicto González Vargas

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:09 a. m.

    I have a dream (el mismo que tú)

    Sergio

    ResponderEliminar
  4. Tenemos faena para este verano: elaborar un manifiesto-utopía que nos sirva de referente a nosotros y de guía a los legisladores del futuro. Tu entrada sería un magnífico punto de partida.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo7:21 p. m.

    Hola Lu, me sumo a todo lo que dices...

    ¡qué encanto oirte!!Ojalá poder trabajar contigo, llevar proyectos conjuntos, luchar por lo que creemos...Hay tanto por hacer...

    Yo no encuentro nada más que indiferencia, gente con ganas de jubilarse y que me dicen que estoy loca por querer dedicarme a esto y me refiero a los compañeros de profesión.

    Me anima ver gente como tú...Y gracias por todo lo que enseñas.

    Un saludo

    Pura.

    ResponderEliminar
  6. De acuerdo en muchas de las cuestiones que planteas. Es importante y mucho la salud de las instalaciones (de fácil solución con una partida anual para tal efecto); más difícil se me antoja la colaboración entre seminarios y entre colegas (aquí sí que la blogosfera me está demostrando que hay deseos de compartir, de construir conjuntamente); aulas con librerías, armarios, equipamientos informáticos (digamos que los ordenadores tienen que salir de las Aulas de Informática); alumnos-ciudadanos, alumnos-personas, alumnos-jóvenes, -no adultos prematuros- (con intereses e inquietudes propias de su edad y no con problemas familiares, sociales, económicos y otros más graves). ¡Cuesta tan poco soñar!

    ResponderEliminar
  7. Gracias Lourdes, creo que cada vez seremos más los y las que soñemos, a pesar de que siempre nos encontremos alrededor con personas con prejuicios que nos tachan de ilusos y ponen el énfasis en "su" magnífico sistema de reglamentos, instrucción y disciplina que hace agua por todas partes. Anima compartir compañeros que crean en que otra educación es posible: Saluditos musicales.

    ResponderEliminar
  8. Lu, simplemente quiero que en esa Escuela haya profesoras como tú.

    PD. Te vi en la tele. Te lo mereces todo.

    ResponderEliminar
  9. Hola a todos,

    Si el sueño es compartido, está más cerca de verse cumplido.

    Ojalá.

    ResponderEliminar
  10. Soñar debe de ser ya empezar a vivir el sueño... ("¿Porque sueño yo no lo estoy"?...)
    Somos muchos... ¡Soñemos más alto!

    ResponderEliminar
  11. Yo añadiría un énfasis en estimular la sociedad del conocimiento frente a la de la diversión y el entretenimiento. Que la escuela sea un lugar de reflexión social, en la que los temas filosóficos, científicos, sociales, tecnológicos y sobre todo literarios, tengan un lugar importante. Hay quienes consideran que la escuela se ha convertido y puede convertirse en un parque temático. Por la escuela del conocimiento, también.

    ResponderEliminar
  12. ¡Otra más con quien compartir tu sueño y con quien construirlo!
    La única pena (gran pena) que tenemos es el abandono de la administración, que no nos ayuda a crear ese "nuevo mundo". ¿Cuándo se darán cuenta de que estamos aquí?

    ResponderEliminar
  13. Un sueño-utopia es solo eso mientras cada uno no se anime con alguna tarea diaria que -al menos- interrogue lo que está como dado.
    Desde el metro cuadrado /los metros cuadrados reales de cada uno en la escuela, en la calle, en la sociedad, en la administración pública.

    ResponderEliminar
  14. Mi hija estudia en un Instituto público y esta semana hemos tenido reunión con la tutora. Las reuniones se hacen en su aula (4º de E.S.O.) Es un aula desnuda: pizarra (de la de siempre , no digital)mesa del profesor, 20 mesas y sillas para los alumnos y 6 taquillas.
    Techos altos, sucios, con objetos indefinibles pegados en el mismo. Paredes de un verde indefinible sucias, feas, desconchadas. Las taquillas llevan todo el curso y creo que el anterior rotas, no se pueden usar y de una de ellas pende la puerta media suelta.
    Este es el panorama y el currículo hablando de competencias básicas. Os juro que no es un centro marginal, al contrario representa la media de centros públicos de Secundaria: feos, inhóspitos, carcelarios.
    ¿Alguien piensa que esos ambientes favorecen la motivación? ¿Cuándo se instala la dejadez se puede fomentar el cuidado? ¿Qué alumna sentirá como suyo ese espacio frío, impersonal, gris?
    Los espacios de nuestros centros repiten el mismo esquema de hace 100 años.
    Al leer la entrada con tus deseos para la escuela del 2018, no puedo por menos de decir que yo también quiero una escuela limpia, atractiva, donde los alumnos puedan cuidar las cosas, las puedan sentir como propias.
    Otro día podemos hablar de organización, horarios, departamentos, etc. y tantas y tantas medidas que hacen tan difícil el cambio en la institución escolar.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo10:30 p. m.

    Hvala za intiresnuyu iformatsiyu

    ResponderEliminar

Deja un comentario