21 de junio de 2012

Callejeros Literarios llega a buen puerto

Callejeros Literarios 2011 y 2012

Es posible que alguien llame al timbre de tu casa un día y te pregunte si conoces a Rubén Darío, que da nombre a tu calle. No sería extraño que al cruzarte por la calle con un grupo de adolescentes, te asaltasen cámara en mano para investigar lo que sabes sobre Pérez Galdós. Incluso podría darse el caso de que esos pequeñuelos que corren de repente hacia ti vengan a recitarte unos poemas de Machado porque acabas de sentarte a descansar en la plaza que lleva su nombre.
No te espantes ya de nada, porque los callejeros literarios han vuelto a tomar las calles con la misma ilusión y energía con que lo hicieron el curso pasado. Nuevos trabajos, nuevos mapas, nuevos vídeos, pero el mismo propósito: acercar la literatura a las aulas, mover las aulas a las calles. Hoy queremos agradecer el esfuerzo a todos los que habéis participado.
Cuando nació Callejeros Literarios a mediados del curso 2010-2011, salimos a navegar, como Ulises, en busca de Ítaca sin saber qué nos depararía el viaje y qué nos esperaría al final del camino. Después de dos años de navegación, hemos atracado en puerto seguro. A los 34 callejeros del año pasado, hemos de añadir los 15 elaborados este año. Y es que en este viaje, alumnos y profesores, navegantes infatigables, se han subido a la nave de Callejeros Literarios y han llenado sus bodegas de Literatura. En esta travesía no ha habido Cíclopes, ni cantos de sirena. Hemos navegado con las velas henchidas al viento y, como Ulises, hemos aprendido que lo más importante no es el destino sino recorrer el camino.


Por eso queremos valorar el esfuerzo y la ilusión del alumnado y de todo el profesorado que ha estado a su lado animándolo y guiándolo en el proceso con un diploma que es un pequeño reconocimiento a un gran trabajo porque, gracias a todos vosotros, la literatura está hoy más presente en la calles.
A partir de ahora pasearemos por las ciudades y los pueblos conscientes de que la literatura está viva en esas placas que recuerdan obras, escritores, personajes… Gracias a todos y cada uno de vosotros por haber callejeado con nosotros.

¡Llenemos las calles de literatura! Enchamos as rùas de literatura! Literatura jalgi hadi kalera! Omplim els carrers de literatura!

11 comentarios:

  1. Me entero por tu twitter de tu cambio de destino, ¿por qué no nos lo explicas ampliado aquí?

    ResponderEliminar
  2. eduideas, llevo unos días de mucho ajetreo (emocional y laboral). Quizá lo cuente, aunque antes debo pensar muy bien cuál va a ser la orientación de mi blog, pues ya no estaré en el aula, sino en las aulas (como dije en el twit).

    ResponderEliminar
  3. Estoy encantada de haber participado, aunque no hayamos podido hacer todo lo que pensábamos. Espero poder repetir; como ya os dije, es un propuesta que permite hacer planteamientos muy diversos. Un abrazo, Lu, y suerte allá donde vayas, que no sé muy bien dónde es.

    ResponderEliminar
  4. Carlota, Callejeros es un proyecto que tiene larga vida porque, como dices, permite trabajar desde múltiples perspectivas.

    Recojo tu abrazo (lo necesito) pues me embarco en una aventura nueva. Me voy a un Centro de Profesores en comisión de servicios. Echaré de menos las aulas, pero me entusiasma iniciar nuevos proyectos.

    ResponderEliminar
  5. Lu, mucha suerte en tu nueva andadura. No he comentado antes porque no he tenido tiempo ni a pasarme por el blog, el reader ni te cuento... (supongo que nos pasa a todos algo parecido). Bueno el caso es que quería decir que tus últimas propuestas son espectaculares (la fotocartas, los Qromances) no sólo por las actividades en sí, sino porque consigues integrar la escuela en el mundo y haces que así los aprendizajes sean auténticamente significativos.
    Lo dicho, enhorabuena, mucha, mucha suerte y muchos abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, Alberto. Espero estar a la altura del puesto. Me entusiasma poder iniciar proyectos en equipo. A ver si hay suerte.

    En cuanto a mi Reader, debe de estar enmoheciéndose. Estoy desbordada. Espero ponerme al día la semana que viene.

    ResponderEliminar
  7. Lu, que tengas mucha suerte en el Centro de Profesores. Aunque pierdas el contacto directo con el alumno, podrás llegar aún a más gente, porque desde ahí podrás diseminar mejor tus propuestas y actividades. Lo cierto es que la encomienda es grande pero muy merecida. Tienes muchas cosas en la cabeza como para que no puedan ser llevadas a la práctica en el aula. Tendrás, seguro, muchos profesores dispuestos a encauzar tus sugerencias.
    De todos modos, si he de serte sincero, vas a dejar de percibir los olores del aula. Creo que eso te gusta más que verte rodeada de papeles (por todo lo que he sido capaz de intuir en estos dos años de compartir tareas y propuestas).
    Sea como fuere, SUERTE y muchas gracias por los caminos que has abierto en mi clase de lengua y en la de muchos, por ser fuente de inspiración.

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Manolo. Cierta nostalgia, la voy a tener, pero voy con un proyecto literario bajo el brazo que espero poder realizar. Ya estoy en ello desde hace tiempo.

    Cierto que no sentiré los olores ni las voces del aula, pero nada es para siempre. Afronto este cambio como parte de mi formación.

    Gracias, de veras.

    ResponderEliminar

Deja un comentario