2 de junio de 2007

Un planeta educativo apócrifo



¿Un Avellaneda en la Red? Pues sí.

Descubro a través de los blogs de Lourdes, Isidro y Víctor que ha surgido otro planeta educativo (habrá que llamarlo el falso planeta) de manos de alguien que no desvela su identidad, pero que ha registrado el dominio planetaeducativo.net y se ha apropiado de los contenidos del superblog que desinteresadamente mantiene Luis Barriocanal. Además, quien ha osado cometer tamaña hazaña saca beneficio de la publicidad incrustada.
Ante gestos como éste, no queda más que atrincherarse y defender el original.

3 comentarios:

  1. Anónimo12:21 p. m.

    Estimado Lurdes,

    Acabo de decírselo a Francisco en Aulablog21: La red es de todos, de los honrados y de los sinvergüenzas.
    Planeta Educativo se defiende solo.
    Estamos todos con Luís, pero pensad con la cabeza y no con el corazón.
    Estáis haciendo una fenomenal campaña a favor del "otro" planeta.

    Un saludo muy cordial,

    Boris

    ResponderEliminar
  2. Estimada Lu:
    Pienso que no podemos aceptarle el adjetivo “educativo” a un sitio que está enseñando lo peor de internet: aprovechamiento de contenidos de otros para lucro personal, usurpación de dominios (aunque estén libres), falta de originalidad, argumentación propia de un sofista para justificar lo injustificable y todo ello en el anonimato.
    Valoro y admiro el trabajo de Luis Barriocanal y estoy cierto de que podrá engañarse una vez a algún buscador incauto, pero nadie volverá a un “Planeta Educativo” que no educa, que como dicen por ahí, nació muerto y que yo agrego, “apesta, hiede”.
    Un abrazo de ánimo a Luis y a quienes tenemos el gusto de participar en el verdadero Planeta, exijamos que nuestros artículos no sean nunca motivo de usurpación en este sitio de grotesca y vulgar piratería.

    ResponderEliminar
  3. Boris, quizá tengas razón, pero no veo otra forma de denunciar esta osadía tan impropia de quien se dice compañero.

    Me cuesta callar en estos casos.

    ResponderEliminar

Deja un comentario