14 de octubre de 2007

Miguel Mihura: Compartir materiales

COMPARTIR O EXIGIR.
Desde que sacamos a la luz la página de Materiales de lengua, en 2005, nos llegan correos de todo tipo. Desde aquellos en los que los usuarios hacen peticiones a la carta, a veces, con un estilo poco amable y algo dictatorial ("envíeme los materiales para una investigación"), a aquellos otros en los que muy cordialmente se nos pide permiso para usarlos ("si no tienes inconveniente, pienso usar con mis alumnos..."). Es triste, pero estadísticamente el peso recae hacia el lado de los que exigen.

CORRESPONDER.
Miguel Mihura y su teatro cómico forman parte del programa de bachillerato en Cataluña. Tres sombreros de copa es lectura obligatoria, por lo que, en este puente, he aprovechado para organizar todo el material y dejarlo listo para el aula.
Mientras navegaba en busca de enlaces, he encontrado esta presentación de José Mª González de la Serna. Javier, que lleva días trabajando con la obra en su blog, hablaba de ella en una de sus entradas. Que José Mª haya puesto a nuestra disposición este material, me ha permitido centrarme en la realización de este otro: una presentación para mostrar algunos mecanismos del humor. Una forma de corresponder a su generosidad.



Otro enlace:

3 comentarios:

  1. Lu, una información completa y perfectamente organizada. Nos será útil a todos. Gracias por compartirla.

    ResponderEliminar
  2. Javier, tengo curiosidad por saber cómo has organizado la lectura de la obra. Por tus posts, deduzco que ellos la han ido leyendo a medida que ibas publicando las escenas.

    En fin, te sigo los pasos.

    ResponderEliminar
  3. Ánimo para la rabia y los diversos motivos de desánimo. Tus sitios son ricos, útiles y sugerentes, pero no siempre es fácil decirlo: a veces parece que uno vende halagos y lee con gusto, pero callado. Un caso para una sonrisa: Cuelgo el poema de "A la rueda, rueda", con la sola imagen de unas hojas de yerbabuena, y uno de los comentarios es "pongala tambien en aleman". Aparte de las exigencias, me divierte pensar lo peregrino que resulta que alguien crea que un poemita de los tradicionales, exquisitos en su magia, se puede traducir "como si ná"... Será por lo prrróksimo que es el alemano, supongo...

    ResponderEliminar

Deja un comentario