26 de marzo de 2008

LEVANTAR UN EDIFICIO VIRTUAL

(Tenía que ocurrir.)

- Señorita, no me deja entrar.

- Pero, ¿cómo? ¿has vuelto a olvidar la contraseña?

Hoy ha sido nuestro primer día de clase después de las vacaciones de Semana Santa, hemos ido al aula de informática con la intención de presentar los materiales del aula virtual del tercer trimestre y me he encontrado con que varios alumnos tenían problemas para entrar. En realidad, no habían olvidado la contraseña sino que habían tecleado otra. Tienen varias y es fácil que ocurra. Lo que no me parece tan lógico es que mis alumnos de 1º de ESO tengan tres claves de acceso diferentes para dos aulas virtuales y un blog. Hoy se quejaban del estrés que supone tener que entrar en espacios virtuales diferentes con distintas claves y del trabajo extra que esto les supone.

(Tenía que ocurrir.)

En 2004, mi compañera y yo apostamos por instalar un campus virtual para el centro y desechamos la opción de albergar nuestras aulas en un espacio propio. Esta decisión partía de la convicción de que los centros deben levantar sus propios "edificios virtuales", de manera que, al igual que el alumno acude a las instalaciones de su instituto y de ahí se desplaza por sus dependencias, de la misma manera debería acceder a un espacio virtual para el que bastara una única autentificación.
Pero no es así por muchas razones. La inestabilidad de muchos docentes hace que opten por tener su moodle personal y así, estén donde estén, sus cursos van con ellos. Algunos profesores que han creado sus cursos en moodle, en nuevos desplazamientos han ido a parar a centros en los que no tienen instalada esta plataforma, con lo que no les ha servido de nada llevárselos zipados en su USB.

Hoy he sabido que mis alumnos tenían, además del aula virtual de castellano, la de matemáticas y un blog para tecnología. "Genial" -les he dicho. Algunos han pensado que ironizaba, otros han visto que iba en serio y se han apresurado a decirme que "nada de nada, seño, tenemos más trabajo que nunca".

(Tenía que ocurrir.)

En cuanto a la ubicación, lo que parece una solución, es decir, enlazar todos los sitios (aulas, blogs…) en la página de entrada del centro (intranet o aula virtual), en realidad, no lo es si para acceder a cada una de ellas, el alumno debe memorizar un usuario y una contraseña diferentes. Por ejemplo, para ser usuario de los blogs de XTECBlocs, los alumnos no pueden elegir su cuenta, deben hacerlo con la cuenta del EDU365. Y para matricularlos en las aulas virtuales, se usan combinaciones (inicial del nombre y primer apellido) que un adolescente nunca emplearía.

Creo que empieza a ser necesario establecer un protocolo de uso de las TIC en los centros. Desde el punto de vista organizativo, en el plan de acogida de los nuevos docentes y alumnos, deberá incluirse además del plano físico, el virtual y las condiciones de uso.

Desde el punto de vista pedagógico, hace falta una buena planificación; si no, las TIC peligran. Y corren peligro porque a falta de espacios y aulas bien dotadas en las que poder trabajar, el uso de las TIC se convierte en una práctica externa, o dicho de otra manera, en más deberes.



14 comentarios:

  1. Anónimo8:11 p. m.

    Siempre he tenido claro que el control sobre la gestión administrativa del Centro por parte del propio Centro era un requisito imprescindible para el crecimiento de las TIC. En educación, el control masivo de datos (contraseñas, matriculación, profesorado y sus interrelaciones) es necesario para una gestión de las aplicaciones personalizada. Cuando las autonomías centralizaron esos datos, di la batalla por perdida. Esto sucedió hace 4 años, ahora tengo 50. Cuando recapaciten estaré al borde de la jubilación.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Olvidé comentarte como se complica la cosa si utilizas con los alumnos cuentas en wordpress, en moodle, en flickr, en googlemaps, en youtube en wikispaces...
    glups

    ResponderEliminar
  3. Es muy lúcido tu comentario. Habría que añadir que en algunos lugares todo se percibe mucho más remoto. Las TIC son como un rumor lejano, un barrunto, una improbable guinda a la rutina de los días.

    En fin, paciencia y a barajar.

    ResponderEliminar
  4. Has puesto el dedo en la llaga. Tenemos relativa suerte de ser minoría los que usamos las TIC, porque cuando sea algo habitual empezará el verdadero caos.
    En mi centro no utilizo el Moodle porque me costaría casi un trimestre dar de alta a mis alumnos. Lo normal sería que en el impreso de matrícula figurase un usuario y contraseña, de modo que quedasen reconocidos virtualmente.
    Como bien dices, no podemos arrastrar tantas identidades digitales para los alumnos, sobre todo cuando sabemos lo que nos cuesta a nosotros.

    ResponderEliminar
  5. Tienes toda la razón pero aún se a las TIC como algo accesorio o una moda y no como el edificio virtual que propones

    ResponderEliminar
  6. Me he sentido muy identificada... hoy, después de media clase solucionando todo tipo de problemas con cascos y micrófonos, veo que un alumno aún no ha empezado a trabajar, y mira inmóvil su pantalla: "no puedo entrar"... los usuarios y contraseñas las creé yo -y casi ninguno las ha cambiado-, así que he probado suerte: el problema estaba en que tenía activas las mayúsculas... Si no me doy cuenta, aún estaba ahí, mirando la pantalla.

    Es un verdadero problema, además de que yo me tropiezo con muchos alumnos que aún son reacios a abrirse cuentas en internet; incluso hay padres que alientan estos miedos y miran con recelo el uso de internet.

    Antonio, no es necesario que los alumnos se den ellos mismos de alta en Moodle: existe la posibilidad de que el administrador los matricule a todos de una. He rejuvenecido desde que utilizo esta opción... qué tortura. Estaría bien lo del usuario y contraseña en el impreso de matrícula pero... ¿sería secreto? ¿O los profesores tendríamos acceso a ellos? Si utilizamos estas herramientas para cuestiones delicadas como la evaluación, no sé hasta qué punto deberían ser conocidos estos datos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Añádele a eso que los entornos Linux no permiten usuarios genéricos, sino que cada alumno tiene que tener su usuario y contraseña).
    La Linkat lleva el servicio de validación de usuarios llamado LDAP. Sé de buena tinta (nuestro Joan) que se está trabajando para que el servidor de la Linkat importe los datos del SAGA (y las actualizaciones, altas, bajas, etc).
    Entornos como Moodle permiten validación LDAP. Entonces la misma contraseña serviría para todos los servicios del centro que estén montados en el servidor.
    Por ahora suena a ciencia ficción, pero ... ¿quién sabe?

    Cuando tenga novedades, os las explico.

    ResponderEliminar
  8. Es un problema tener que recordar nombres de usuario, contraseñas, direcciones... pero me parece pecata minuta, hoy por hoy. Hay que utilizar los blocs, también. El mayor problema creo que está en el mismo uso de los ordenadores -antes éramos dos o tres profesores los que los usábamos- y la necesidad de que salgan del Aula de Informática y se generalice su uso. Cuando las TIC se convierten en una forma de pensar y de actuar en la práctica docente, es francamente difícil tener que renunciar a ellas. No hay vuelta atrás, no queda otra...

    ResponderEliminar
  9. La importación de datos será un problema menor cuando se consiga solventarlo.

    El problema es otro. Siempre que hablamos de tecnófobos pensamos en docentes y está saliendo una nueva tipología de alumnos que se muestra contraria a las TIC porque suponen un trabajo extra. Conste que no estoy hablando de alumnos que rechazan las tareas académicas, sino de alumnos avanzados que consideran una sobrecarga los deberes virtuales.

    Un profesor de mi centro decía el otro día que había que acabar con los cursos de moodle, que con los tres o cuatro profes que tenemos aulas en funcionamiento había bastante. Si se generaliza su uso, los que hoy tenemos la posibilidad de ocupar una hora a la semana el aula, perderemos este "privilegio". Su protesta puede tacharse de egoísta, pero si se normaliza el uso de las TIC deberá prosperar la filosofía de las aulas informatizadas, en lugar de las aulas de informática. No sé cuál es el panorama de muchos, pero sé cuál es el mío y no es muy alentador.

    Y como dice MARCOS: Si lo pruebas, no lo dejas.

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué bien leer tu reflexión Lu y la del resto de compañeros! He de decir que me pase toda la tarde de ayer muy preocupada por cómo solventar problemas parecidos. Cuando has conseguido que los alumnos apunten y recuerden sus claves, que una actividad les motive, que tengan ganas de realizar su "trabajo virtual" entonces pasa algo: Internet no va, el ordenador se apaga, la aplicación no funciona, se han perdido los datos...Creo que estamos en el buen camino pero hay que reflexionar cómo deben organizarse las redes de los centros, los usuarios y más importante, pensar que utilizar las TIC no se reduce a ir al aula de informática un día por semana. De momento somos pocos cuando seamos más....
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. He intuido este caos informático hace tiempo. Somos pocos los que trabajamos con la Web 2.0. Si fuéramos más, perdería su atractivo y se convertiría en una carga más para nuestros alumnos como bien dices. Mis alumnos tienen problemas para entrar en sus propios blogs porque olvidan sus contraseñas con frecuencia. Es cierto es un problema. Yo lo soluciono utilizando siempre la misma para todas las aplicaciones. No es muy recomendable, pero me hago un lío terrible si tengo que variarla. Tiene razón plopezpu. Si hemos de tener una contraseña en cada aplicación...

    ResponderEliminar
  12. Anónimo3:36 p. m.

    Si necesitan Moodle gratis... www.campus-virtual.es

    ResponderEliminar
  13. Por lo que veo las TIC en educación tienen los mismos problemas que en la sanidad, mi ámbito de trabajo. Una cosa es difundir a la opinión pública que uno de los objetivos del gobierno es impulsar este tipo de tecnología para facilitar la interrelación del usuario con la Administración y otra muy distinta la realidad con la que se encuentran los que tienen que interrelacionar con esos usuarios. Hay algún mensaje que no llega, algo se pierde por el camino porque los primeros parece que siguen viviendo su mundo y los segundos lo único que se encuentran son problemas que desmotivan las ilusiones de los pocos que lo intentan. Y no creo que el problema sea el dinero.

    Tengo otro modelo muy cercano, la universidad de mi hijo, no es pública y con la matrícula les proporcionan un ordenador portátil. La informatización es total, con un sólo nombre de usuario y contraseña tiene acceso a todos los servicios, tanto administrativos como docentes, e incluso puede realizar la matrícula de un curso para otro sin necesidad de presentarse físicamente en Secretaría.

    Quiero decir con esto que los propósitos de los políticos pueden hacerse realidad, que no se trata de una utopía, pero algo no están haciendo bien si los docentes y sanitarios tienen que invertir bastante tiempo en solucionar problemas ajenos a su profesión. Alguna estructura organizativa hace aguas, en algún sitio intermedio está el origen del problema y mientras no decidan atajarlo seguiremos como hasta ahora.

    Concretando en el tema de las contraseñas, según los expertos en seguridad no es recomendable utilizar la misma contraseña para distintos servicios. No es un tema baladí, habría que inculcar a los alumnos la responsable utilización de éstas, aunque pueda parecer tedioso. Muchos comentarios he recibido en mi blog pidiendo ayuda por la pérdida o robo de la contraseña, y en un mundo de redes sociales al que nos dirigimos, hay que saber preservar la intimidad y privacidad.

    Apuntar los login y contraseñas de los servicios suscritos puede hacerse de muchas formas. La más tradicional y una de las más efectivas, papel y boli. También se puede utilizar un programa específico para esto, Keepass, gestor de contraseñas gratuito.

    Un saludo y suerte

    ResponderEliminar
  14. Hoy en dia es mucho mas común todo lo que tiene que ver con lo virtual. Las aulas virtuales son muy comunes hoy en dia y por eso vemos constantemente los chicos que cursan a distancia. Es ideal poder brindarles un espacio a los chicos acorde a las circunstancias hoy en dia

    ResponderEliminar

Deja un comentario