17 de noviembre de 2007

¡Glups! Mi labor docente a examen

Me gusta instalarme en el estatus de alumna. Siempre me ha gustado aprender algo nuevo, por insignificante que parezca.
Es el segundo año que hago de tutora de prácticas del CAP (en Cataluña, corren rumores de que va a ser sustituido por un máster).
El curso se estructura en varias fases, la primera ha finalizado ya y durante su desarrollo los alumnos han tenido que elaborar dos documentos. El primero es una radiografía del centro (ubicación, alumnado, organización, proyectos...); el segundo quiere ser otra radiografía, la del tutor. Es decir, mi tutorada asiste conmigo a clase unas horas a la semana y observa qué estrategias utilizo.
Estoy leyendo el documento que Estefi ha elaborado y ¡¡glups!!, a medida que avanzo, me voy reconociendo en sus comentarios. Bajo la consigna de “afinar las observaciones y ser capaz de describir la relación entre los contenidos y las estrategias”, ha redactado un retrato completísimo de mis tics docentes, ateniéndose a unos ítems preestablecidos. Mientras redacto estas líneas, voy leyendo retazos de lo que quiere ser un diagnóstico de mi labor docente. Lejos de disgustarme, me resulta cómico leer algunas de las frases que ella ha transcrito y que recupero, con apostillas, por ese afán bloguero de capturar las palabras, el pensamiento:

Uso de recursos literarios en las explicaciones (ej: “…los diptongos son parejas de enamorados que se separan porque la tilde se enamora de uno de ellos, de la “i” o la “u”…”, “…la acentuación es música…”). [De esto último estoy más que convencida. Los alumnos no acentúan bien porque no distinguen auditivamente la tónica de la átona. Cuestión de oído. Debería enseñarse a acentuar con el refuerzo oral.]

Preguntar directamente a los alumnos (ej:“¿Cómo era la palabra que hacía referencia a nuestro santo?”) [¡Y lo que cuesta que amplíen el vocabulario!]

Corrección de hábitos de expresión oral (ej. ”…acostúmbrate a leer con la cabeza levantada para que la voz salga en la dirección correcta y todos podamos oírte…”). [me encanta leer en voz alta, por eso no escatimo la posibilidad de que ellos aprendan a hacerlo como profesionales de la dicción. Algunos han llegado lejos. Moi tiene 17 años y, además de tener un blog, trabaja en la radio.]

Órdenes (ej.“No se levanta nadie”;“Libros y sillas bien colocados”) [¿Seré tan autoritaria?]

Pedir silencio (ej. a través del sonido sssshhhhh!) [En tono muy bajito, es más efectivo.]

Hacer broma (ej. “…el próximo día, voy a ser la mujer anuncio…vendré con una pancarta que diga: No se levanta nadie…”) [Tentada estoy de hacerlo.]

Aceptar sugerencias del grupo-clase (ej.“…¿podemos hacer un juego?-dice el alumno- Parece que me habéis leído el pensamiento…precisamente es lo que tenía pensado para hoy!-contesta la profesora...” [no era verdad, claro.]

Expectativas de la profesora (ej.“…Hoy me gustaría que trabajáramos bien, aprendiéramos y nos fuéramos satisfechos…”) [El SUEÑO DE TODO DOCENTE]

Foto de FlickrCC

14 comentarios:

  1. Anónimo5:35 p. m.

    cómo me gusta leerte y todo lo que cuentas!!!!

    ResponderEliminar
  2. A través de los comentarios de Estefi vamos descubriendo tu modo de estar en la clase, de relacionarte con tus alumnos, de tus tics, de tu pasión por la tarea docente... Me maravilla tu sentido del humor al dejarte radiografiar y mostránoslo a todos los lectores. Sin duda, la blogosfera es una dimensión fundamental para ti. Tanto como el aula. Para mí también. Mereces una buena nota como tutora.

    ResponderEliminar
  3. Es un ejercicio apasionante verse en la mirada de los otros. Creo que deberíamos hacerlo más a menudo (por cierto, la LOE habla de evaluaciones del profesorado...) para mejorar, para reforzarnos, para corregirnos.
    A mí también me gustaría verte en clase: seguro que se me escapaba alguna carcajada bienintencionada.

    ResponderEliminar
  4. ¿Solo alguna carcajada? jejeje
    Seguro que más de una, porque Lourdes tiene la virtud de lograr que una clase de castellano sea entretenida y en ocasiones divertida (con este año son ya 5 los que llevo siendo uno de sus alumnos).

    Gracias por tu mención, Lourdes. Una corrección, tengo 16 años, pero bueno, eso es lo de menos.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Aplico y me aplico el lema "prodesse aut delectare". Es todo.

    Moi, disculpa. Ya sabes que mi relación con los números sí es de risa. Siempre me equivoco. Cosas de mi discalculia.

    ResponderEliminar
  6. Somos de letras. jejeje

    ResponderEliminar
  7. Pues de nuevo felicidades por el examen: has salido requetebién parada. No tenía ninguna duda. Gracias por compartir algo tan personal como una radiografía del alma..., educativa, profesional, pero alma. Gracias.

    ResponderEliminar
  8. ¡Cómo me gustaría que me llevaras una tutoría!.

    Es una delicia verte en acción.

    ResponderEliminar
  9. Se sorprende uno mucho al principio cuando se pone delante del espejo de la práctica docente. Pero luego se da uno cuenta de lo necesario que es ...

    El otro día, en el café de pausa de Práctica Reflexiva hablábamos de lo de grabarse en una clase. Yo iba más allá, y decía que me gustaría ver grabaciones de clases mías, pero tomadas a lo "gran hermano" sin que yo lo supiera. "¿No lo dirás en serio?", comentario de una alumna "nueva" de PR.

    ResponderEliminar
  10. Sí, sí... Mª José. A mí también me gustaría que nos grabaran, pero no sólo para verme a mí en acción, sino para que nuestros alumnos se vieran.

    Yo conservo la grabación que me hicieron el año del curso de PR. Fue curioso. Cuando empecé la clase, sabía que me estaban grabando, pero a los cinco minutos me había olvidado. Me lo recordaron mis alumnos. Ellos sí estuvieron pendientes de la cámara.

    Voto por el autoanálisis y la reflexión sobre nuestra práctica docente en aras de la mejora.

    ResponderEliminar
  11. Algo difícil de consignar en un informe: la capacidad de crear una atmósfera, de generar empatía... esos sobreentendidos que hacen posible que una orden no se perciba como un tic autoritario. Puede haber profesionalidad; después está el don, rara planta. Me malicio que tú la posees.

    ResponderEliminar
  12. Gracias por desnudarte en público, aun ahí apruebas con nota. Es una sensación extraña sentirte observada en tu trabajo de aula, yo he tutorizado a muchos prácticum y aún no me acostumbro a esa sensación que, por otra parte, una vez que pasa la primera sesión, todo marcha como si nada.

    Por cierto, me ha venido de perlas la secuencia didáctica que nos muestras. Ese era precisamente el tema que estaba yo dando la semana pasada cuando sufrí un pequeño accidente laboral (ahora mi sustituta lo terminará como ella vea conveniente). He integrado algunas de vuestras actividades en el wiki.
    http://educadultos.wikispaces.com/Espa%C3%B1ol

    Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  13. Espero que te recuperes pronto.

    He visto tu propuesta en el wiki. Es genial porque lo que una no encuentra lo encuentra la otra.

    Las presentaciones que enlazas son muy útiles.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo9:06 p. m.

    Hola Lourdes, encontré tu blog hace tiempo y me encanta todo lo que enseñas.Estoy utilizando muchas de tus ideas que espero que no te importen.Debido a mi poca experiencia(llevo un año en la enseñanza)es poco lo que puedo aportar, pero en cuanto pueda me encantaría unirme a este "seminario" virtual que me parece riquísimo.

    Por cierto, mi enhorabuena por todo, me alegra saber que hay docentes que no se acomodan y se duermen en el libro de texto y las viejas actividades de siempre. Sois necesarios...Gracias.

    Pura.

    ResponderEliminar

Deja un comentario