9 de octubre de 2007

... en la pasarela

Este post sería más propio leerlo en el blog de Ángel Encinas, pues él es un especialista en lectura e interpretación de imágenes. No obstante, no he podido resistir la tentación. ¿Por qué...? Pues porque estaba preparando una sesión para mañana sobre temas de actualidad y he pensado que voy a poner a prueba a mis alumnos con dos imágenes publicadas en el EPS de ayer, ambas pertenecientes a un reportaje sobre las prisiones, Babel entre rejas.
A cualquiera que vea las imágenes, le sorprenderá, pues parecen fotografías promocionales de algún producto para jóvenes.
Ahí está mi interés por comentar estos mensajes, en que presentan a quienes viven en la marginalidad de la prisión como si fueran modelos de pasarela. En fin, dos representaciones ideales de una realidad que se me figura bien distinta.



4 comentarios:

  1. Me parece que hay una tendencia a confundir el derribo de los tópicos con el tratamiento frívolo de asuntos serios. Ya les pasó la semana anterior con las Trece Rosas. Desde luego, si un marciano siguiese nuestros usos y costumbres mediante los dominicales, pensaría que la Tierra es una gran pasarela Cibeles.

    ResponderEliminar
  2. No llegué a leer en profundidad el reportaje sobre la cárcel en cuestión, pero sí que también me llamaron la atención las imágenes de papel couché de los reclusos. ¡Qué falsedad! El mismo tratamiento estimo que se dan a los temas educativos en la prensa. Aparentemente se interesan por el tema pero lo hacen con la misma estética con que están tomadas estas fotos eróticas y sugerentes. Frivolidad absoluta. El otro día, sin más, abordaban en El País el tema de la Educación para la ciudadanía. A diez días de empezado el curso ya eran capaces de extraer conclusiones de la marcha de la asignatura. Y no sólo eso sino que ya algún periodista había asistido a debates muy interesantes en clase sobre temas como las orientaciones sexuales y el matrimonio entre gays. Si eso no estaba artificialmente preparado que baje San Pedro y lo diga. Como estas fotos.

    ResponderEliminar
  3. A mí también me llamaron la atención las fotografías. Dan ganas de cometer algún delito para que lo metan a uno en la cárcel.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué curioso!
    A mis alumnos no les ha sorprendido en absoluto la estética de las imágenes. Están tan habituados a ver modelos por todas partes que ya no les extraña nada.
    La sesión ha sido más superficial de lo que esperaba. Tendré que ir preparando píldoras de estas para ir afinándoles la mirada crítica.

    ResponderEliminar

Deja un comentario