10 de diciembre de 2007

Forges y PISA: gracias



El informe PISA visto por Forges es una defensa caída del cielo, tras los múltiples ataques que estos días están sembrando la prensa.

Sobran las explicaciones.
¿Sabrá la sociedad entender la metáfora de la viñeta?

Otros artículos:

Una buena cuestión
El informe PISA
No me PISA que llevo chanclas
Remedios arbitristas

24 comentarios:

  1. Después de estar trabajando leo esta viñeta de Forges y me voy a la cama con una sonrisa y algo de consuelo. Digo algo, porque esta aclaración ilustrativa no soluciona la gravedad del asunto, pero nos deja a todos un poco menos frustrados.
    ¿Queda claro de dónde viene buena parte del problema?

    ResponderEliminar
  2. No soy docente, pero soy una madre decente y exigente y creo que el sistema educativo en éste país falla y de que manera.Para que un alumno aprenda bien es necesario entre otras cosas,enseñarle bien.Si en Finlandia han priorizado el tener un profesorado de excelente nivel y calidad como uno de los principales puntales para obtener buenos resultados en sus alumnos, alguna reflexión deberian hacerse detrminados profesores españoles.

    ResponderEliminar
  3. Yo también soy docente y madre. Yo también exijo una educación de calidad para mis hijos, ¿quién no lo haría?
    Pero requiero más...

    ...un país educado, con gente educada que hable y no vocifere,
    que no responda con violencia a las discrepancias,
    que no priorice el culto a la imagen antes que el culto a la razón y a las ideas...

    Un país que junto a los docentes sirva de referente educativo para mis hijos.

    ResponderEliminar
  4. Vulldir8:59 a. m.

    Tengo una hija en la ESO y otra en primaria. Intento mirarlo todo desde fuera, sin tomar partido. Es evidente que los profes le echan la culpa a las familias. Las familias, a los profes. Y los alumnos, mientras, van pasando los días con cara de póquer, aplicando la ley del mínimo esfuerzo. Esto parece una cumbre sobre el cambio climático. Bla, bla, bla, y todos contaminando, que la vida son dos días. ¿Y si dejáramos de buscar culpables y comparar encuestas y empezáramos a poner todos mucho más de nuestra parte?

    ResponderEliminar
  5. Lu, no podria estar más de acuerdo contigo.

    ResponderEliminar
  6. Reír por no llorar. Fíjate que las ideas más lúcidas al respecto de todo este asunto provienen de humoristas.

    ResponderEliminar
  7. Felipe Zayas3:43 p. m.

    Pues yo, Lu, estoy de acuerdo con Vulldir. Apuntar sólo a las familias y a su bajo nivel cultural es una simplificación más. Es cierto que es un factor importante. Pero hay otros. Y algunos nos afectan a los docentes (que también somos administración). Por ejemplo: ¿qué competencia lectora van a tener alumnos que sólo leen libros de texto? ¿Proponemos tareas que requieran la consulta de fuentes? ¿Acordamos los profesores de distintas áreas cómo enseñamos entre todos a leer? ¿Sabemos hacerlo o nos limitamos a entregar textos acompañados de cuestionarios?
    Si los alumnos tuvieran las familias que a nosotros nos gustaría, todo sería más fácil. Pero nosotros no elegimos los contextos. Enseñamos y educamos en los contextos que tenemos. A mí también me gustaría ser preceptor de príncipe (o de princesa).

    ResponderEliminar
  8. Felipe, quizá hemos dado una visión sesgada del problema.
    Yo no descargo la culpa en las familias sino que pido su apoyo, como también exijo el apoyo de toda la sociedad.
    ¿De qué sirve que enseñemos a leer y a ser críticos si después dos horas de televisión desmontan todo lo aprendido?
    Actualmente, la educación es una lucha contracorriente y no todos soportamos bien esa presión. Los que menos los jóvenes. Es más fácil dejarse llevar por las aguas.

    ResponderEliminar
  9. Es curioso que algunos colegios de élite ofrezcan esa enseñanza de calidad a cambio de fuertes mensualidades. Tienen alumnos seleccionados socialmente, familias que actúan como apoyo, todos los medios de investigar... A la enseñanza pública le ha tocado la labor más difícil, con el alumnado en general menos predispuesto al esfuerzo y con más dificultades económicas y carencias culturales. Finlandia, que cita Fina, es un país en que la enseñanza privada es de un 2%, con una población de estilo nórdico muy cohesionada y poco o nada influida por el factor migratorio. Además, socialmente, se da un importante valor a la cultura. No son nuestras coordenadas en ningún caso. La enseñanza pública lucha ímprobamente contra la desigualdad social y contra la desidia cultural. ¿Quién estima hoy en día la cultura en nuestro país? Minorías. Nuestros alumnos son un fiel reflejo de las tendencias mayoritarias de nuestra sociedad mediterránea y con ínfulas de nuevo rico tras el despegue económico de las últimas décadas. El informe Pisa es demoledoramente cierto, pero como Lu sostiene también habría que aplicárselo a otros sectores o contextos sociales. Cada día que vamos al aula luchamos cada docente por mejorar esos parámetros, pero puedo asegurar que también estoy luchando, sin éxito, contra el triste papel asignado a la cultura en este país. Hay otras prioridades entre nuestros alumnos y sus familias.

    ResponderEliminar
  10. Joselu ,en Cuba, donde el porcentaje de escuelas públicas es manifiesta ,donde las dificultades económicas de las familias són más que evidentes y cuyas coordenadas no son precisamente las de un país nórdico sinó latino como el nuestro y más...los alumnos tienen gran interés por aprender,y eso se traduce en un nivel cultural elevado.El país fallará en otras cosas pero el sistema educativo funciona.
    Nuestras escuelas públicas no estan llenas solamente de hijos de familias económica y culturalmente bajas. ¿O es que en las escuelas públicas no caben,( por poner algunos ejemplos de los muchos que hay) los hijos de profesionales liberales, o de funcionarios de la Administración ,entre ellos también los hijos de profesores de educación primaria, secundaria, universitaria ,cuyo nivel económico no es ni mucho menos bajo y cuyo nivel cultural se le supone elevado al menos para que sus hijos no sean de los del mínimo esfuerzo?.
    Sinceramente, alguna cosa habran hecho mal en este país los que tienen la responsabilidad en materia de educación(dícese políticos, dícese profesores, o los dos a la vez).
    Y no creo que los intereses de nuestros alumnos y sus familias como dices tú, sean tan distintos de los que tienen en otros paises bastante mejor situados en el ránquing del informe PISA.
    Del escaso o nulo factor migratorio en Finlandia, su cohesión social y la importancia que le dan a la cultura, además de ser ciertos los tres puntos, tienen los tres una explicación histórica.
    Finladia ha sido un país que desde antaño ha sufrido invasiones de todo tipo.Primero fueron los rusos, luego los alemanes y por si les faltara poco los suecos también los invadieron.Ha sido un país que ha sufrido mucho y ha luchado por ser lo que ahora es y tener lo que ahora tiene.De ahí que necesitara protegerse de futuras invasiones, de ahí su cohesión social, su necesidad de depender solo de ellos mismos y de nadie más, de ahí su nulo o escaso factor migratorio que ayuda y mucho en el control de su población ,y por eso tiene ese enorme ejército un país como Finlandia de solo cinco millones y medio de habitantes aproximadamente,para protegerse.
    Ser un país pequeño y depender de uno mismo obliga a tener buenos profesionales para ser competitivo.
    El trabajo hecho por conseguir lo que tienen es mérito suyo , nadie se lo ha dado o regalado, y si ellos lo han podido hacer con una población similar en número a la de Catalunya me cuesta creer que aquí no se pueda conseguir lo mismo con el tiempo, aunque para ello antes fuera necesario controlar y planificar el fenómeno inmigración .

    ResponderEliminar
  11. Fina, en el ambiente en que yo imparto mis clases, si hay algún alumno con inquietudes y con fuertes ganas de aprender, ha de luchar contra una corriente contraria que se lo hace realmente difícil. De hecho muchas veces si existen estos muchachos, que son pocos, lo pasan francamente mal en su intento de superarse. En cuanto a los hijos de profesores de enseñanza primaria, secundaria y universitaria cabría hacer estudios sobre ello, pero mucho me temo que en buena parte llevan a sus hijos a la enseñanza privada. Hay colegios en el área de Barcelona que se nutren fundamentalmente de hijos de enseñantes. En el instituto donde yo imparto las clases dominan las clases humildes con mucho, a lo que se añade un cuarenta o cincuenta por ciento de inmigración latinoamericana y magrebí.
    Que Finlandia carezca de enseñanza privada hace que la totalidad de la materia gris del país esté presente en la escuela pública; ello, unido a la cohesión social del país, que tú has explicado certeramente, hace que Finlandia sea un ejemplo muy lejos de lo que nosotros podemos alcanzar en una sociedad fuertemente descohesionada como catalana, en este caso y en la española. Me reafirmo asimismo en el escaso papel que en este país se otorga a la cultura. Entre mis alumnos ésta cotiza casi a cero. Sus inquietudes son otras. Reproducen lo que ven y oyen en casa, y te aseguro que los libros son vistos con casi horror.
    La enseñanza cubana funciona sin duda debido a la fuerte disciplina que impera en las aulas. El sistema socialista en ese sentido es ejemplar. La disciplina en las aulas de secundaria en España es desoladora, y los profesores no nos sentimos apoyados por la administración, ni por los padres. También tienes ahí una clave del relativo fracaso obtenido en el informe Pisa. Recibe un cordial saludo. Todo lo dicho no implica que día a día no nos dejemos la piel (y la moral) a tiras para intentar enseñar a nuestros díscolos alumnos.

    ResponderEliminar
  12. genial que lo hayas puesto a pie de aula, y nunca mejor dicho. estos cabezas de ladrillo, ya sabemos que...

    ResponderEliminar
  13. Después de leer los comentarios, especialmente de algunos, me quedo más perplejo aún. Yo, docente de castellano, á veces me es muy difícil enseñar las diferencias ortográficas, los vicios lingüíticos compartidos, si no tengo detrás a una familia que me apoye, una familia que se preocupe por enseñar a escribir bien a sus hijo, complementando mi enseñanza, que le corrija los trabajos. Pero, claro, si ellos mismos no se preocupan de corregir sus propias faltas. Ya me entienden.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo11:40 a. m.

    Álex Chico,
    como docente de castellano que eres... ¿"á" lleva acento?

    ResponderEliminar
  15. ha sido un descuido, seguro.

    ResponderEliminar
  16. Efectivamente, lleva un acento abierto.

    ResponderEliminar
  17. Anónimo7:51 p. m.

    Álex, mientras sólo te sea difícil enseñar los vicios "lingüí ticos"..., pero cuidadín con los otros vicios...Ya me entienden.:-)

    ResponderEliminar
  18. Anónimo11:04 p. m.

    "sus", plural, "hijo" singular, no son faltas, son descuidos o una nueva fórmula inventada por álex que a veces le es muy difícil enseñar las diferencias ortográficas y los vicios lingüísticos compartidos.
    Pero ,claro ,si ni él mismo se preocupa de... corregir sus faltas.
    Ya me entienden.

    ResponderEliminar
  19. No quiero entrar en polémicas. Esa, al menos, no es mi intención. Todo aquello del "sus" o de las eses sin "s" son descuidos de un portátil con teclas demasiado sensibles y de la prisa por escribir. Distinto hubera sido acentuar mál y demás. A eso me refería. En Catalunya los alumnos tienen una virtud que exige una responsabilidad tremenda. Hablan dos lenguas, y por eso las confunden. Por eso, es habitual encontrarse una "i", en lugar de "y" en la conjunción copulativa. Sólo quería decir eso: que los padres deben estar muy encima también. Si no, poco podemos hacer los docentes. Yo paso tres horas a la semana con un alumno. ¿Qué es eso comparado con el tiempo que pasan a la semana con sus hijos?
    Perdona, Lu. Sinceramente.

    ResponderEliminar
  20. álex, por no querer polemizar...no te quedas corto....no sé si con tú comportamiento le estás haciendo un favor a Lu...

    ResponderEliminar
  21. Anónimo7:06 p. m.

    Distinto hubiera sido acentuar mál y demás...
    ¿Tú "á", con acento "cerrado", también es culpa de la sensibilidad del teclado de tú ordenador, o es una falta?
    ¿Tú ordenador tiene descuidos, o los tienes tú?
    La próxima vez reflexiona primero y escribe después.
    ¡Ah! y escribe más despacio y a mano (lápiz, bolígrafo, pluma)... que los ordenadores no tienen descuidos, aunque sean portátiles sensibles.
    Lo que no vale para los demás tampoco vale para tí.
    Y lo que vale para tí...también para los demás ... ¿no?.

    ResponderEliminar
  22. "mál", "tí" "tú ordenador"... Ay, ay... ¿nadie está libre de culpa o es un juego?

    Sea lo que sea, solicito que esta discusión concluya. No conduce a nada.

    Gracias

    Ah, y agradecería que los comentarios anónimos fueran firmados.

    ResponderEliminar
  23. Pido disculpas, nuevamente, a Lu. Su A pie de aula es lo suficientemente inteligente como para no perdernos por estos derroteros. Zanjo la cuestión, pues. Y vaya por delante que, aunque no comparto todo lo que se ha comentado en este improvisado foro, agradezco la opinión de aquellos anónimos con nombre que han dado su opinión desde el otro lado. Lo agradezco porque pocas veces nos tomamos la molestia de expresar nuestro parecer sobre este gran pacto que es la educación. Si A pies de aula es un sitio de encuentro, queda demostrado perfectamente. Creo que, al menos por mi parte, he aprendido a ver las cosas desde la frontera hermana de los padres. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Anónimo11:40 a. m.

    Siempre he encontrado más graves las faltas de respeto que las ortográficas.
    Gracias Lu por haberme brindado la oportunidad.
    Efectivamente era un anónimo con nombre.Pueden llamarme Isabel.
    Un saludo a todos los contertulios.
    Y no olviden pasar por el bloc de Fina, ahí uno aprende también a ver las cosas de otro color.
    Gracias nuevamente Lu.

    ResponderEliminar

Deja un comentario