2 de octubre de 2011

Esos tremendos diminutivos






Sabido es que el humor es curativo, que sirve para afrontar situaciones de crisis. Es como una segunda piel que previene del dolor. La educación pública está pasando uno de sus peores momentos, pues está siendo duramente atacada por la política educativa de las Administraciones. ¡Qué lejos queda el ideario de la Institución Libre de Enseñanza! Ante ese panorama, he pensado en regalar una sonrisa, especialmente a los que más activamente luchan en la #mareaverde. 




Sobre una idea original de Maitena

25 comentarios:

  1. Me ha encantado la viñeta, Lu. Hemos coincidido en Madrid y acabo de llegar hoy mismo y he vuelto a ver que #lamareaverde y #lanocheverde están muy vivas. Un poquito de solidaridad: ¡tiñamos de verde la red!

    ResponderEliminar
  2. Un humor negro con tintes verdes. Magnífico, Lu. Habrá que tomarlo con paciencia y pequeñas dosis de revolución cotidiana, que es la que más daño hace a unos y mejor nos hace sentir a otros.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Lu. Necesitamos toda la ayuda que se nos pueda prestar. Esto está siendo muy brutal y es sólo la antesala de lo que nos aguarda.

    Bienvenida la idea de Marcos de teñir de verde la red.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Después de leer el reportaje de hoy en El País, viene como anillo al dedo.

    ResponderEliminar
  5. Y mientras tanto, en otro lugar no muy lejano sucedía esto.

    Tod@s a Madrid el día 22 . #mareaverde

    ResponderEliminar
  6. Buenísima la viñeta. En estos momentos tan convulsos un poco de humor ayuda a coger fuerzas para seguir en esta profesión, la nuestra, tan devaluada y degradada.Un saludo,
    MARU.

    ResponderEliminar
  7. Ah, el humor. Que sea la píldora que sirve para mantener las fuerzas en esta lucha por los derechos de la pública.

    ResponderEliminar
  8. Buenísima la viñeta. ¡Un poquITO de humor nos viene bien!

    ResponderEliminar
  9. Buenísima, solamente es una agresioncita más

    ResponderEliminar
  10. Gracias. Me he reído bastante! Tienes toda la razón es triste pero la educación pública está ens us peores momentos, ... Tenemos que luchar por lo que queremos, por una educación digna, de calidad, pública!

    Aquí os dejo mi dirección por si queréis echarle un vistazo Educació i les TIC

    ResponderEliminar
  11. Recuerdo un fragmento de la Celestina en que ésta está hablando con uno de los criados (no sé si Pármeno o Sempronio) y le dice que tendrán en el asunto "alguna partecilla". Y ese diminutivo es captado perfectamente por el criado que se da cuenta de las intenciones de la vieja cargándose de valor ideológico. Ese diminutivo es el generador de la tragedia posterior. No hay que desestimar los diminutivos en absoluto. Esas horitas de más, esos grupitos de más que habremos de atender, esos euritos de menos que nos quitarán (todavía no ha acabado)… son la muestra palpable de la depauperación de la enseñanza pública, aunque a veces me hago la reflexión de que no somos entendidos por el conjunto de la sociedad que sólo ve unos privilegiados que no trabajan más que veinte horas y que tienen sueldos de lujo y que tienen vacaciones interminables. Sabemos que la realidad no es exactamente así pero los estereotipos gustan, y ese es uno de ellos. El problema es que si se habla demasiado de los problemas de la pública, como hemos hecho en otras ocasiones sobredimensionando los de disciplina, las capas medias optan por la concertada. No sé si nos benefician estas movilizaciones verdes. Son comprensibles pero pueden volveresenos contra nosotros. No lo tengo claro.

    ResponderEliminar
  12. Ger, Eduideas, los diminutivos son tremendos, como dice Maitena.

    Joel, gracias por tu visita y también por tu recomendación.

    Joselu, recuerdo perfectamente ese pasaje. Se produce en el Acto quinto. Reproduzco el fragmento, porque lo vale:

    Celestina: [...] De mi boca quiero que sepa lo que se ha hecho, que aunque hayas de haber alguna partecilla del provecho, quiero yo todas las gracias del trabajo.

    Sempronio: ¿Partecilla, Celestina? Mal me paresce esto que dices.

    Celestina: Calla, loquillo, que parte o partecilla, cuanto tú quisieres te daré.


    En cuanto al temor de que las movilizaciones espanten a las familias y se produzca un viraje hacia la concertada, no sé qué decirte. ¿Qué solución queda ante el avasallamiento? ¿Callar? Las protestas son la única forma de elevar la voz. Las denuncias entrañan peligros, pero merece la pena correrlos. Así lo creo.
    Para lo que no encuentro explicación es para el silencio de la comunidad educativa catalana. Aquí nadie protesta en público. Solo oigo quejas en los departamentos, en los claustros, pero cuando se trata de movilizarse, asoma el miedo y prevalece la sumisión.
    ¿Seremos raritos?

    ResponderEliminar
  13. Genial, Lu. Has hecho algo grande con poquito. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Diminutivos humorísticos para una situación que no tiene ninguna gracia. Si no fuera por el humor... Gracias, Lu

    ResponderEliminar
  15. Gracias por endulzarnos el día con la que está cayendo, LU.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. lbarroso11:15 p. m.

    Joselu, por extraño que te parezca, en Madrid la mayoría de las familias de la pública están apoyando. Están entendiendo que se están jugando el futuro de sus hijos, la posibilidad de puedan seguir estudiando, llegar a la Universidad, titularse.

    Lo que esta sucediendo va muchísimo más allá de nuestras condiciones laborales, se trata de un cambio de modelo. Madrid es sólo el módelo a seguir y no dudeis de que se extenderá y muy pronto. Estamos en un momento crítico. En Madrid la concertada y la privada ya superan en % a la pública, ya hay muchas zonas en la que no existe oferta pública.

    En Madrid hemos estado calladitos hasta ahora, sólo ha servido para debilitarnos y perder terreno. Pero si a alguien se le ocurre mejores formas de resitir, adelante, serán bienvenidas.

    ResponderEliminar
  17. Gracias Alejandro, Silvia y Virginia por vuestra visita. Y a ti, Lourdes, por volver.

    Joselu, "cuando las barbas de tu vecino veas cortar...". Como dice Lourdes, la escuela pública peligra y no solo en la Comunidad de Madrid.

    ResponderEliminar
  18. ¡Genial! Viene bien un poquito de humor. Mañana afrontamos otra jornada de huelga y manifestación.
    El sábado convocan las AMPAS en el Retiro:las familias están cada vez más implicadas. Gracis, Lu, y a todos los compañeros que muestran su solidaridad.

    ResponderEliminar
  19. Ya hace un año, o algo más quizás, que una amiga de NYC me contaba la campaña que estaba haciendo el gobierno de la ciudad pata desprestigiar a los docentes y poner así en contra a la ciudadanía, que ha acabado culpabilizando a los profesores del fracaso escolar, por no extrapolarlo ya al fracaso social.
    Allí los institutos que tienen un alto índice de suspensos se CIERRAN y los profesores veteranos no son queridos en ningún centro porque cobran trienios etc y su sueldo recae sobre el centro, que se autogestiona. Todo un despropósito que espero que no acabemos copiando, pero vamos por buen camino si "a las pruebas me remito"...
    Un saludo a todos y gracias por alegrarnos el día, Lu.

    ResponderEliminar
  20. Cuando las barbas de tu vecino veas cortar...
    En Andalucía nos estamos librando..., por ahora. Pero esos recortes ya se avizoran.
    Por cierto, la viñeta, fantástica.
    Un saludo
    Manolo

    ResponderEliminar
  21. Genial! Qué idea más ocurrente has tenido!

    ResponderEliminar
  22. Me encanta Maitena, y tu visión del problema desde el retoque de la viñeta es genial. Besos

    ResponderEliminar
  23. Gracias, Carlota, Is@Hz, Manolo, Leonor y Marian, por compartir esta viñeta. Entre risas y veras, el ambiente está algo movidito.

    ResponderEliminar
  24. gorkafm9:01 a. m.

    Lo importante que es llevar el humor al aula también. Todo lo facilita hasta el aprendizaje. Genial la viñeta.

    ResponderEliminar
  25. Anónimo4:33 p. m.

    Esta viñeta no se podía ajustar mejor a la situación real que estamos padeciendo todos los docentes hoy en día. Y la situación no va para mejor...Necesitamos mucho pero que mucho humor para que esto no transcienda a los alumnos y alumnas que no tienen culpa de nada y son lo mas importante.

    Un saludo y mucho ánimo a todos

    ResponderEliminar

Deja un comentario