7 de agosto de 2007

Flash de verano (VII): ... un debate en Profes.net


En un comentario en el post anterior, su autora dice haber llegado hasta aquí a través de Profes.net. Mi curiosidad se ha disparado y he ido a visitar este portal educativo para descubrir cómo esta visitante había sido dirigida hasta A pie de aula. Al llegar a la página principal de SM, he desistido del intento, por la cantidad de enlaces; pero, la casualidad me ha conducido hasta el debate "¿Por qué no confiamos en las TIC?" (Vaya por delante que el título no me parece muy indicado, pues impone una línea de debate pesimista. ¿O sí lo es...?).

Siguiendo el hilo de la discusión (¿qué bonita metáfora?), he encontrado lo que buscaba. Allí se cita un post en el que debatimos sobre el
uso de las TIC. El debate en
Profes.net me ha parecido doblemente interesante. Primero, porque hay participantes en contra de las TIC (me parece un logro que intervengan en un medio virtual. Algo hemos avanzado). Y segundo, porque los propios intervinientes dan respuestas sinceras a por qué hay tanta reticencia a usar las TIC.
Nada nuevo, siempre la misma cantinela: que si desconocimiento, que si falta de tiempo, que si miedo al cambio, que si indisciplina en las aulas,
que si que si falta de dotaciones...

El curso que viene se aplica la Ley de Ordenación de las Enseñanzas medias en 1º y 3º de ESO. Uno de los cambios sustanciales es la presencia de las nuevas tecnologías en el currículo.
Dudo de que el establecimiento por decreto de los nuevos contenidos y destrezas sea un elemento motivador para muchos profesores. Pero ahí está. Quiero ser positiva y pensar el nuevo decreto + el modelo de los profesores innovadores convencerá a más de uno.
Si el río suena, algo lleva.


Enlaces:
Legislación educativa por comunidades

Procedencia de la imagen: FlickCC

7 comentarios:

  1. Hola Lourdes, mi opinión es que no se trata de nada de eso que dicen los profesores en ese debate. La cuestión no está en las TIC sino en la propia educación. Ni TICs, ni nada. El sistema educativo sigue anclado más allá del siglo XIX tecnológicamente hablando. En la red social Edublogger en Español (una "filial" de Edublogger World) se está discutiendo este tema en relación con la innovación educativa. Te invito a participar a ti y todos los que lo deseen.
    Aquí está la discusión


    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  2. Hola Juan José,

    Gracias por la invitación al debate. Lo visitaré.
    Creo que es un debate que tiene muchas facetas. Está bien que se discuta en foros diversos. El de Profes.net es un foro en el que participan profesores no muy avezados con las TIC. De ahí mi interés por tomar el pulso a su opinión. Aunque ya digo que he llegado a él de una forma casual.
    En Edublogger se reúnen blogfesores y, claro, éstos bregan a diario con las TIC.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:56 p. m.

    En tantos debates, siempre acabamos hablando los mismos, los que estamos convencidos del uso de las TIC.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo, entiendo tu excepticismo. De todas formas, creo que en los debates van surgiendo matices nuevos que ayudan a comprender los distintos posicionamientos. Aunque seamos siempre los mismos, cosa que no creo que sea del todo cierta.
    El debate de Profes.net lo demuestra.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Anónimo4:02 p. m.

    La discusión recomendada tiene mucho nivel. La recomiendo.

    ResponderEliminar
  6. El debate creo que no debe ir encaminado como un dilema entre detractores y promotores de las TIC. Cualquier novedad trae siempre el rechazo de aquella persona que ya tiene un sistema de trabajo establecido, sea en educación o en la oficina de Hacienda. Los argumentos de los que no desean las TIC son los mismos que los del empleado de oficina que no desea aprender Excel para hacer otras tareas que se suman a las que ya tiene. Creo que la cuestión de fondo es cómo ha sido posible que la innovación haya llegado a prácticamente todos los ámbitos laborales pero no al educativo. Y si pensamos lo que es la educación el asunto es todavía más paradójico. Comprender las auténticas causas quizás nos permitan poner un remedio real al problema, más allá del listado de bondades y utilidades de las TIC.

    ResponderEliminar
  7. Hola Juan José,

    A veces, establecemos comparaciones con otros ámbitos, la empresa, por ejemplo, y en esas comparaciones la educación siempre queda en inferioridad de condiciones.

    En otros ámbitos, incluso en otros funcionariados, las novedades tecnológicas vienen impuestas. (¿Existe esa imposición en Educación?) En una oficiona de Hacienda -por retomar tu ejemplo- se exige al funcionario que aprenda a manejar la aplicación para hacer las rentas virtuales. Si quiere mantener su puesto, debe hacerlo, le guste o no. Si no lo hace, se le trasladará a otro departamento -lo cual es sinónimo de degradarlo.

    Hasta hoy, al profesor que no aplicaba las TIC nadie le reprochaba nada. Imagino que ahora, con la aplicación de la Nueva Ley, se le podrá exigir que cumpla con los objetivos establecidos.
    El contenido de mi post iba en esta línea.
    Algo va a cambiar, creo.

    ResponderEliminar

Deja un comentario