10 de abril de 2007

Nos vemos en la palabra


Regreso cogida de la mano de esta frase Nos vemos en la palabra, que ha escrito Alex Chico en un comentario al post anterior. El mensaje resume lo que es en sí la blogosfera, un espacio vis(rt)ual en el que todo es posible gracias a la palabra.

A la vuelta, he comprobado -muchos compañeros ya lo han comentado-, cómo mi bloglines había engordado enormemente. Conviene tener paciencia para recorrer los feeds y no perder comba, y disponer de tiempo, paciencia e interés. A mí me falta lo primero, pero me sobra lo demás, así que me he puesto a navegar sin rumbo por un mar de post, a cual más interesante.

Pero fiel a mi devoción por las palabras y a tono con el epígrafe de esta entrada, voy a hablar de la inciativa que han lanzado la Escuela de Escritores de Madrid y Escola d'Escriptura del Ateneo de Barcelona. Bajo el lema Apadrina una palabra en vías de extinción, estas dos instituciones quieren celebrar el Día del Libro proponiéndote una labor de amor a la lengua: apadrinar palabras en vías de extinción o, para predicar con el ejemplo y rescatar del desuso el término exacto que las designa, palabras obsolescentes.

La propuesta ha levantado polémica. De ella se hace eco José María Romera en su blog, Dejen en paz a las palabras.

Polémica o no, dudo que esta iniciativa tenga los mismos resultados que la propuesta de la edición anterior, ¿Cuál es la palabra más bonita del español?, a partir de la cual elaboramos un recurso para nuestros alumnos.

Rescatar palabras caídas en el olvido no es tarea que se pueda encomendar a los jóvenes, si no es que se pide la colaboración de las familias. Y aun en este supuesto, dudo que prosperara.
No obstante, se acerca el día del Libro y hay que cerrar filas en torno a esta fecha, por lo que se me han ocurrido dos actividades, además de las que ya están en marcha y de las que daré cuenta en su momento:

1. Se trata de rescatar palabras (cáidas en el olvido o no) e introducirlas en un buzón, que se abriría el día 23 de abril. Con todas ellas, se puede improvisar un collage.

2. REGALA PALABRAS. Esta sería una adaptación del ya conocido "regala abrazos".

Para contextualizarlas, nos será de mucha utilidad leer las palabras que ya han sido rescatadas por los padrinos y madrinas de honor.


(No sé si "bambalina" está en la lista, por si acaso, me la pido para mí. Es de mis preferidas.)


3 comentarios:

  1. Gracias por rescatar la frase y por la propuesta. Como decía Blas de Otero, "nos queda la palabra". Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:22 p. m.

    Este lema de Otero es universal.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Álex, me haces sentir acompañada.

    ResponderEliminar

Deja un comentario