21 de mayo de 2006

LA FOTO INFINITA Y UN RELATO

A través de José Mª Campo de El Tinglado he descubierto la foto infinita. Sólo verla se me ha ocurrido una sencilla aplicación didáctica.
Tan simple como pedir a los alumnos que escriban una historia que avance a golpe de clic. Se trata de poner en relación imágenes, objetos, detalles... que en un principio son independientes.
Un buen pretexto para escribir un relato colectivo con mis alumnos.

(tened un poco de paciencia, puede tardar en cargarse.)



Página original

4 comentarios:

  1. ¿Nos mostrarás algún ejemplo? También se puede usar para estimular la "unión libre" en la composición de poemas, al modo de los poemas surrealistas. Pero habría que dar alguna pauta retórica, como enumeraciones, paralelismos y encadenamientos.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7:48 p. m.

    Gracias por el recurso. Puede servir para practicar la escritura improvisada

    ResponderEliminar
  3. Como todo, hay que experimentar antes. Mi idea es proyectar la fotografía y focalizar a golpe de clic una imagen. Con esta se empieza la redacción de una historia que seguirá con lo que sugiera la nueva imagen y así sucesivamente, hasta un total de 8 o 10.
    Yo hacía un ejercicio similar con una baraja de fotografías que tenía preparada. Mostraba la primera imagen y se iniciaba una historia y a continuación descubría la siguiente y la siguiente... cada imagen servía para ir construyendo un relato en el que entraban en relación personajes y objetos muy dispares. A veces, salían textos realistas, pero otras surrealistas.

    ResponderEliminar
  4. Acabo de descubrir la foto infinita y me he quedado prendado. La propuesta de fotos encadenadas es magnífica y me recuerda a 'Vidas cruzadas' de Robert Altman (o a 'Short cuts', de Carver)

    ResponderEliminar

Deja un comentario