23 de noviembre de 2007

¿Buen finde?

¿Buen finde? Imposible.

Motivo: En mi mesa, hacen cola 48 exámenes de literatura de 1º de bachillerato. A una media de 15 minutos por examen, me esperan entre 9 y 10 horas de corrección.
Acepto con resignación los buenos deseos del fin de semana, pero admito que de bueno va a tener bastante poco (salvo escaparme a leer otros blogs).

Cosas del querer... ser (blog)profesora.

9 comentarios:

  1. Mira el lado bueno: Evitas la desaceleración de la economía doméstica(vamos, que ahorras gasolina, restaurantes, tiendas, etc.); evitas asaltos a tu casa (¿hay algo más peligroso que una profesora armada con un boli rojo?); y estás al corriente de todas las tonterías que publiquemos los cuatro pirados que tampoco vamos muy lejos (esto tiene efectos psíquicos negativos, pero creo que se curan).

    ResponderEliminar
  2. ¿Y lo bien que se está en casita, calentito y leyendo? Si es que deberías pagar por la suerte que tienes. ^_^

    Venga, ánimo, que pronto todos estaremos igual que tú.

    ResponderEliminar
  3. Está claro que aquí quien no se conforma es porque no quiere...

    ResponderEliminar
  4. Ahorro, calorcito... Si es que sois optimistas natos.

    Ya he pasado el ecuador de las 5 horas, mañana seguiré con el resto.

    Por cierto, daniblues, me ha encantado tu (odioso) acerca de...

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo completamente: es la parte más odiosa de nuestro profesión. Suerte que como PRL (Profesor de Refuerzo Lingüístico)no hago casi exámenes, pero estoy todo el santo día maquinando qué actividad hacer, qué ejercicio poner o qué texto trabajar, vamos que tiempo tampoco me sobra. Como tengo pocos alumnos corrijo al momento y, ciertamente, se agradece no tener esas montañas de trabajos, exámenes o papeles. ¡Ánimo, que ya queda menos!

    ResponderEliminar
  6. Pues a ti aún te da tiempo a leer y escribir blogs ... no sé cómo lo haces.
    Para mí este principio de curso está siendo tan intenso que los blogs ... casi ni olerlos.

    ResponderEliminar
  7. Alucino con tu post. ¡48 alumnos de literatura de primero de bachillerato! Querrás decir de Lengua y literatura... porque ¿sabes cuántos alumnos tengo de literatura en 2º de bachillerato (lit. de modalidad): cuatro. La desaparición de la literatura es un hecho. Si tuvieras esos alumnos de literatura pura sería sorprendente y maravilloso, a pesar del número elevado.

    ResponderEliminar
  8. Joselu, en algunos centros no hay ninguno, y no sólo este curso sino desde que entró en vigencia el nuevo bachiller. Simplemente porque con la dichosa optatividad los centros pueden dirigir a los pocos interesados hacia otras opciones.

    No soy profesor de literatura -aunque si un enamorado de ella- y veo con pena como la literatura va desapareciendo del bachiller devorada por el imperio de lo pragmático y del esnobismo.
    Que alumnos de "letras" escojan Informática, economía, sociología, educación física... y no literatura española contemporánea me parece un sinsentido.

    Con todo mi respeto para las anteriores disciplinas.

    En fin.

    Os recomiendo:
    http://antesdelascenizas.blogspot.com/2007/11/dogmas-de-la-pedagoga-oficial-5.html

    creo que está relacionado con estos comentarios.

    Un saludo a Lu y enhorabuena por sus estupendo trabajos sobre literatura.

    ResponderEliminar
  9. Sí, Joselu. Tienes toda la razón del mundo. Actualmente, hay muy pocos alumnos que cursan la literatura de modalidad, porque son pocos los que eligen el bachillerato humanístico.
    Yo decía que tenía "48 exámenes de literatura", y claro, me refería a la materia común, al examen sobre "Nada" de Carmen Laforet.

    Yo he superado la prueba de la corrección; pero ellos, no.
    He detectado errores de estilo impensables en un 1º. El reto de estos chicos (y mío) es doble, por un lado deberán superar las deficiencias en la redacción de textos y por otro aprender a estudiar.
    Ha habido un desfase muy grande entre los temas tratados en las tertulias de clase y lo que han plasmado en la prueba. Les ha faltado profundizar en las respuestas y huir de tópicos y generalidades.

    ResponderEliminar

Deja un comentario